Ayuno Intermitente: Beneficios y Riesgos

Ayuno Intermitente

Últimamente se ha estado hablando mucho del ayuno intermitente y de sus beneficios y riesgos. Esa es una estrategia nutricional que promete mejorar tu organismo y ayudarte a bajar de peso y estar saludable solo con el hábito de no comer por un determinado tiempo; y es que mientras más duradero sea el ayuno, más grandes podrán ser los resultados.

Si te interesa conocer más a fondo sobre este tema, entonces continúa leyendo el siguiente artículo.

¿En qué consiste el ayuno intermitente?

La premisa es fácil, consiste en ayunar, es decir, dejar de comer por un determinado tiempo en el día, en ese lapso de tiempo solo podrás consumir agua. Hay casos, en donde se practica hasta por dos días seguidos, ya que los defensores de este método establecen que otorgan mayores beneficios, y acostumbra al cuerpo a un patrón de comida más saludable que al de las 3 comidas diarias.

El enfoque científico en el que se basa esta práctica, se sustenta en que al ingerir alimentos, el cuerpo lo absorbe y convierte en energía; al pasar algunas horas de haberse digerido la comida, el cuerpo comienza a tomar la energía que se acumula en el hígado.

Por otra parte, se sabe además que ya para las 12 horas sin comer los niveles de insulina se habrán reducido. Así que favorece con la prevención de enfermedades como la diabetes, convirtiendo las calorías en glucógeno y finalmente utilizando las reservas de grasa del cuerpo.

¿Cuántos tipos de ayuno intermitente existen?

Existen muchas formas de llevar a cabo el ayuno intermitente, pero por lo general se conocen tres periodos de tiempo estándar para practicarlo, estos son los siguientes:

  • Ayuno de 12 a 18 horas diarias: Esta es la forma más recomendada para aquellos que empiezan a practicar el ayuno intermitente. Consiste en un periodo de tiempo de al menos 16 horas sin comer y 8 para comer; esto acostumbra al cuerpo para comenzar a practicar un ayuno más prolongado.
  • Ayuno por días: Consiste en aplicar un ayuno de hasta 24 horas o más con el fin de obtener todos los beneficios de la absorción de los nutrientes del propio cuerpo mediante la autofagia.
  • Método 5:2: Se refiere al consumo de una porción de alimento de moderada consistencia por dos días y el resto de la semana volver a la rutina clásica de las tres comidas diarias.

¿Cuáles son los beneficios?

Muchos profesionales de la salud, especialmente en el área de la nutrición, han estado promoviendo el ayuno intermitente por sus numerosos beneficios, siempre acompañado y guiado por un nutricionista.

El primero de estos es la autofagia, el cual es el punto en donde el cuerpo desecha y regenera nuevas células, proceso que suele ocurrir a partir de las 18 horas de un ayuno. De igual forma, al consumir las reservas de colesterol y azúcar, se previenen enfermedades cardiovasculares y la diabetes. (Lea También: Dieta Cetogénica, todo lo que debes saber antes de probarla)

De esta misma manera, el ayuno intermitente ayuda con el autocontrol y a mejorar la sensación de hambre durante el día.

De esta forma, se podrá realizar por períodos más prolongados y favorecer la renovación de nuevas células, dando como resultado por supuesto a una reducción de peso considerable y en poco tiempo; lo cual no es el enfoque principal de este método, pero sí que contribuye a hacerlo y poder ver los mejores resultados en el aspecto físico. 

Riesgos del ayuno intermitente

El ayuno intermitente, a pesar de tener múltiples beneficios también tiene algunas obvias repercusiones en el organismo. Al utilizar y consumir las reservas de energía durante el día sin reponerlas, puedes llegar a presentar mareos y dolores de cabeza. Así como agotamiento físico y dificultad para concentrarte.

Estas son cosas que debes tener en cuenta al aplicar este método; ya que al dejar de comer por tanto tiempo sin estar acostumbrado, el cuerpo puede reaccionar de forma adversa.

También hay que tomar en cuenta la salud psicológica, que puede llegar a verse afectada debido a este cambio en la alimentación, puedes llegar a sufrir ataques de ansiedad e irritación seguidos; debido a la falta de comida en tu organismo.

Por este motivo, el ayuno intermitente es recomendable para adultos con buena salud física y mental que puedan ser capaces de mantenerse firmes durante el día y percibir todos los beneficios sin verse perjudicados por los efectos secundarios.

El ayuno intermitente es un excelente aliado si se aplica correctamente

Muchas investigaciones en torno al ayuno intermitente han arrojado excelentes resultados en personas con obesidad, en los que se pudo apreciar una reducción de hasta 3% del peso corporal.

Haciendo ver que aplicándolo con ayuda de un nutricionista y siguiendo los pasos correctamente, se pueden a llegar a ver todos los beneficios que tiene para ofrecer; sin necesidad de hacer dietas costosas, podrás observar una mejora instantánea en tu alimentación y estado de ánimo.

Sin embargo, es recomendable que antes de hacerlo consultes con un especialista, lo ideal no es poner en riesgo tu salud.

Más Temas de Nutrición AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!