Viviendo con el Cáncer de mama

Viviendo con el cáncer de mama

Ser diagnosticada con cáncer de mama resulta ser una experiencia que muchas mujeres perciben como devastadora, pues representa un cambio inesperado de sus planes hacia el futuro, de la forma cómo se relacionan con los demás y de cómo se ven a sí mismas.

Al conocer el diagnóstico, y en ocasiones durante el tratamiento, es normal que usted haya experimentado una serie de sensaciones y pensamientos, o malestar psicológico, como miedo, intranquilidad, incertidumbre sobre el futuro, preocu­pación por su salud y por la progresión de la enfermedad, sensación de que está perdiendo el control de su vida, rabia, indefensión, culpa y soledad.

También puede sentir temor por los cambios que puede haber en su relación con su fami­lia, con su pareja, por cambios en su vida sexual y en su apariencia física.

A pesar de este malestar psicológico que puede presentar —pues no todas las mujeres reaccionan de la misma manera—, es necesario saber que:

  1. Estas sensaciones y pensamientos no son imaginados, sino reales.
  2. Las sensaciones y pensamientos pueden ser tratados y superados.
  3. Puede tomarse su tiempo para asimilar esta nueva situación y el proceso que viene. No debe sentirse presionada al tomar decisiones.
  4. También puede tener momentos en que se sienta deprimida, como otros en que se sienta animada y con ganas de seguir adelante. ¡Disfrute de esos momentos!
  5. Hable con su familia o personas de confianza sobre estas sensaciones y pensamientos, pues podrá desahogarse y encontrar apoyo emocional.

Existen ocasiones en que es necesario consultar, porque hay una sensación de pérdida de control sobre esas emociones. Dichos casos pueden ser:

  1. Nerviosismo intenso.
  2. Falta de apetito.
  3. Alteraciones del sueño.
  4. Desánimo.
  5. Llanto fácil e irritabilidad o agresividad.
  6. Dificultad para concentrarse.
  7. Además dificultad para hacer actividades diarias.
  8. Miedo incontrolable a morir o ideas de suicidio.
Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

¿Cómo será mi cuerpo ahora?

No soy solo mi cuerpo

Cada persona construye su propia idea sobre cómo es su cuerpo, lo que se llama imagen corporal.

En las mujeres con cáncer de mama que han pasado por una ci­rugía conservadora o una mastectomía, su imagen corporal se ve “fracturada”, pues esta ya no coincide con los cambios que ha sufrido su cuerpo.

La idea de perder un seno hace sentir a algunas mujeres a que “ya no se sientan tan mujeres”, y se pueden aislar. La caída del cabello o el aumento de peso también pueden afectar su imagen corporal y su autoestima.

¡Importante!

Es importante que durante el tratamiento asista a asesorías psicológicas o consulte grupos de apoyo para pacientes con cáncer de mama.

Por eso, es importante que durante el tratamiento asista a asesorías con psicolo­gía o consultar grupos de apoyo para pacientes con cáncer de mama.

¿Qué recomendaciones debo seguir durante mi tratamiento?

Antes de iniciar su tratamiento, es recomendable que usted reciba información sobre por qué va tener ese tratamiento y cuáles son sus beneficios y riesgos.

Ello, para que usted pueda asumir un papel más activo en el manejo de la enfermedad y de los efectos secundarios del tratamiento (tabla 3).

Tabla 3. Recomendaciones durante el tratamiento del cáncer de mama 

En el tratamiento será necesario que:

Alimentación

1. Mantenga una buena alimentación, balanceada y rica en frutas, verduras y cereales. Coma alimentos que le proporcionen las vitaminas y minerales necesarios para tener energía.
2. Consuma varios líquidos durante el día, al igual que jugos y aromáticas. Evite consumir café en gran cantidad.
3. Evite consumir alcohol y fumar.
4. Reduzca las grasas en las comidas.
5. Puede consumir productos lácteos, como el yogurt y el queso, pues estos son fuentes de calcio; sin embargo, si presenta diarrea, suspéndalos mientras está en el tratamiento.
6. Consuma las tres comidas principales del día (desayuno, almuerzo y comida). Si tiene poco apetito, procure comer pequeñas cantidades.
7. Si siente náuseas durante el tratamiento, es recomendable que no coma demasiado antes de este. También espere al menos dos horas después del tratamiento.
8. Consulte con el nutricionista sobre qué otras recomendaciones debe seguir en su alimentación durante el tratamiento.

Actividad física y del diario vivir

1. Puede realizar ejercicio físico dependiendo de su estado de salud, y de forma moderada. Pregunte a su médico sobre qué programa de ejercicio puede seguir y si puede consulte con el servicio de terapia física.
2. Organice sus actividades diarias de acuerdo a como se sienta.
3. Pídale a su familia o amigos que le ayuden en actividades que requieran mucho esfuerzo.
4. Trate de acomodar su horario de trabajo.
5. Disponga de tiempo suficiente para descansar en el día y para dormir en la noche.
6. Puede hacer caminatas diarias para mantenerse activa.
7. Procure estar acompañada cuando realice sus actividades diarias.
8. La actividad física le ayudará a disminuir la ansiedad y la depresión, fortalecerá sus músculos y reducirá el cansancio.

Bienestar psicológico

1. Exprese sus sentimientos. Hable con su familia o personas con quienes tenga confianza, sobre sus temores. No se encierre en sí misma.
2. Realice caminatas para distraer su mente.
3. Haga actividades de su agrado: escuche música que la anime, lea algún libro, baile, visite e invite a amigos y familiares, realice manualidades.
4. Puede encontrar refugio espiritual en la meditación, la oración o realizando alguna actividad artística.
5. Exprese sus dudas a su equipo médico.
6. Si es posible, hable con pacientes que ya hayan pasado por ese tratamiento y pregúnteles cómo han superado esta situación.

Aparte del tratamiento médico, ¿qué otro tipo de apoyo puedo recibir en caso de cáncer de mama?

Existen varias fuentes de apoyo alrededor suyo, como su familia, amigos, centros religiosos y artísticos, y su equipo médico. Lo más importante es que usted re­conozca que no está sola y que solicitar ayuda no es signo de debilidad. Puede recibir apoyo psicológico, social, espiritual y práctico (figura 4).

Diagnóstico y tratamiento del cáncer de mamaFigura 4. Fuentes de apoyo durante el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama.

¿Dónde puedo conseguir información confiable acerca del cáncer de mama?

Su centro de salud le puede dar información sobre el manejo del cáncer de mama; sin embargo, existen grupos y fundaciones especializadas que ayudan a aclarar dudas, dar apoyo permanente a las pacientes en cuanto a entrenamiento y donaciones.

A conti­nuación le presentamos algunas de estas fundaciones, para que pueda contactarlas:

Apoyo a mujeres con enfermedades del seno, AMESE
Calle 95 No. 13-55, oficina 304, Bogotá, D. C.
Teléfono: (571) 2112179

Liga Contra el Cáncer, seccional Bogotá
Calle 56 No. 6-28, Bogotá, D.C.
Teléfono: (571) 3458346

Fundación Ellen Riegner de Casas
Teléfono: (571) 2185986, fax: 6160064
Bogotá, D.C.

Fundación de apoyo y acompañamiento a personas con cáncer de mama
Calle 32F No. 65C-11, oficina 101, Medellín, Antioquia
Teléfono: (574) 2650255
Bogotá, D.C.

Cuerpo de voluntarias del Instituto Nacional de Cancerología
Carrera 8 No. 2-81, Bogotá, D.C.
Teléfono: (571) 3332737 – 3337709

Más Temas de Salud AQUÍ

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!