Gérmenes: Qué Son, Tipos de Gérmenes y Cómo se Contagian

Gérmenes

Los gérmenes son unos microorganismos capaces de afectar la salud del ser humano; debido a su tamaño tan pequeño (que solo se pueden ver por microscopio) es muy fácil que ingresen por diferentes vías al cuerpo y se instalen allí.

Los gérmenes son capaces de consumir la energía de nuestro cuerpo, así como los nutrientes, a la vez, que producen unas toxinas que el cuerpo entiende como veneno y provoca síntomas como erupción en la piel, fiebre, vómito, diarrea, tos y congestión nasal.

Buenos hábitos de higiene y prevención son recomendados para prevenir la infección en nuestro cuerpo por gérmenes. Por ejemplo, el lavado de las manos frecuentes, después de coger superficies contaminadas como manijas, dinero; después de estornudar o toser si te tapaste con las manos, antes de comer o antes de cocinar, después de ir al baño, etc.

Reforzar el sistema inmune con una buena alimentación es una recomendación para evitar la enfermedad por cualquier tipo de gérmenes; así como completar el esquema de vacunación que ayuda a preparar al organismo para posibles contagios. (Ver También: Virus: Qué Son y Cómo Afectan al Cuerpo)

Tipos de Gérmenes

Bacterias

Las bacterias son organismos unicelulares que necesitan de un entorno para alimentarse y sobrevivir, lo pueden hacer tanto dentro como fuera del cuerpo.

Este tipo de germen son los causantes de infecciones en el organismo y puede afectar diferentes órganos. Una bacteria muy frecuente en los alimentos es la salmonella que causa intoxicaciones; pero también hay bacterias que provocan dolor de garganta, infecciones de oído e infecciones en los pulmones como la neumonía.

Es importante aclarar que también existen bacterias “buenas” y son indispensables en nuestro cuerpo, por ejemplo, las bacterias como los probióticos que favorecen la salud intestinal.

Virus

Los virus son gérmenes que atacan las células porque es su medio para vivir, de esta manera, cuando invaden una célula, atacan el resto y de esta manera comienzan a enfermar a las personas.

Uno de los virus más frecuentes es el rinovirus, causante del resfriado común; y enfermedades como las paperas y la varicela son a causa de un virus.

Hongos

Los hongos se caracterizan por ser organismos multicelulares que proliferan en ambientes tibios y húmedos. Existen hongos “buenos” y hongos “malos”, hay hongos que se pueden comer como los champiñones y setas; pero también hay hongos que provocan infecciones en el cuerpo afectando la salud de la persona.

Cerca de la mitad de los hongos que existen en el mundo son dañinos y algunos de ellos se reproducen por esporas que se encuentran en el aire; por eso es que las infecciones por hongos comienzan por la piel o los pulmones. El pie de atleta es una condición frecuente provocada por un hongo llamado trichophyton. (Ver También: Sistema Inmunológico del Cuerpo Humano)

Parásitos

Los parásitos son organismos unicelulares, condiciones como la humedad favorecen tanto su supervivencia como proliferación. Normalmente se contagia a través del agua y son los organismos responsables de causar infecciones intestinales.

Existen tres tipos de parásitos que afectan la salud del ser humano: los protozoos y helmintos que afectan principalmente al intestino; y los ectoparásitos que se adhieren a la piel como los ácaros y piojos.

La diarrea es una consecuencia provocada por los parásitos como la giardia intestinalis. Otros síntomas comunes de una infección por parásitos en el intestino son náuseas, vómito y dolor abdominal.

¿Cómo Ingresan los Gérmenes al Cuerpo?

Los diferentes tipos de gérmenes pueden ingresar a nuestro cuerpo por varias vías, de acuerdo con su naturaleza.

Se pueden inhalar y de esta manera ingresan a través de la nariz y la boca y se alojan en los pulmones. También pueden ingresar por la boca cuando comemos alimentos contaminados por algún tipo de germen.

Otros pueden estar ingresar por medio de la piel cuando tenemos una herida abierta que no se trate de la manera adecuada. Adicionalmente, otros se encuentran presentes en los fluidos corporales como la saliva, las secreciones nasales o la sangre, y pueden pasar a otro cuerpo por el contacto con dicho fluido.

Por ejemplo, cuando una persona con gripa estornuda o tose, esos gérmenes van en la saliva o mocos y las personas a su alrededor fácilmente se pueden contagiar porque entran en contacto con esos fluidos.

Finalmente, otra forma en la que los gérmenes entran al cuerpo es a través de mordeduras de animales como insectos, que ingresan al torrente sanguíneo.

Más Temas de Biología y Ciencias Naturales AQUÍ

Autor: Simón Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!