¿Qué es la próstata?

Qué es la próstata

La próstata es una pequeña glándula de aproximadamente 20 cm3 de volumen, que se encuentra únicamente en los hombres, y que es atrave­sada por la uretra (el conducto que lleva la orina y conecta la vejiga con el pene). Por esta razón, algunos trastornos de la próstata se manifiestan en dificultades para orinar o tener relaciones sexuales.

Esta glándula se encuentra debajo de la vejiga y por delante del recto (figura 1). La próstata produce parte del líquido que conforma el semen, junto con las vesículas seminales que se conectan con la uretra dentro de la próstata y pueden llegar a comprometerse en el cáncer de próstata. El desarrollo de la próstata depende de la testosterona, que es una hormo­na producida por los testículos. Es muy importante aclarar que aunque la próstata tiene un papel fundamental en la reproducción y la vida sexual, no es esencial para que el hombre pueda llevar una vida larga y plena si fuera necesario retirarla.

La próstata tiene una zona periférica (donde aparece el 70% de los tumores) y otra central, donde se encuentran pequeñas glándulas en forma de árbol y cuyas células producen el antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés), el cual se puede medir en la sangre. 

¿Qué es el cáncer de próstata?

Cáncer es un nombre genérico que define la multiplicación no controlada por el organismo de células anormales, que partieron inicialmente de células norma­les y que al crecer conforman un tumor. Lo normal es que al reproducirse o divi­dirse las células sean idénticas a la célula original; cuando esto no ocurre podemos enfrentarnos a un cáncer. De acuerdo con su localización y tamaño, el cáncer pue­de producir alteraciones en las funciones de los órganos. Si estas células se salen del órgano donde se produjo el tumor (metástasis), puede además producir alte­raciones generales en todo el organismo, como pérdida de peso, malestar general y sensación de cansancio.

Con el pasar de los años es muy frecuente que aumente el tamaño de la prósta­ta, como consecuencia de procesos benignos; esto se denomina hiperplasia pros­tática benigna, que no es una lesión cancerosa. Es una condición muy frecuente que se manifiesta por dificultades para orinar, las cuales pueden incluso llegar a una obstrucción total. Se presenta usualmente como una dificultad creciente para orinar, goteo, sensación de llenura vesical permanente y gran frecuencia urinaria. 

Ubicación de la próstataFigura 1. Ubicación de la próstata

El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. Cuando el cáncer de próstata avanza, invade las células vecinas, para deformar la estructura interna y externa de la próstata; posteriormente puede salirse de ella e invadir las estructuras vecinas, como las vesículas seminales, la vejiga y el recto. En fases avanzadas de la enfermedad, a través de los vasos linfáticos y sanguíneos, las células cancerosas se diseminan a sitios distantes, como los ganglios y los hue­sos, lo que se denomina metástasis. El crecimiento y la diseminación del cáncer de próstata dependen de la presencia de la hormona masculina (testosterona) pro­ducida por los testículos.

Cuando se diagnostica el cáncer de próstata, lo podemos encontrar en una de tres fases:

• Localizado: no ha salido de la próstata.
• Localmente avanzado: compromete la próstata y tejidos vecinos.
• Avanzado: ya ha salido de la próstata y se encuentra en otros órganos, como los ganglios linfáticos o los huesos.

¿Qué tan común es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es el más común en los hombres de nuestro país después del cáncer de piel, y encima del cáncer de estómago y del cáncer de pulmón. Se caracteriza por estar asociado con la edad; cuanta mayor edad, el hombre está en un riesgo mayor de padecer cáncer de próstata. Más de dos terceras partes de los casos nuevos se dan entre los 60 y 79 años, y la mayoría de muertes por esta en­fermedad ocurren por encima de los 70 años. No obstante, algunos casos pueden encontrarse en hombres de menor edad. Uno de cada tres hombres mayores de 50 años tiene cáncer de próstata. En nuestro país, cada año se diagnostican más de 6.500 casos nuevos y mueren 2.400 hombres por esta causa; el índice de mortali­dad se ha triplicado en los últimos treinta años. 

Factores de riesgo

Existen factores de riesgo que están asociados con el cáncer de próstata, unos son modificables y otros no.

Factores modificables:

• Alimentación: los hombres que consumen muchas carnes rojas y productos lácteos con alto contenido de grasa tienen mayor riesgo, así como el bajo consumo de frutas y verduras. Se recomienda una dieta alta en tomates, cítricos, soya y cereales, ya que pueden comportarse como factores protectores para el cáncer.
• Sedentarismo: la falta de actividad física regular y un peso inadecuado están asociados con un mayor riesgo de cáncer (figura 2).
• Abuso del alcohol (figura 3).
• Granjeros, trabajadores en plantas de llantas y pintores, debido a la exposición a contaminantes químicos.

No modificables:

• Edad.
• Antecedentes familiares: familiares de primer grado, hijos o hermanos de un hombre que haya tenido cáncer de próstata, particularmente si se presentó en edades tempranas. Por ejemplo: si su padre tuvo cáncer de próstata antes de los 50 años, su riesgo es dos veces mayor, pero si tiene otro familiar además de su padre, el riesgo aumenta siete veces.
• Raza: es más frecuente en hombres de raza negra que en hombres de raza blanca. Además, la raza negra tiene más probabilidad de morir por la enfermedad.

Actividad física y aparición del cáncerFigura 2. La actividad física contribuye a evitar la aparición del cáncer

El abuso del alcoholFigura 3. El abuso del alcohol aumenta el riesgo de desarrollar cáncer

Síntomas y signos del cáncer de próstata

El cáncer de próstata en sus fases iniciales no produce síntomas, estos sue­len aparecer cuando se trata de una enfermedad avanzada. Los síntomas que enumeramos enseguida se pueden encontrar en algunos pacientes, pero no son exclusivos del cáncer de próstata; es decir, con frecuencia se asocian con otras en­fermedades diferentes:

  • Dificultad para orinar.
  • Sangre en la orina.
  • Sangre en el semen.
  • Dolor al eyacular u orinar.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!