Obituario: Académico Cristobal Sastoque Melani

Cristobal Sastoque MelaniTito Tulio Roa-Roa1

Podría parecer trivial que comience este escrito, que me encargan las directivas del Órgano Informativo de nuestra Academia, manifestando que a todos nos embarga una emoción excepcional al recordar al Académico Correspondiente Cristóbal Sastoque Melani quien a través de su meritoria y edificante vida dejó una huella indeleble de su sabiduría, de su preparación, de su honradez y de su amplio y generoso espíritu de servicio a la comunidad.

Resulta muy difícil mencionar las condiciones del especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y más difícil para traer a sus mentes y a sus corazones el recuerdo cálido y emocionado de Cristóbal, eminente colega y amigo, porque representa en nuestra especialidad un ejemplo de desinterés, de vocación realizada enteramente, de ambición justa de saber, de honradez acrisolada, de férrea voluntad, de mente despegada y lista siempre a captar y trasmitir las últimas ideas del adelanto científico y de un corazón en permanente actitud de servicio a nuestros semejantes.

Quiero para terminar trascribir lo que fue Cristóbal para la Cirugía Plástica Colombiana en las palabras pronunciadas por su hijo Daniel, también cirujano plástico, durante las honras fúnebres llevadas a cabo en la iglesia de Cristo Rey.

Con respecto a la medicina y su gran pasión por el paciente quemado, dejó con el Dr. Coiffman, la Fundación del Pabellón del Quemados del Hospital de la Misericordia, la atención integral del paciente quemado en el Distrito Capital del cual solo sobrevive el Pabellón de Quemados del Hospital Simón Bolívar. Con su campaña contra el uso del cocinol y contra la pólvora, esta última que poco a poco se ha extendido por el país, y puedo decir como el Talmud «Quien salva una vida, salva al mundo entero», lo cumplió miles y miles de veces.

Deseo por ultimo dejar consignado el cariño el que le tenemos al colega que merece nuestra devoción por su generosidad y por esa amistad que nos unió y que siempre será eterna.


1 Académico de Número, Academia Nacional de Medicina de Colombia.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!