Gestión de los impactos ambientales

En dónde se generan los impactos de este asunto: dentro de todas las IPS privadas del sector y en la cadena intersectorial productiva.

Gestión de los impactos ambientales

Las IPS afiliadas a la Cámara tienen un compromiso con la protección ambiental. Primero, porque han asumido una responsabilidad como miembros de la sociedad. Segundo, porque son conscientes de que cuidar la calidad del aire y del agua también aporta al bienestar y a la salud de la población. Tercero, porque los recursos naturales son insumos indispensables para la operación.

Adicionalmente, en este periodo la gestión ambiental, sobre todo en lo que se refiere a consumo de agua y energía; ha sido determinante dentro de las acciones que se están implementando para el control del gasto.

Protección y mejora del medio ambiente

Las entidades son conscientes de que su operación genera impactos ambientales significativos, principalmente por el consumo de recursos naturales y la generación de residuos y de emisiones.

A pesar de que la magnitud de los impactos puede variar de organización a organización; (por ejemplo, las IPS con servicios de hospitalización y cirugía consumen grandes cantidades de agua y energía; mucho más que otro tipo de IPS), el compromiso con la protección ambiental es transversal a todas las IPS de la Cámara.

EL COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE DE UNA INSTITUCIÓN CON ALMA

Hospital Pablo Tobón Uribe – Medellín

Los principios filosóficos del Hospital Pablo Tobón Uribe ratifican el compromiso con el medio ambiente como un aporte al desarrollo sostenible.

La gestión de los impactos generados por la prestación de los servicios es el principal objetivo del área ambiental del Hospital, lo que contribuye a la excelencia asistencial.

El Hospital cuenta con un portafolio de programas y estrategias para abordar los temas ambientales, entre los que se encuentra el uso racional y manejo integral del agua, el manejo seguro de productos químicos, una diversidad de estrategias de educación ambiental y la participación en la red de Hospitales Verdes y Saludables, cuyo propósito es reducir la huella ecológica y promover la salud ambiental pública.

Durante 2015, la inversión en programas e iniciativas medioambientales del Hospital fue de $632 millones de pesos.

Frente a la problemática del calentamiento global, el uso racional del agua es una estrategia casi obligada para la conservación de este esencial recurso que asegure la conservación de la vida. Con este objetivo el Hospital Pablo Tobón Uribe ha desplegado estrategias para el uso de tecnologías como por ejemplo la instalación de:

  • Sistemas con sensor de movimiento en algunos baños
  • Grifos ahorradores de agua en zonas comunes y asistenciales
  • Sistemas de pedal para la dispensación de agua en lavamos de las áreas de hospitalización

El consumo de agua de la entidad está permanentemente medido y monitoreado. De hecho, entre 2013 y 2015 se logró reducir el consumo de metros cúbicos de agua por cama día ocupada de 0,21 m3 a 0,18 m3.

Por su parte, el manejo seguro de productos químicos es un programa que busca garantizar el adecuado transporte, almacenamiento y uso de estos productos.

Entre las estrategias de control con las que se cuenta están:

  • La instalación de gabinetes ignífugos para proteger del fuego los productos almacenados
  • La adquisición de estibas antiderrames para almacenamiento
  • El entrenamiento al personal encargado

Como complemento a estas prácticas se trabaja en iniciativas de educación ambiental ya que es fundamental que los colaboradores y la comunidad en general cuenten con prácticas adecuadas de cuidado y protección medioambiental.

El área de Gestión Ambiental busca estar presente en diferentes eventos locales y nacionales para compartir experiencias y fortalecer el conocimiento sobre cuidado del medio ambiente por parte de la comunidad.

Durante 2015, se participó en la Feria Ambiental del centro comercial Unicentro (única institución de salud participante) y en la Semana de la Sostenibilidad – Ciclo 7 – Portafolio Verde. Adicionalmente, se implementaron programas de educación continua para colaboradores y empresas.

Finalmente, dado que el Hospital tuvo un proceso de ampliación de su infraestructura a una nueva torre de 15 pisos; fue necesario implementar una serie de parámetros constructivos que mitigaran los impactos ambientales del proceso de construcción de la nueva edificación.

Dentro de estos parámetros estaban, por ejemplo, el control de la expansión de material particulado que se produce en una obra de esta naturaleza.

Así, se llevó a cabo la construcción de cubiertas plásticas en puntos críticos de la obra; y se realizaron pruebas con nanopolímeros para el control de polvo y la estabilización de los suelos.

De igual manera, las bolsas de cemento residuales se sacudieron en sitios cerrados para evitar la expansión de los residuos; y se modificaron procesos constructivos como los de perforación de anclaje que se realizaron en húmedo y no en seco.

En cuanto a los procesos como la perforación de piedras; se recubrieron los puntos de perforación con material húmedo para mitigar la expansión del material propio de ese proceso específico.

Fuente: Hospital Pablo Tobón Uribe, 2017.

Más Temas de Economía Colombiana y Sector Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!