Talento Emergente

Talento Emergente

Talento emergente se refiere a aquellas personas que cuentan con una habilidad innata para alguna actividad, pero que no cuentan con la formación profesional o académica o la experiencia profesional.

Este término se está usando ampliamente en el mundo laboral, en donde las exigencias tanto de las empresas como de los colaboradores son más y cada vez es más difícil satisfacer las necesidades de ambas partes.

Es importante aclarar que el talento emergente reúne varias características que lo hacen resaltar en el mundo laboral, no son exclusivas de la habilidad para hacer un trabajo; sino de varias aptitudes que le permiten tener un mejor desempeño. (Ver También: Consejos para Lograr un Trabajo Híbrido Exitoso)

¿Qué Características Tiene un Talento Emergente?

Hay varias características con las que puedes identificar si tienes un talento emergente en tu empresa o si algún candidato lo es. Por un lado y muy relacionado al trabajo en su parte técnica, se encuentra la capacidad que tiene el trabajador o postulante para aprender nueva información o datos y transformarla en ideas de valor.

También se considera un talento emergente a aquella persona que tiene un coeficiente intelectual alto o más alto del promedio.

Adicionalmente, existen otras características que hacen de una persona un talento emergente: su objetividad, su inteligencia emocional, su capacidad de gestión, su proactividad y capacidad de innovar en los diferentes aspectos.

¿Por Qué es Bueno Apostar por un Talento Emergente para la Empresa?

Los talentos emergentes tienden a pensar “fuera de la caja”; es decir, que sus pensamientos, de una u otra forma están orientados a la innovación; esto se traduce en desarrollo, evolución y crecimiento para la empresa.

Uno de los errores frecuentes en la contratación de personal es el sesgo, esto hace que los equipos de trabajo estén conformados por personas con características, pensamientos, ideas y conocimientos muy similares, haciendo que la innovación y le pensamiento crítico sean los grandes ausentes.

Con la contratación de talentos emergentes se apunta a que haya nuevos pensamientos que encaminen a la empresa a crecer; es decir, no se trata de dar ideas al aire, sino que realmente estén enfocadas a lograr los objetivos empresariales.

Adicionalmente, la presencia de estos nuevos talentos ayudaría a detectar falencias en los procesos, tanto internos como externos; o sugerir mejores que representen beneficios tanto para los trabajadores como para la empresa.

¿Cómo Gestionarlos o Motivarlos?

Una vez identificaste que tienes algún talento emergente en la empresa o lo vas a contratar, es importante tener planes o estrategias que permitan gestionar este tipo de talentos; por una parte, para lograr su máxima productividad y, por otra, para reducir las tasas de rotación de personal.

En términos generales, para todos los colaboradores de una empresa, incluidos los talentos emergentes, es importante desde el área de recursos humanos o la gerencia, entender cuáles cosas los motivan; también qué hace que decidan querer trabajar allí o seguir trabajando.

A continuación, podrás encontrar los factores de gestión más frecuentes que te permitirán gestionar de una manera más adecuada y exitosa tanto al talento emergente; como a todos los trabajadores de tu organización:

Confianza

La confianza es clave para lograr desarrollar en el trabajador un mayor sentido de pertenencia, lealtad, productividad e innovación. Compartir información de alto nivel, crítica o sensible con el talento emergente (en caso de que aplique), ayuda a tener una perspectiva diferente, muy posiblemente a obtener nuevas ideas y a desarrollar su máximo potencial.

Cuando los trabajadores sienten que sus jefes confían en ellos, su sentido de pertenencia y lealtad aumentan; al igual que su productividad en su área y su participación en actividades que no necesariamente le competan a su cargo, pero que sí puede contribuir al crecimiento de la empresa.

Formación y Promoción

Sin dudar para la gestión y motivación del talento emergente es indispensable contar con proyectos de formación y promoción interna. Los planes de formación ayudan a que los talentos logren un mayor rendimiento al contar con la formación académica o técnica adecuada; de esta manera te aseguras que el colaborador cumpla con las expectativas que se tienen de él y el cargo.

Y, los planes de promoción interna son una forma de motivación para el trabajador; especialmente para los talentos emergentes, que están en la búsqueda de mejorar, avanzar y desarrollar su máxima capacidad.

Incentivos

Los incentivos no solo se refieren a una compensación económica extra, también incluyen todas esas cosas adicionales que puede hacer la empresa por lograr el máximo bienestar de los trabajadores y su entorno.

Por ejemplo, horarios flexibles, posibilidad de teletrabajo o trabajo híbrido, auxilios para la educación de los hijos, acceso a servicio de alimentación gratis o por un costo muy bajo, bonos de alimentación para la familia, gimnasio, etc.

Empresas de alimentos permiten el consumo gratis de sus productos o ciertos productos de los empleados dentro de las instalaciones de la empresa. Otras cuentan con un programa de alimentación en donde los trabajadores pueden desayunar, almorzar o comer de acuerdo a su turno por un precio muy bajo que se descuenta en el pago de la nómina.

Más Temas de Recursos Humanos AQUÍ

Autora: Isabella Bernal

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!