Glutamina, Nutriente Indispensable en Oncología

Nutricion

La Inmunonutrición se refiere a la adición de nutrientes específicos a los regímenes de nutrición oral, enteral o parenteral, en concentraciones mayores que las normales, para lograr un efecto farmacológico que regule la función inmunitaria. Modula la respuesta inmunológica mediante la administración de ciertos nutrientes o farmaconutrientes llamadas Dietas órgano-específicas.

La Inmunonutrición va más allá de mejorar el estado nutricional del paciente, por lo que tiene 3 pilares fundamentales:

1.- En la defensa celular.
2.- Como función de barrera de la mucosa intestinal.
3.- En la inflamación tanto local como sistémica.

Inmunonutricion

“Cuando se habla de inmunonutrición es impor­tante tener en cuenta las bases que dictan la función del sistema inmunitario por un lado, y por otro la situación nutricional del paciente con Cáncer. El sistema inmunitario protege al organismo del ataque de agentes patógenos, es nuestro “órga­no” o sistema de defensa. Además, el sistema inmunitario también actúa para asegurar la tole­rancia de lo propio, de la ingesta de alimentos y otros componentes ambientales, así como de las bacterias inherentes al organismo que com­ponen la microbiota o flora intestinal. Sin embar­go, si se produce un fallo en las vías de toleran­cia puede originarse un proceso inflamatorio”; asegura la nutricionista clínica, Sandra Cristina Rangel.

 ¿Cómo Direccionar al Paciente Oncológico en Cuanto a la Terapia Nutricional?

Estudios clínicos demuestran la evidencia de iniciar una terapia nutricional con nutrientes inmunomoduladores (también conocidos como farmaconutrientes), ya que modulan la respuesta inmunológica. Uno de los nutrientes inmunomoduladores más estudiados es la glutamina.

La glutamina es el aminoácido más abundante en el organismo. Es un aminoácido condicionalmente esencial, llamado condicionalmente esencial porque en circunstancias especiales: enfermedad crítica o patológica como en el Cáncer, la producción es insuficiente y se convierten en esenciales; las demandas de este aminoácido aumentan por lo que su suplementación es de importancia para mantener la integridad y funcionalidad del intestino para reparar la mucosa intestinal, restablecer la microbiota intestinal y regenerar la salud intestinal.

La Glutamina es el combustible biológico para las células intestinales (llamadas enterocitos) y sistema inmune; en el intestino delgado, la glutamina es particularmente importante ya que es la fuente preferida por estos esterocitos y la gran masa de células inmunes del tejido linfoide asociado al intestino por sus siglas en inglés (GALT).  La Glutamina aporta parte importante de la energía intestinal, considerado el mejor combustible celular incluyendo enterocitos, reticulocitos, linfoblastos y fibroblastos.

En situaciones clínicas como trauma, sepsis y Cáncer, sus concentraciones tisulares disminuyen, lo cual trae consigo consecuencias fatales para el organismo, como son el desequilibrio de la síntesis proteica y el rompimiento de función de barrera del tracto gastrointestinal.

“Células Intestinales, También Llamadas Enterocitos”

Fisiológicamente, las necesidades metabólicas están cubiertas predominantemente por síntesis endógena y posterior liberación de músculo esquelético y, a un efecto de menor importancia, desde el pulmón.  En adultos sanos, la ingesta nutritiva juega un papel menor.

Recientemente, se ha demostrado en diversas líneas de investigación que las células de origen tumoral y no tumoral, el crecimiento celular es una función de la disponibilidad de la glutamina. Al movilizar y aumentar la glutamina en circulación, las células tumorales inducen un flujo neto de glutamina del tumor anfitrión.

En pacientes con cáncer progresivo, la glutamina liberada del músculo esquelético al torrente sanguíneo aumenta aún más, resultante en una disminución considerable de las concentraciones de glutamina intramuscular. La privación de glutamina resultante al anfitrión conduce a efectos adversos en el estado inmune del paciente oncológico, integridad de la mucosa gastrointestinal, y la proteína de acogida y metabolismo de la energía.

Se ha sugerido que la interrupción del flujo interórgano – glutamina es debido al crecimiento progresivo del tumor, que puede contribuir esencialmente a la aparición de alteraciones metabólicas debido a la falta de glutamina disponible en el paciente oncológico como la caquexia que es un síndrome complejo que se caracteriza por pérdida de peso, anorexia y astenia, con alteraciones metabólicas que incluyen resistencia a la insulina, hiperlipidemia, pérdida de tejido adiposo, pérdida de masa muscular y reduce la función de la barrera intestinal.

Los factores más importantes a tener en cuenta son los efectos colaterales de la quimioterapia y radioterapia, la propia anorexia, la mucositis, la disfagia, las náuseas, vómitos, la diarrea, la enteritis, las ulceraciones, la necrosis, la xerostomia y la insuficiencia hepática.

En cuanto a la alteración del metabolismo de las proteínas, hay un incremento del recambio de proteínas, debido a:

  • Aumento de la Síntesis Hepática de Proteínas
  • Aumento de la Degradación de Proteínas del Músculo
  • Alteración de la Síntesis de Proteínas
Metabolismo de la Glutamina en la Salud y el Cáncer

GlutaminaCancer

El consumo de glutamina se produce en gran medida en el intestino y riñón. Los órganos del tracto gastrointestinal drenados por la vena porta, sobre todo el intestino delgado, son grandes consumidores de Glutamina Plasmática. Los enterocitos oxidan más de la mitad del carbono de glutamina al CO2, lo que representa para un tercio de la respiración de estas células en ayunas. El riñón consume cantidades netas de glutamina para mantener el equilibrio ácido-base. Durante acidosis, los riñones sustancialmente aumentan su captación de glutamina para la producción amoniaco, que se excreta junto con ácidos orgánicos y mantener el pH fisiológico. La glutamina es también un importante sustrato metabólico en linfocitos y macrófagos.

En resumen, la Glutamina por su rol de protección y restauración del tracto gastrointestinal, ayuda a una mejor interacción entre los nutrimentos y el sistema inmunitario  en los pacientes que reciben terapias como quimioterapia y/o radioterapia.  A pesar que aún, no hay consenso en la administración rutinaria de Glutamina en Cáncer, la evidencia  clínica ha demostrado por algunos autores que la indicación de la suplementación con Glutamina puede detener el crecimiento del tumor por su acción inmunomoduladora, así como disminuir en los pacientes con neoplasias avanzadas, profilaxis en la mucositis, diarrea y controlar la pérdida de peso.

Autor: Sandra Cristina Rangel, nutricionista clínica.

5 COMENTARIOS

    • Buenas tardes Estela, gracias por escribirnos.
      Glutapak 10® es el producto recomendado para personas con neoplasias e inmunosuprimidos, contienen 10 gramos de L-Glutamina y 5 gramos de Maltodextrina que es un carbohidrato de absorción lenta por lo cual también es apto para paciente diabético.
      Te recomendamos siempre consultar con tu médico tratante.
      Cordial saludo.

  1. Buenos días una consulta tomo glutamina en mi tratamiento de quimioterapia y me produce alsa de presión y taquicardia he investigado y no encuentro ninguna relación me podrían ayudar con esta consulta gracias de ante mano

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!