Señales que indican que debes hacerte un Examen de ETS

Examen de ETS señales

Las ETS, son para muchos uno de los miedos más grandes. A través de los años se han realizado campañas para su prevención, sin embargo, cada vez más personas se contagian de alguna. Es normal que el tema te produzca algo de paranoia. Sin embargo ¿Sabes cuáles son las señales que indican que debes hacerte un examen de ETS? Si tu respuesta es no, entonces aquí te las presentamos.

¿Qué son las ETS?

ETS son las siglas de Enfermedades de Transmisión Sexual, y como su nombre lo sugiere se trata de afecciones que se transmiten a través del sexo (bien sea vaginal, anal u oral). Una vez que comienzas tu vida sexual, no estás exento a contagiarte de alguna de estas enfermedades, especialmente si tienes varias parejas sexuales a lo largo de los años.

Es por ello que al empezar una nueva relación, es recomendable realizar pruebas de detección que permitan determinar si tú o tu pareja se han contagiado con una enfermedad de transmisión sexual. De esta misma manera, hay algunas señales que indican que debes hacerte un examen de ETS y que no deberías pasar por alto.

¿Cuáles son las señales que indican que debes hacerte un examen de ETS?

Hay ciertas señales que podrían encender las alarmas y que te deben servir como advertencia para ir cuanto antes a hacerte pruebas de detección, algunas de estas señales pueden ser:

Considera hacerte una prueba de detección si has tenido relaciones de riesgo

Si has tenido relaciones de riesgo con personas que podrían tener alguna ETS o si has tenido sexo sin protección, sería buena idea considerar hacerte una prueba de detección. Igualmente, si tienes varias parejas sexuales, es necesario que además de protegerte, te hagas pruebas de detección de manera regular.

Aparición de ampollas o verrugas

Si notas la aparición de ampollas o verrugas en la zona genital luego de haber tenido relaciones sexuales, a menudo eso es una clara señal de que debes hacerte una prueba de ETS. Enfermedades como la sífilis, el VPH y los cancroides pueden producir la aparición de ampollas dolorosas o verrugas en el área genital, dentro de la boca o en el ano.

Secreciones

La expulsión de fluidos extraños desde la zona genital suele ser uno de los síntomas de enfermedades como la clamidia y la gonorrea. Si eres hombre, debes saber que no son normales las secreciones de fluidos a través del pene (que no sean líquido preseminal o semen). Si eres mujer, presta especial atención a la expulsión de fluidos si estos presentan un mal olor o una coloración verdosa o amarillenta.

Dolores

Algunas enfermedades de transmisión sexual pueden producir dolor en el área genital, o en la parte baja del abdomen. Enfermedades como la gonorrea no tratada en mujeres puede derivar en una afección llamada enfermedad inflamatoria pélvica, la cual puede producir incomodidad o dolor al momento de tener relaciones sexuales. (Vea También: Endometriosis: Síntomas y tratamientos)

Picor

Suele ser uno de los síntomas más ignorados, algunas personas no le dan mayor importancia porque asumen que puede ser resultado de candidiasis. Sin embargo, si has tenido relaciones de riesgo el picor puede deberse a una afección denominada tricomoniasis. Igualmente, también es posible que el picor esté siendo producido por sarna o ladillas.

¿Qué tipos de prueba de detección puedes hacerte?

Existen varias pruebas de laboratorio que puedes hacerte y que pueden ayudarte a saber si padeces de alguna ETS:

  • Análisis de sangre: Puede que sean de los más comunes, por lo general los análisis de sangre se realizan para detectar las últimas etapas de la sífilis y también para detectar el VIH.
  • Muestra de fluidos: Si tienes llagas, ampollas u otras en la zona genital de las cuales emane fluido es posible que tu médico tome una muestra del líquido para analizarlo y determinar cuál es su causa.
  • Muestras de orina: Una gran parte de las enfermedades de transmisión sexual pueden ser detectadas a través de exámenes de orina.

Si has tenido relaciones sexuales de riesgo es importante que te realices alguna de estas pruebas. Igualmente, si notas la aparición de síntomas que consideres sospechosos, no dudes en consultarlo con un especialista. Algunos exámenes, como la prueba para detectar el VIH se recomiendan para personas desde los 13 hasta los 64 años de edad.

Prevenir es la clave

El secreto del disfrute recae en tener encuentros sexuales responsables. La salud es invaluable por lo que preservarla puede ayudarte a vivir una experiencia mucho más satisfactoria. Si piensas que podrías haberte contagiado, asegúrate de hacerte las pruebas pertinentes y de visitar a tu médico de confianza cuanto antes.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!