Diabetes Felina

La diabetes es una enfermedad en donde las células del sistema inmunitario atacan las células encargadas de la producción de insulina o provoca una resistencia a la insulina lo que hace que el cuerpo no pueda conseguir la glucosa que necesita

Causas de la Diabetes Felina

Existen 5 causas por las que un gato puede llegar a ser diabético:

1. Obesidad: es el factor de riesgo número uno para padecer diabetes.
2. Pancreatitis: el desarrollo de esta enfermedad produce una disminución en las células que producen la insulina.
3. Síndrome de Cushing: este síndrome causa niveles elevados de azúcar, lo que conduce a una diabetes.
4. Resistencia a la insulina: esto puede deberse por predisposición genética.
5. Medicamentos: algunos medicamentos como esteroides, pueden desarrollar un papel importante en la presencia de la diabetes

Ten presente también, que los gatos machos castrados, con más de 10 años de edad y 7 kilos de peso tienen el doble de riesgo de sufrir diabetes.

Síntomas de la Diabetes Felina

  • Pérdida de peso
  • Aumento de sed y apetito
  • Aumento de la micción
  • Vómitos
  • Debilidad en las patas traseras
  • Mal aliento
  • Pelaje seco, opaco y con caspa
  • Agrandamiento del hígado

El diagnóstico debe realizarlo un veterinario ya que estos síntomas pueden ser de otras enfermedades, por eso el diagnóstico debe realizarse con base en una muestra de sangre u orina.

Consecuencias de la Diabetes en Gatos

La diabetes es una enfermedad silenciosa que si no se detecta a tiempo puede causar serios problemas de salud en los gatos como:

Neuropatía: debilidad en las piernas causada por daño en el nervio.
Retinopatía diabética: causa problemas en la vista hasta ceguera total.
Daño renal: debido al exceso de sed que presenta el gato, se comienza a recargar la función de los riñones.

Tratamiento de la Diabetes Felina

El objetivo del tratamiento es mantener bajo los niveles de glucosa, cuando se trata de Diabetes Tipo 1 se requieren inyecciones diarias de insulina, para el caso de Diabetes Tipo 2 aunque en ocasiones también se necesita insulina, en los casos leves se puede controlar con la dieta bajando los aportes de carbohidratos buscando bajar de peso.

Recuerda que el tratamiento siempre lo debe determinar el veterinario.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!