Aloe Vera: Lo Mejor para tu Piel

aloe vera de la piel

El aloe vera es conocido por brindarle a nuestra salud y belleza múltiples beneficios, también conocido como sábila, este secreto de la belleza viene desde las reinas de Egipto Nefertiti y Cleopatra, quienes aplicaban el aloe en su rostro para mantener su piel nutrida.

Por eso queremos contarte todos los beneficios del Aloe para tu piel para que te animes y lo incluyas ya en tu rutina de belleza:

1. La mejor manera de usar el aloe o sábila es en su forma natural, busca las pencas de sábila, abre la hoja por la mitad y aplica sobre el rostro, también puedes sacar la pulpa, machacarla hasta formar como un puré y aplicarla en el rostro en forma de mascarilla. Incluye también la zona del cuello y el escote.

2. Es un excelente limpiador facial gracias a su contenido de saponinas, que penetran por los poros logrando una limpieza profunda. Es también súper recomendado para combatir el acné ya que tiene efectos antisépticos, también ayuda a eliminar las células muertas.

3. Es súper recomendado para pieles sensibles, irritadas y delicadas ya que tiene un efecto calmante gracias a los fitoesteroles que posee. También es recomendado en casos de quemaduras y para curar cicatrices.

4. Es un nutriente e hidratante extremo para la piel, el aloe es rico en calcio, zinc, fósforo, potasio y cobre.

5. Si quieres un tratamiento natural para combatir o prevenir la celulitis, el aloe es un excelente aliado, aplícalo preferiblemente en extracto puro haciendo suaves masajes.

6. No importa si tu piel es seca, mixta o grasa, el aloe vera no tiene contraindicaciones en ningún tipo de piel por ser un producto natural, igualmente puedes usarlo las veces que quieras durante la semana y no tendrás efectos secundarios.

7. El aloe le brinda a tu piel tal nutrición, que estimula la producción de colágeno y elastina haciendo que tu piel luzca naturalmente más joven, su uso continuo también ayuda a reparar los tejidos dañados.

El aloe vera es una planta muy fácil de sembrar en casa, de esta manera tendrás siempre disponible para tus rutinas de belleza, solo necesitas un esqueje de la planta, una maceta grande, tierra y listo.

Siembras el esqueje hasta el inicio de las hojas, acomoda la maceta en un lugar donde reciba el sol y solo hasta después de 2 semanas debes regarla; la sábila no necesita mucha agua, el riego debe ser cada 15 días, eso sí, protégela mucho en invierno.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!