Métodos Basados en Gastos Actuales o Potenciales

Remuneración del Liquidador, Honorarios y Gastos

8.4 Métodos Basados en Gastos Actuales o Potenciales3

A diferencia de los métodos basados en costos evitados o inducidos, los métodos basados en gastos actuales o potenciales no buscan estimar directamente los costos en que incurren las personas por un cambio en la calidad de los parámetros ambientales. Sino que parten de la estimación de los gastos en que estas tendrían que incurrir para prevenir, restaurar, reemplazar o mitigar los cambios en dichos parámetros.

En general, no se requiere de modelos dosis-respuesta para calcular dichos gastos.

A continuación, se presentan los principales métodos: 1) gastos de prevención, restauración y reemplazo; 2) gastos defensivos y; 3) proyectos sombra.

8.4.1 Gastos de prevención, restauración y reemplazo

Los métodos de gastos de prevención, restauración y reemplazo parten del supuesto de que es posible medir los gastos incurridos para reponer o reemplazar los daños en activos generados por las actividades antrópicas.

Estos gastos pueden ser interpretados como una estimación de la pérdida de bienestar generada por la pérdida de calidad en los parámetros ambientales. Debido a que para que la sociedad esté dispuesta a asumirlos, el valor económico de los servicios ecosistémicos debe ser, por lo menos, igual al valor de dichos gastos.

Debido a las limitaciones de este supuesto, es importante señalar que los métodos basados en gastos no proporcionan una medida técnicamente correcta del valor económico. Sin embargo, son una aproximación útil cuando no se requiere una valoración exhaustiva o se disponen de recursos escasos.

Aplicación 

Como su nombre lo indica, los métodos de gastos de prevención, restauración y reemplazo consideran los gastos en los que se incurre al prevenir, restaurar o reemplazar los recursos naturales y servicios ecosistémicos afectados por un impacto negativo. Como una medida aproximada de las pérdidas de bienestar social provocadas.

El método se emplea generalmente para valorar el uso indirecto de los ecosistemas cuando no existe información sobre las funciones ambientales y su relación con los daños producidos (Pérez & Rojas, 2008, citados por ANLA, 2016).

Para su aplicación, se puede partir de los precios de mercado de los bienes y servicios necesarios para el desarrollo de las actividades de prevención, restauración y reemplazo que resulten óptimas como medidas de manejo de los Gastos Actuales .

En el caso de existir costos oficiales de referencia, dichos costos deben constituir la base de dichos gastos.

Adicionalmente, se deben tener en cuenta las variaciones proyectadas en el tiempo de los índices de precios del consumidor y del productor. Durante el tiempo en el cual se necesitaría efectuar los gastos de las actividades de manejo.

Mejores prácticas 

  • De existir diferentes alternativas para la prevención, restauración o reemplazo de los recursos naturales o los servicios ecosistémicos,. Se debe tener en cuenta la mejor alternativa posible.
  • No solo se deben tener en cuenta los gastos en que se incurra de forma directa, sino también los indirectos.
  • Los precios y costos de referencia utilizados para estimar el valor de los gastos deben basarse en información real de los mercados.
  • Los precios o costos de referencia de los bienes y servicios utilizados para costear los proyectos deben reflejar adecuadamente los precios de mercado en el momento en el que se espera que se empiece a generar la afectación.
  • La aplicación de estos métodos no requiere que efectivamente se desarrollen las actividades de prevención, restauración y reemplazo. Sino ser aplicados bajo escenarios hipotéticos (suponiendo que dichas actividades se van a desarrollar).

(Lea También: Método de Valoración Contingente)

8.4.2 Gastos defensivos

Conceptualmente, el método de gastos defensivos es similar al de gastos de prevención, restauración y reemplazo. No obstante, su objetivo, a diferencia de los anteriores, es estimar los gastos necesarios para la mitigación del daño.

Debido a que las actividades de mitigación no garantizan que el bienestar social sea completamente restaurado a su línea base. Este método debe incluir la generación de una adicionalidad, correspondiente con las pérdidas residuales de bienestar que persisten una vez realizadas las actividades de mitigación.

Aplicación 

El método de gastos defensivos consiste en estimar, a través de los precios de mercado o de costos de referencia. Los gastos en que se debe incurrir para la financiación de los bienes, servicios y acciones necesarias. Para la mitigación de un impacto ambiental negativo que esté afectando a la población de forma directa o indirecta.

Mejores prácticas 

  • Para su aplicación debe tenerse en cuenta que, como producto de la mitigación. Persiste un impacto ambiental residual, que debe ser debidamente valorado a través de otro método.

  • No solo se deben tener en cuenta los gastos en que se incurra de forma directa, sino también los indirectos.

  • Los precios y costos de referencia utilizados para estimar el valor de los gastos deben basarse en información real de los mercados.

  • Los precios o costos de referencia de los bienes y servicios utilizados para costear los proyectos deben reflejar adecuadamente los precios de mercado en el momento en el que se espera que se empiece a generar la afectación.

  • Existen diferentes alternativas de manejo para la mitigación de los impactos ambientales. Al aplicar el método de gastos defensivos, debe valorarse la mejor alternativa posible.

  • El método de gastos defensivos no solo se puede aplicar cuando efectivamente se contempla la mitigación como medida de manejo, sino que se puede realizar la valoración con base en actividades de mitigación hipotéticas.

8.4.3 Proyectos sombra

Este método es una variante de los métodos presentados anteriormente, ya que, al igual que estos, busca estimar los gastos de prevenir, restaurar, reemplazar o mitigar todo un conjunto de servicios ambientales que se vean afectados por el desarrollo de actividades de origen antrópico.

Su particularidad consiste en que la valoración de dichos gastos se realiza mediante el costeo de un proyecto, real o hipotético. Cuyo objetivo sea adelantar las medidas de manejo respectivas.

De esta manera, a través del método de proyectos sombra se busca  determinar los costos totales de los potenciales proyectos que prevengan, restauren, reemplacen o mitiguen un conjunto de recursos naturales y servicios ambientales. Con el fin de utilizar dicho costo como una aproximación al valor de la pérdida de bienestar generada por una afectación sobre los recursos naturales o los servicios ecosistémicos.

Aplicación 

En una primera etapa se debe identificar el atributo o daño ambiental que se desea valorar, enseguida, con el análisis de un panel de expertos, se estiman los requerimientos físicos y servicios necesarios para prevenir, restaurar, reemplazar o mitigar el parámetro ambiental afectado.

En una segunda etapa, se presupuesta un proyecto, real o hipotético, que contemple todas las actividades y productos necesarios, con lo cual se obtiene una aproximación al costo social del daño ambiental provocado.

Mejores prácticas 

  • Debido a que este método es una variante de los métodos de gastos de prevención, restauración, reemplazo y defensivos, las recomendaciones realizadas anteriormente también son aplicables a este método.
  • Los precios o costos de referencia de los bienes y servicios utilizados para costear los proyectos deben reflejar adecuadamente los precios de mercado en el momento en el que se espera que se empiece a generar la afectación.
  • No en todos los escenarios de valoración resulta necesario que los proyectos sombran realmente se ejecuten. En algunos casos, solo se desea estimar el valor económico de las pérdidas de bienestar, al margen de las medidas de manejo que se efectúen.

 

 

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *