Síndrome de Intestino Irritable, Guía de Salud

¿Qué es colon irritable?

Se lo conoce también como Síndrome de intestino irritable. Se caracteriza por la presentación de dolor abdominal y cambios en el hábito intestinal en forma crónica, repetida e intermitente, síntomas que pueden estar acompañados de distensión abdominal sin tener una causa infecciosa u otro tipo de alteraciones intestinales.

A través de los años esta patología ha recibido diferentes denominaciones como colitis nerviosa, colitis espástica  o colon espástico, sin embargo, se plantea que estos términos no reflejan la realidad del síndrome. Es importante hacer énfasis en que tampoco se trata Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII).

¿Es muy frecuente? 

Se puede decir que 1 de cada 6 personas en los Estados Unidos tiene síntomas relacionados con este síndrome, por lo que se considera que es el problema intestinal más común que ocasiona que los pacientes sean remitidos a un especialista de vías digestivas (gastroenterólogo) en ese país. En Chile, 26 personas de cada 100 presentan síndrome de colon irritable.

Este síndrome puede ocurrir a cualquier edad, pero en general comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta, volviendo a ser frecuente en adultos mayores. Es dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

¿Cuáles son las causas?

Este trastorno funcional ha causado gran controversia entre el cuerpo médico, tanto así que algunos médicos no lo reconocen como tal y continúan relacionando  esta dolencia solo con problemas mentales y situaciones de estrés, hipocondría y otras alteraciones psiquiátricas.

Hasta el momento, no se saben a ciencia cierta ni las causas ni el mecanismo por el cual los pacientes presentan estos síntomas y de una forma tan específica; sin embargo, se ha demostrado la existencia de alteraciones en la motilidad y en los nervios del intestino más la influencia de múltiples factores: psicológicos (ansiedad, estrés), alimentarios (intolerancia), hormonales, inflamatorios y genéticos.

¿Qué se siente?

dolor-colonLa percepción delos síntomas varía de una persona a otra. La mayoría de las personas suele tener síntomas leves, y pueden consistir en: dolor abdominal, exceso de gases, sensación de llenura, distensión y cambios en el hábito intestinal, síntomas que pueden disminuir o desaparecer después de una deposición, pero pueden empeorar si cambia (disminuye) la frecuencia de sus deposiciones.

  • En general el dolor abdominal suele ser difuso o localizarse en la parte inferior del abdomen, puede ser tipo cólico, opresivo o en forma de punzadas, de leve o moderada intensidad, durar entre una y dos horas y presentarse mientras está despierto. Puede estar relacionado con la ingesta de algún alimento específico.
  • Las personas con síndrome de colon o intestino irritable pueden sentir inapetencia, tener estreñimiento (dificultad para hacer deposición o disminuir la frecuencia de estas) o diarrea (deposiciones líquidas y frecuentes), o tener periodos en que se alternan los dos. Las personas con diarrea pueden experimentar urgencia de defecar algunas veces difícil de controlar; mientras que quienes sufren de estreñimiento pueden tener además cólicos, necesidad de hacer fuerza al defecar, y eliminar nada o muy poca materia fecal. Puede haber moco en las deposiciones.

En algunos casos, los síntomas están presentes la mayor parte del tiempo; sin embargo, estos síntomas pueden empeorar durante algunas semanas y disminuir por algún tiempo. Se dice que una persona tiene este síndrome cuando los síntomas han estado presentes por al menos 3 días al mes durante un período de 3 meses o más.

¿Cómo se diagnostica?

Suele llegarse al diagnóstico de Síndrome de colon irritable por descarte o exclusión, y se basa en la realización de una historia clínica cuidadosa y una evaluación clínica completa pensando en que puede estar frente a un caso de este síndrome. El médico prescribirá estudios complementarios para descartar otras patologías.

¿Cómo se trata?

Aunque la percepción y expectativa que cada persona tiene de su enfermedad es diferente, es común observar que una vez descartada enfermedad maligna, úlceras o presencia de pólipos, a pocos pacientes les interesa conocer la causa orgánica o funcional de su dolencia intestinal, la mayoría busca que le quiten o que al menos se mejoren los síntomas. Este tipo de trastorno funcional, con dolor y distensión abdominal como protagonistas principales, interfiere en la calidad de vida, en las relaciones interpersonales, y al final termina disminuyendo la productividad (incapacidad para trabajar plenamente) y afectando la economía de los países.

El tratamiento de este síndrome está orientado a disminuir los síntomas para lo cual se han usado relajantes musculares como el Bromuro de Otilonio que ha demostrado ser eficaz y dar buenos resultados especialmente en el control del dolor abdominal, la flatulencia y la frecuencia de las deposiciones.

Se recomienda también adoptar cambios en el estilo de vida, establecer un plan progresivo y regular de ejercicios físicos, caminar, bailar, dormir y descansar en forma adecuada, optar por una actitud positiva y alimentación saludable, lo cual puede incluir:

  • Evitar comer porciones grandes de alimentos.
  • Evitar bebidas oscuras, té, café y alimentos que estimulen el intestino (las personas toleran mejor ciertos alimentos).
  • Probar la tolerancia a alimentos ricos en fibra puesto que pueden empeorar la distensión abdominal.
  • Evitar la auto formulación y consultar a su médico tempranamente.
  • Determinar con el médico las causas del dolor y seguir las indicaciones, en especial en lo relacionado con la dosis y periodicidad de los medicamentos.

En conclusión, adoptar una actitud positiva frente a la vida ayudará a mejorar la percepción delos síntomas del síndrome de colon irritable, a controlar algunos factores desencadenantes. Recordar que todo dolor es tratable y que tenemos derecho a una vida plena, con calidad y sin dolor.

Bibliografía

• Abuauad A MC. Efectividad del bromuro de otilonio en el síndrome de intestino irritable en población chilena. Rev. Obstet. Ginecol. 2013; 8(3): 137-42.
• Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Síndrome del intestino irritable. Disponible en: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000246.htm Consultado el 25 de abril de 2016.
• Chey WD. Irritable bowel síndrome. Gastroenterology Clinics 2011;40(1):1-264.
• Colon irritable. Disponible en: http://www.dmedicina.com/enfermedades/digestivas/colon-irritable.html Consultado el 25 de abril de 2016.
• Mearin F, Montoro MA. Síndrome de intestino irritable. Disponible en: http://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/36_Sindrome_de_intestino_irritable.pdfConsultado el 25 de abril de 2016.