Tratamientos Caseros para Piel Grasa

piel grasa

La piel grasa se caracteriza por la producción excesiva de cebo que se traduce en brillo, poros dilatados, puntos negros y en ocasiones acné.

Generalmente, el brillo se concentra en la zona T de la cara, la frente, la nariz y el mentón.

Tratamientos Caseros para la Piel Grasa

1. Mascarillas de arcilla: son muy efectivas para tratar este tipo de piel, tienen una acción purificante y absorbente, ayuda mucho a mejorar la apariencia grasa de la piel. Las compresas con barro térmico también son efectivas.

2. Infusión de manzanilla: haz la infusión, guárdalo en la nevera y aplícalo con un algodón y aplícalo suavemente por toda la cara, puedes hacerlo todas las noches antes de irte a dormir. La manzanilla tiene propiedades dermopurificantes, antimicrobianas para combatir el acné y antiinflamatorias.

3. Tónico con agua de rosas: el agua de rosas tiene propiedades astringentes, úsalo después de haber lavado tu cara para finalizar tu rutina de cuidado. Puedes guardar el recipiente en la nevera para que lo sientas más fresco. Aplícalo con algodón por todo el rostro, especialmente en las partes grasas.

4. Mascarillas de frutas cítricas: son perfectas para tratar la piel grasa, puedes usar estas mascarillas 2 o 3 veces por semana, como son naturales no tienen contraindicaciones en la piel, además de tratar el exceso de cebo, nutre e hidrata el cutis. Puedes usar frutas como la manzana, la naranja y el limón, si lo deseas para espesar la mascarilla usa avena en hojuelas o en polvo.

Cuidados Generales para la Piel Grasa

• La piel grasa es mejor limpiarla dos veces al día, para evitar que se acumulen impurezas y bacterias y provoquen la aparición de acné.

• Al lavar la cara debes hacerlo primero con agua tibia y para finalizar con agua fría para que se cierren los poros.

• Para lavar la cara, usa jabones neutros, preferiblemente con un pH de 4.5-5.5 y que no sean excesivamente agresivos.

• Opta por usar en vez de cremas espesas, usa geles o emulsiones no oleosos y purificantes.

• Para las pieles grasas, también es recomendable usar productos que eviten infecciones por bacterias.

• Es recomendable, al menos dos veces por semana exfoliar la piel para eliminar células muertas y limpiar los poros de las toxinas que allí se acumulan.

• Antes de aplicar cualquier mascarilla, debes tener limpia la piel.

• Recuerda, una piel grasa no es necesariamente una piel hidratada, por lo que debes usar productos para hidratar acorde a tu tipo de piel.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!