Kéfir: Beneficios y Propiedades

Kéfir: Beneficios y Propiedades

Si quieres brindarle a tu organismo probióticos que te ayuden a mejorar tu tránsito intestinal y equilibren la flora intestinal, el Kéfir es la mejor opción.

El Kéfir es una bebida fermentada muy parecida al yogur y que aparte de ser recomendada para tratar diferentes problemas digestivos, también se emplea para combatir infecciones bacterianas y mejorar la salud de los huesos, ¡todo de manera natural!

Consiga los Probióticos Lacticus BB12 AQUÍ

 

Beneficios del Kéfir

1. Es el mejor alimento con probióticos, por lo que resulta muy útil y efectivo para tratar problemas digestivos como la diarrea, el estreñimiento, el colon irritable, la gastritis, etc, pues los microorganismos vivos presentes que lo componen, ayudan a equilibrar las bacterias intestinales.

2. También es eficaz para proteger a nuestro organismo de bacterias como Lactobacillus, H. Pylori, Salmonella y E. coli debido a su alto contenido de probióticos.

3. Posee encimas que ayudan a la descomposición de lactosa en el organismo, la intolerancia se produce precisamente por la ausencia de estas encimas. Además, bacterias presentes en él, convierten la lactosa en ácido láctico.

4. Estudios han demostrado que puede ayudar al cuerpo a detener el crecimiento de células cancerígenas o de tumores. Este estudio señala que el extracto de kéfir redujo hasta 56% de las células cancerígenas de la mama.

5. También ha sido eficaz en su uso para combatir los molestos síntomas de alergias y asma, pues ayuda a que le cuerpo no reaccione de manera exagerada ante esas sustancias que lo alteran.

6. Excelente fuente de calcio por lo que resulta muy útil para combatir la osteoporosis y como es un alimento natural y no un suplemento o medicamento, su consumo no afecta la microbiota intestinal, sino que al contrario la mantiene equilibrada.

Valor Nutricional del Kéfir

Contiene calcio, fósforo, vitamina B12, B2 y D, proteína, magnesio e hidratos de carbono.

¿Cómo se Elabora el Kéfir?

Son granos de color blanco y se forman en cultivos de bacterias lácticas y levadura, al añadir leche a estos granos, los microorganismos presenten actúan como fermentador de la bebida, así se obtiene el Kéfir.

En su preparación se puede reemplazar la leche por agua o agua de coco, especialmente en casos de que la persona sea intolerante a la lactosa.

Más Temas de Nutrición AQUÍ

2 COMENTARIOS

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!