Mascarillas Purificantes para Piel Grasa

Mascarillas Purificantes para Piel Grasa

Las mascarillas purificantes son las mejores aliadas de las pieles grasas y mixtas, pues tienen activos reguladores y absorbentes del exceso de oleosidad que caracteriza a estos tipos de pieles.

Estas mascarillas, como su nombre lo indica, lo que hacen es purificar la piel, absorbiendo esa grasa, mientras que equilibra y aclara el cutis, dejando un efecto mate en nuestra piel.

Las mascarillas purificantes se recomiendan aplicarlas entre 2 y 3 veces por semana, lo puedes usar en todo el rostro o si prefieres solo en la zona T, no hay problema.

Eso sí ten cuidado con el contorno de ojos y los labios, como ves en la foto, es mejor no aplicar mascarillas en esa zona.

Dejas actuar por 15 minutos a 20 minutos, retiras con agua, preferiblemente fría para que ayude a cerrar los poros y listo.

En el mercado seguro encontrarás muchas opciones de estas mascarillas, pero si prefieres lo natural y hecho en casa, te vamos a compartir la fórmula de 3 mascarillas purificantes súper efectivas.

Más Consejos de Estética AQUÍ

Mascarillas Purificantes para Hacer en Casa

1. Mezcla en una taza con un poco de agua, una cucharada de espirulina en polvo, cuando quede con la textura correcta, aplica sobre el rostro, deja actuar y retira con agua.

La espirulina es un tipo de alga que contiene vitaminas A, algunas del grupo B, vitamina C y D, por lo que nos ayuda a brindarle nutrición extra a nuestra piel; además, actúa en la piel como un depurativo y antibacteriano.

2. El limón es uno de los mejores astringentes naturales para la piel, esta mascarilla es muy sencilla; solo necesitas mezclar una cucharadita de miel o aceite de oliva con el zumo de medio limón. Aplica, deja actuar por 20 minutos y retira con agua.

Para esta mascarilla recomendamos evitar su aplicación en pieles sensibles y además si las va a usar que sea en la noche; esto se debe a que, si usamos limón en el rostro y luego nos exponemos al sol, se nos puede manchar la piel.

3. Nuestra última mascarilla contiene aloe vera y manzanilla, ambos ayudan a limpiar profundamente la piel; la manzanilla tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias y el aloe vera ayuda a hidratar profundamente nuestra piel, mientras que revitaliza y repara.

Con dos bolsas de té de manzanilla o la propia manzanilla, prepara una infusión y luego de enfriar. Mientras tanto, extrae la pulpa del aloe o la hoja de sábila y tritura como si estuvieras haciendo un puré.

Después incorpora el aloe en la infusión de manzanilla, revuelve, aplica sobre el rostro, deja actuar y retira.

Más Temas de Estética y Belleza AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!