Ausentismo en enfermería: Acciones de mejoramiento

Aunque el ausentismo nunca podrá ser eliminado por completo, los nive­les elevados ejercen un impacto direc­to en el funcionamiento de la organi­zación.(2)

Teniendo en cuenta lo citado por En­ciso en 1997 acerca de que el trabajo hospitalario es intenso en carga física y mental y extenso en horarios, par­ticularmente en algunos servicios en donde se combina una gran respon­sabilidad y una continua necesidad de enfermeras que en su conjunto son ge­neradores de estrés emocional y fati­ga, la necesidad de establecer estrate­gias de control ocupacional de esta disciplina es imperativo.

>> Ver: Beneficios para Médicos en la Compra de su Carro <<

Igualmente en el estado del arte de investigaciones presentadas en los coloquios panamericanos de investi­gación sobre salud ocupacional 1989-1998 las enfermeras reportan como principales problemas de salud iden­tificados los de tipo osteomuscular y articulares, los producidos por lesio­nes osteomusculares con instrumen­tos corto punzantes y las alteraciones de patrón de sueño,(8) y que una de las causas predominantes para el de­sarrollo de lesiones músculo esque­léticas en cualquier persona es la po­sición corporal que adopta un indivi­duo para realizar un determinado tra­bajo, el tiempo que ésta se mantiene, la fuerza desarrollada y los movimien­tos inadecuados, nuestro plan de me­joramiento está enfocado en la pre­vención pasiva evitando los factores potenciales de riesgo y la prevención activa ofreciendo información educa­tiva.

Adicionalmente y teniendo en cuenta que las actividades preventivas enun­ciadas no han tenido mayor impacto en la disminución del ausentismo por lesión osteomuscular se observa que en la práctica diaria no hay seguimien­to a la adherencia a las recomenda­ciones estipuladas por parte de la ofi­cina de Salud Ocupacional, por lo cual se propone un plan de mejoramiento que incluya el seguimiento al traba­jador tanto en los riesgos como en las medidas para evitarlos, así (tabla1):

ve124-tab1-ausentismoenfermeria

• Realizar los estándares relaciona­dos con la mecánica corporal durante los procedimientos de mo­vilización de pacientes y manejo de cargas.
• Establecer dentro de los criterios de evaluación de desempeño la práctica de mecánica corporal du­rante actividades asistenciales me­diante lista de chequeo.
• Desarrollar una capacitación virtual como herramienta de inducción y capacitación al trabajador en con­trol del riesgo biológico y ergonó­mico.
• Fortalecer el auto cuidado median­te un programa de sensibilización que facilite un cambio de cultura a través de la prevención.
• Fortalecer el programa de Salud Ocupacional mediante acciones de seguimiento que permitan pre­venir y controlar las lesiones de la totalidad de los trabajadores de acuerdo con sus riesgos.

Adicionalmente se analizan y desarro­llan diversas actividades de control ad­ministrativo, que aunque no siempre inciden en forma directa en el ausen­tismo si son derivadas de éste y pue­den impactar el servicio ofrecido como es el de establecer estrategias que per­mitan responder de manera efectiva a las necesidades de recurso humano por eventos inesperados o programa­dos tan pronto se notifiquen y duran­te los 30 días siguientes evitando el impacto negativo para el servicio y el recurso humano. Se identificaron al­gunas áreas clínicas especiales como Oncología, Gastroenterología y Car­diología que requieren trabajadores con entrenamiento especial para el cubrimiento inesperado en dichas áreas.

Plan de Control

Teniendo en cuenta que las medidas tomadas impactarán el índice de au­sentismo a largo plazo y que para ello se requerirá un seguimiento perma­nente, se proponen los siguientes in­dicadores a cargo de los departamen­tos involucrados en su control:

• Índice de ausentismo mensual en Enfermería: número de días de ausencia en el mes / Número de días programados (No. total de recurso humano de Enfermería x 31 días del mes) x 100.
• Número de días de ausentismo mes en enfermería causadas por lesión osteomuscular discrimina­das por enfermedad general, en­fermedad profesional y accidente de trabajo
• Número de trabajadores de enfer­mería con seguimiento a recomen­daciones de salud ocupacional / Nú­mero total de trabajadores de en­fermería seguidos x 100
• Teniendo en cuenta que la Admi­nistración de Riesgos Profesiona­les intervendrá en el seguimiento permanente del recurso humano relacionado con la adherencia a re­comendaciones y control de ries­gos ergonómicos, su prioridad debe dirigirse al personal Auxiliar en Enfermería teniendo en cuenta el tipo de ocupación que realiza y la diferencia importante en lesiones osteomusculares reflejada en au­sentismo durante el 2007 en las diferentes áreas del hospital (figura 9).

ve124-f9-ausentismoenfermeria

• Dada la importancia de las pausas activas hacia la mitad de la Jorna­da y las limitaciones para su rea­lización en el área clínica se sugie­re implementar en las áreas de descanso. Igualmente debe incen­tivarse en las consultas médicas periódicas la participación del re­curso humano en programas de ejercicio diario.
• Los trabajadores en estudio de En­fermedad Profesional por la ARP ubicados en los servicios con ma­yor índice de ausentismo deben tener un control permanente me­diante la utilización de herramien­tas de seguimiento definidas por la ARP y la retroalimentación con el jefe inmediato de tal manera que una vez determinadas sus funcio­nes y limitaciones en el plano la­boral, trabajen coordinadamente previniendo el impacto en la salud del trabajador y en el servicio que presta.
• Se recomienda retomar el proceso de control para el recibo oportuno de la documentación exigida en caso de incapacidad médica o ca­lamidad. En caso de incumpli­miento ser consecuente con las me­didas disciplinarias a que haya lu­gar según el caso. La omisión de dicho control incentiva el ausen­tismo y aumenta el impacto económico para la institución por el no cobro a la EPS ni el descuento correspondiente al trabajador.
• Con el fin de dar continuidad a la adherencia a recomendaciones de salud ocupacional para preven­ción de lesiones osteomusculares se entregarán al jefe inmediato las listas de chequeo correspondien­tes para el seguimiento del perso­nal a su cargo ampliando la exi­gencia frente al incumplimiento de las recomendaciones relaciona­das con el riesgo ergonómico. Los estándares sobre movilización de pacientes se incluirán en los fól­deres de cada servicio para su consulta y seguimiento.

El seguimiento realizado en diciem­bre de 2009, nos muestra un efectivo trabajo coordinado por cada uno de los responsables logrando un índice de ausentismo estable en el tiempo (figura 10).

ve124-f10-ausentismoenfermeria

Teniendo en cuenta la meta estable­cida de 2% para índice de ausentismo podríamos concluir que se encuentra controlado pues no hay incrementos significativos en el tiempo. Igualmen­te es importante resaltar que de acuer­do con la última medición el grupo auxiliar de enfermería continúa con un índice de ausentismo de 3,9 supe­rior al de instrumentadoras (2,0), ad­ministradoras hospitalarias (1,6) y en­fermeras profesionales (1,4). Este con­trol permanente permite gestionar accio­nes específicas dentro del equipo de trabajo en términos de medidas pre­ventivas y gestión de recursos que per­mitan disminuir el impacto del ausen­tismo en el servicio.

Recomendaciones

• Teniendo en cuenta el promedio de ausentismo diario para profe­sionales y auxiliares se recomien­da estudiar otras estrategias que permitan un cubrimiento oportu­no con el mínimo de redistribu­ción de recurso humano e impac­to en el equipo de trabajo y por ende en el servicio ofrecido al usua­rio.
• Los resultados obtenidos nos de­muestran que, efectivamente, tal como se ha descrito en muchos es­tudios, el personal de enfermería es un grupo de alto riesgo por múl­tiples factores relacionados con car­ga física, estrés laboral y una cul­tura deficiente de auto cuidado que le hace omitir recomendacio­nes básicas de postura, higiene cor­poral y manejo de cargas. Una ca­pacitación durante el proceso de inducción al hospital y periódica­mente que permita la recordación permanente de dichas recomenda­ciones y el seguimiento estricto de su aplicación en el área clínica, per­mitirán disminuir a largo plazo el ausentismo por lesiones osteomus­culares.
• Se recomienda hacer un segui­miento exhaustivo de los trabaja­dores con enfermedad profesional trabajando de forma coordinada con el jefe directo de tal manera que se haga un seguimiento permanen­te a la adherencia a las recomen­daciones establecidas por la ARP y funciones asignadas de acuerdo con sus limitaciones físicas y ries­gos específicos con el fin de dis­minuir el ausentismo en este gru­po de trabajadores.
• El seguimiento permanente de ries­gos ergonómicos por Salud Ocu­pacional en todas las áreas exige trabajar coordinadamente con los jefes directos en el diligenciamien­to de listas de chequeo y retroali­mentación permanente con el tra­bajador, actuando preventivamen­te, evaluando riesgos y educando con el fin de crear y mantener la cultura del auto cuidado.

Conclusiones

El impacto del ausentismo en Enfer­mería sigue siendo crítico en materia de gestión del recurso humano te­niendo en cuenta el servicio de cui­dado directo que ofrece dicho traba­jador a los usuarios. El plan de traba­jo en materia de asignación de recur­sos, programación de turnos y oca­sionalmente programación de vaca­ciones, debe modificarse de forma permanente dependiendo de los even­tos inesperados en materia de ausen­tismo.

Teniendo en cuenta que el proyecto Ausentismo en Enfermería concluye que según la medición realizada en 2007, la mayor causa de incapacidad es la lesión osteomuscular, se consi­dera importante hacer un seguimien­to individual estricto al cumplimiento de las recomendaciones relacionadas con la prevención del riesgo ergonó­mico lo cual incluye utilización de la mecánica corporal y el uso de recur­sos destinados a disminuir la carga física. El desarrollo de actividades educativas periódicas de carácter obli­gatorio, sobre control de riesgo ergo­nómico, el seguimiento a su aplica­ción en el área clínica y las medidas preventivas relacionadas con el con­trol médico periódico y el fortaleci­miento de una cultura de auto cuida­do serán básicas en la disminución del ausentismo.

Las actividades de tipo lúdico e inte­ractivo que involucren a todos los tra­bajadores en una causa común cum­ple diferentes objetivos al informar, educar, comprometer consigo mismo y con los demás en actividades pre­ventivas de auto cuidado mejorando el conocimiento y la comunicación en­tre los trabajadores de diferentes áreas y cargos.

Teniendo en cuenta que todas las ac­ciones de mejora implementadas pre­tenden disminuir el ausentismo a lar­go plazo, es importante controlar las variables críticas relacionadas con el ausentismo tales como el control del ausentismo injustificado mediante el seguimiento a la entrega de la docu­mentación exigida y las medidas dis­ciplinarias correspondientes, la opor­tunidad del cubrimiento a través de un proceso de selección ágil o unas medidas alternas que disminuyan el impacto sobre la gestión del servi­cio.

Referencias Bibliográficas

1. Mesa F, Kaempffer AM. 30 años de estudio sobre ausentismo laboral en Chile: una perspectiva por tipo de empresas. Rev. Med. Chile 2004; 132(9):1100-8.
2. Stephen R. Administración de los servicios de enfermería. 4ª. edición, México, D.F.: Editorial Interamericana. 2005.
3. Keith D. Comportamiento humano en el trabajo. 6ª. Edición. México: Editorial Mc Graw Hill. 2007.
4. Rotación y ausentismo. www.mitecnolo gico.com/indices. Consultado en noviem­bre de 2009.
5. Bohlander G. Administración de recurso humano. Doceava edición. México, D.F.: Editorial Thompson. 2001.
6. Balderas MC. Administración de los ser­vicios de enfermería. 4ª edición México, D.F.: Editorial Interamericana. 2005.
7. Danatro D. Ausentismo laboral de causa médica en una institución pública de Montevideo 94-95. Revista Médica Uru­guaya 1997;13:101-9.
8. Malvarez S, Castrillón MC. Panorama de la fuerza de trabajo en enfermería en Amé­rica Latina. OPS, Washington, 2005.

Bibliografía 

• Carvallo B. Una responsabilidad compar­tida. Revista Actualizaciones en Enferme­ría 2003;6(3):25-30.
• Dirección técnica de riesgos profesionales del Ministerio de Trabajo y Seguridad So­cial. Circular No. 002. Planes de trabajo anual y financiación de los programas de promoción y prevención que deben ade­lantar los empleadores, las administrado­res de riesgos profesionales y la ARP del ISS. Bogotá, Colombia, 2002.
• Enfermedad profesional en Colombia. Disponible en: encolombia.com/…/Enfermedadprofesionalencolombia/Contenido. Consultado octubre de 2009.
• López IB. Factores asociados a las inca­pacidades laborales por enfermedad de corta duración en profesionales de enfer­mería en un Hospital Universitario. Tesis Doctoral. Universidad de Barcelona. 2002.
• Panorama de factores de riesgo. Corpora­ción educativa Minuto de Dios, Mayo 2008. Consultado en: http//colegios.minutodedios.org/salud ocupacional CEMID/Image nes/pfrcemid.pdf.
• Torres S, Chavez C, Lizarraga E, Guerra M. Absentismo y su relación con satisfac­ción laboral en una unidad médica de segundo nivel. Rev. Enfermería. Instituto Mexicano del Seguro Social 2007;15(3):147-53.

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *