Viviendo Bien con Trastorno Neurocognoscitivo Mayor

5.16 Viviendo bien

Es importante que las personas con trastorno neurocognoscitivo mayor tengan un estilo de vida saludable y activo. Para mantener la salud y minimizar comorbilidades y el deterioro funcional.

Los estudios epidemiológicos indican que, en la población general, una dieta mediterránea. La cual contiene cereales, pescado, legumbres, fruta y vegetales y es baja en grasas saturadas, disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular. Algunos tipos de cáncer y mortalidad total (101-103). La persona con trastorno neurocognoscitivo mayor debe visitar regularmente a su médico general para asegurar el manejo apropiado de los factores de riesgo cardiovasculares para reducir el riesgo de cardiopatía, ataque cerebrovascular y demencia vascular.

Nutrición

La alimentación y la pérdida de peso son comunes entre las personas con trastorno neurocognoscitivo mayor (104). En la comunidad, de 20 a 40% de los pacientes experimentan pérdida de peso clínicamente significativa al año y la ingesta de alimento se considera inadecuada en una proporción similar de personas con trastorno neurocognoscitivo mayor viviendo en cuidado residencial (105).

Los hábitos dietéticos en las personas con trastorno neurocognoscitivo mayor pueden presentar modificaciones, derivadas de cambios en el apetito y gusto, dificultad en la deglución y dificultad en la compra y preparación de comida (104). La alimentación y la hidratación es importante para maximizar la salud de las personas, su calidad de vida y reducir el riesgo de deterioro cognoscitivo, caídas, úlceras e infecciones por presión (105). Como en la actualidad hay evidencia insuficiente para el suplemento de micronutrientes nutricionales. El enfoque debe ser mantener una dieta saludable (105).

(Lea También: Promoción la Independencia Funcional en la Persona con Demencia)

Salud oral

Los avances en odontología han generado un aumento en la proporción de personas que conservan sus dientes naturales. Así como, de personas que frecuentan los servicios de odontología a edad avanzada para una restauración oral (106). Hay una serie de factores que pueden conducir a una menor salud oral en las personas con trastorno neurocognoscitivo mayor. Incluyendo cambios en la dieta, deficiente cuidado oral, los efectos secundarios de los medicamentos y la reducción de la saliva (107).

La mala salud oral puede afectar negativamente la comodidad, autoestima, comportamiento y salud general de la persona con trastorno neurocognoscitivo mayor. El médico debe enfatizar en la importancia de una buena salud oral. Después de animar a la persona (y a su cuidador y/o a su familia) a hacer una cita con un odontólogo.

El odontólogo debe ser consciente del diagnóstico del trastorno neurocognoscitivo mayor y debe realizar una evaluación exhaustiva del paciente con el objetivo de desarrollar un plan de tratamiento a largo plazo, sin complicaciones (108). Los chequeos deben ser regulares tanto para personas con dientes naturales como para aquellos con prótesis dentales. Los profesionales de la salud oral pueden evaluar y asesorar sobre el nivel de la asistencia necesaria para mantener una salud oral óptima y proporcionar consejos (108).

Trastorno neurocognoscitivo mayor - Viviendo bien

Ver Más de Guías para Médicos, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!