Dieta Cetogénica, todo lo que debes saber antes de probarla

Dieta Cetogénica beneficios

Autor: Guadalupe Belen Galera Hernández

En los últimos años, cada vez más personas buscan la pérdida de peso, una de las dietas con mayor preferencia para este objetivo es la dieta cetogénica. Diversos estudios científicos han llegado a la conclusión de que una dieta baja en carbohidratos, pero alta en grasas puede ser más eficaz para perder peso a corto plazo que una dieta baja en grasas.

Un programa de dieta cetogénica clásico consiste en un 80% de grasas, un 15% de proteínas y solo un 5% de carbohidratos. Es decir, alguien que consuma 1.500 calorías al día, solo comerá 19 gramos de carbohidratos. La dieta se basa en la idea de que cuando uno quema calorías de los carbohidratos, el cuerpo comenzará a quemar grasa para obtener energía, entrando en un estado llamado cetosis. Pero ¿hasta qué punto es eficaz y segura esta dieta para la pérdida de peso y la salud en general?

Antes de responder la pregunta, debes saber que es recomendable que consultes a un especialista, sobre todo si padeces una enfermedad cardíaca, una diabetes mellitus de tipo 1 o 2, en ningún caso se puede seguir sin supervisión médica.

¿Qué debes saber de la dieta cetogénica?

Según los resultados de varios estudios en adultos con obesidad, la dieta cetogénica puede contribuir a la pérdida de peso, a la reducción del colesterol malo y de la glucosa, además del aumento del colesterol bueno. Sin embargo, otros estudios, han mostrado que los participantes no perdían más peso que los que seguían una dieta no cetogénica. Adicionalmente notaron que se encontraban de mal humor y propensos a desarrollar otras enfermedades como: cáncer, enfermedades renales, en mujeres diabetes gestacional y problemas en el tubo neural de su hijo, Alzheimer, enfermedades hepáticas y disminución de la densidad mineral ósea.

Otras características de la dieta cetogénica incluyen:

Tiene muchas limitaciones

Debido al muy bajo porcentaje de carbohidratos entre los alimentos permitidos son:  carnes, productos lácteos, grasas y verduras sin almidón; evitando todos los cereales y la mayoría de las frutas. Solo una manzana tiene más de la dosis diaria promedio de carbohidratos que uno debería comer. Para estar seguro de que está obteniendo las vitaminas y oligoelementos necesarios que su cuerpo necesita.

Beneficios poco claros y efectos a largo plazo

La dieta cetogénica es una dieta controvertida. Sus defensores afirman que utiliza una fuente de cetonas “más limpia” para obtener energía que los carbohidratos de combustión rápida, por lo que proporciona energía y podría mejorar el estado de ánimo.

Los que se oponen a la dieta sostienen que la acumulación de cetonas a largo plazo puede ser perjudicial para la salud, ya que son fuentes de combustible “de emergencia”. Las cetonas son moléculas con carga negativa, lo que significa que son ácidas. El cuerpo utiliza el calcio de los huesos para eliminar el ácido. Se trata de una dieta desequilibrada por el alto consumo de productos animales, que no protegen de enfermedades como el cáncer, la diabetes, etc. Además de no crear hábitos saludables.

Riesgo de deshidratación, estreñimiento y cálculos renales

Los hidratos de carbono ayudan a retener líquidos en el cuerpo. Los carbohidratos retienen el agua en el cuerpo. Cuando se excluyen los carbohidratos de la dieta, se excretan más líquidos en la orina. Por lo tanto, es vital beber mucha agua para evitar el estreñimiento y síntomas como la fatiga, los dolores de cabeza y el dolor muscular, que a menudo son causados por la deshidratación y la pérdida de electrolitos. Otros efectos secundarios de la dieta pueden ser un mayor riesgo de cálculos renales (debido a la deshidratación y a la orina ácida rica en calcio), mal aliento, calambres musculares y mareos. Además, existe el riesgo de que las grasas saturadas aumenten el colesterol malo, causante de la aterosclerosis. Por ello, el médico debe controlar los niveles de colesterol cada mes.

La dieta cetogénica no es una simple dieta de adelgazamiento. Muchas personas la siguen de forma permanente. Mientras que otros la consideran una solución a corto plazo para perder peso. Sin embargo, el proceso de cetosis puede tener más efectos negativos que positivos, ya que muchas personas experimentan mareos, palpitaciones, disminución en la densidad ósea y enfermedades hepáticas. Es por ello que se recomienda consultar a un nutriólogo para desarrollar un plan personalizado de acuerdo a tus objetivos.

Agradecemos la colaboración de la Mtra. Guadalupe Belén Galera Hernández, nutrióloga, quien compartió y verificó la información para el desarrollo de este artículo. Obtuvo su Licenciatura en Nutrición en el Instituto Politécnico Nacional y posteriormente culminó con éxito una Maestría en Ciencias de la Salud con Especialidad en Biología Molecular, expedida por la misma Institución. La Mtra. Galera se especializa en temas como plan alimenticio más entrenamiento, y seguimiento de plan alimenticio, por mencionar algunos.


Referencias

  1. Crosby Lee, Davis Brenda, Joshi Shivam, Jardine Meghan, Paul Jennifer, Neola Maggie, Barnard Neal D. «Ketogenic Diets and Chronic Disease: Weighing the Benefits Against the Risks.» Frontiers in Nutrition , 2021: 403.
  2. Sukkar Samir Giuseppe, Muscaritoli Maurizio. «A Clinical Perspective of Low Carbohydrate Ketogenic Diets: A Narrative Review .» Frontiers in Nutrition , 2021: 352.
  3. Masood W, Annamaraju P, Uppaluri KR. Ketogenic Diet. 2021 Jun 11. In: StatPearls [Internet].
Más sobre Nutrición y Vida Saludable

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!