Estado Cartaginés

Estado Cartaginés

El estado Cartaginés o estado púnico como también se le conoció, fue una civilización en la ciudad de Cartago y territorios dependientes, en la antigüedad clásica.

Al comienzo del imperio, su territorio era solamente la ciudad de Cartago y pequeñas áreas alrededor, sin embargo, desarrolló una alianza, basada en la hegemonía de Cartago, con otras ciudades púnicas ubicabas en el Mediterráneo occidental.

Esto permitió adquirir más ciudades para su dominio, por ejemplo, lo que actualmente se conoce como Túnez, que de hecho sería el corazón del estado Cartaginés.

Pero al inicio, como el imperio era tan pequeño, debieron especializarse en comercio marítimo para asegurar su existencia.

Cuando se dio paso a su conquista, entre los siglos V y III a. C, absorbieron los establecimientos dedicados al comercio de los fenicios y crearon unos nuevos en el norte de África, en Ibiza, Cerdeña, Hispania y Sicilia.

Ver Más Civilizaciones AQUÍ.

Rivales del Estado Cartaginés

A finales del siglo III a. C. y como parte de su proceso de expansión, el estado Cartaginés se convirtió en una gran potencia militar y económica del mediterráneo occidental.

En su camino, se encontró con Roma, que también luchaba por agrandar su territorio, los deseos de ambos de crecer y dominar, los llevaron a tener una rivalidad enorme, dando lugar a grandes guerras como la Guerra Púnica, una de las más trascendentes de la antigüedad.

A pesar de ser una potencia militar, al estado Cartaginés lo derrotó Roma en las 3 grandes batallas que presentaron, hasta llevarlo a su completa desaparición en el año 146 a. C.

Religión

Adoptaron las tradiciones de los fenicios, que creían en la existencia del espíritu y el alma; el espíritu era el portador de vida con una procedencia divina.

La religión era parte de su cultura y de su vida, conservadores tanto en sus creencias como en la práctica, se mostraban piadosos, pero conservaron la práctica de los sacrificios humanos.

Este sacrificio humano, consistía en ofrecer al dios Baal Hammón por medio de rito Molk, la vida del primogénito.

Según excavaciones arqueológicas, se encontraron al menos 20mil urnas que datan de los años 400 a. C. y el 200 a. C, con huesos de bebés recién nacidos, de niños de 2 años y de fetos.

Si el bebé nacía muerto, los padres debían sacrificar al hijo más joven.

Más Temas de Educación AQUÍ
loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!