Cuatro Voces sobre la Sostenibilidad en el Sector Salud

Cuatro Voces sobre la Sostenibilidad en el Sector Salud

El Quinto Elemento

Por Alejandro Gaviria Uribe
Ministro de Salud y Protección Social

Alejandro Gaviria Uribe, Ministro de Salud y Protección SocialEl Estado de bienestar no es solo un acuerdo político, una forma institucionalizada de la solidaridad o un contrato social intra e intergeneracional. También es una cultura, un acuerdo que va más allá de las leyes y las instituciones. El Estado de bienestar debe estar acompañado de una norma social de respeto a los recursos públicos, de rechazo a los abusos y de conciencia colectiva sobre la necesidad de límites razonables. Sin esa cultura, no es viable. El contrato social termina rompiéndose.

En países nórdicos donde los ciudadanos no abusan de beneficios, aportan lo que pueden y toman lo que necesitan, el Estado de bienestar es sostenible.

En países mediterráneos, donde los ciudadanos abusan de solidaridad institucionalizada, aportan menos de lo que pueden y toman más de lo que necesitan, es inviable.

Uno puede decretar el Estado de bienestar. Uno puede también proclamar derechos. Pero cambiar la cultura (un imperativo) es mucho más difícil.

Hay una palabra sueca que resume bien el asunto en cuestión: lagom (toma lo justo). Imaginémonos a 30 personas sentadas en un gran círculo, descansando después de un día arduo. Uno de ellos pone a circular (literalmente) una vasija con agua.

Cada persona bebe varios sorbos y le pasa la vasija a su compañero de la derecha. La vasija da la vuelta, recorre el círculo y el último debería beber tanto como el primero.

Lagom significa eso, una conciencia colectiva sobre las necesidades de los otros, una moderación de los apetitos propios y un respeto por los de los demás.

NUEVOS RECURSOS, CAMBIOS EN EL MODELO DE ATENCIÓN, REDISEÑO DEL PLAN DE BENEFICIOS E INCORPORACIÓN ORDENADA DE NUEVAS TECNOLOGÍAS SON LOS CUATRO PILARES PARA LA RECUPERACIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD DEL SECTOR SALUD. PERO NADA SERÁ SUFICIENTE SIN UN CAMBIO CULTURAL QUE FAVOREZCA EL RESPETO POR LOS RECURSOS COLECTIVOS.

En los debates en Colombia sobre el sector de salud, resulta evidente que estamos lejos de esa cultura, no somos plenamente conscientes de los límites y pensamos el derecho fundamental a la salud de manera individual, no colectiva.

Buena parte de nuestros problemas vienen de allí: tomamos más de lo que nos corresponde y los recursos se agotan no alcanzan para todos.

Más Temas de Economía Colombiana AQUÍ

Salidas a la crisis financiera

La estrategia de recuperación financiera del sector de salud tiene que partir de una premisa básica: el sistema ha gastado más de lo que tiene y sigue gastando más de lo que tiene.

La ausencia de un equilibrio entre los ingresos y los gastos es consecuencia de muchos factores.

Están la presión de gasto derivada de los nuevos medicamentos, los excesos judiciales, la ineficiencia y la corrupción. Pero también de la ausencia de una cultura de respeto a los derechos de los demás.

La estrategia de recuperación financiera tiene dos partes. La primera se centra en el pasado, en el pago de las deudas.

Todas las crisis financieras se manejan de la misma manera, con reglas claras, liquidez, generación de confianza y nuevos recursos.

El Decreto 2702 de 2014 define las reglas de juego, plantea la ruta de recuperación de las EPS en un plazo de siete a diez años.

La compra de cartera y los créditos de tasa compensada, entre otras medidas, proveen la liquidez.

La Ley 1797, la liquidación de Caprecom y la venta de Cafesalud de 2016 traen nuevos recursos adicionales al sistema.

La segunda parte de la estrategia consiste en recuperar el equilibrio. Esta parte tiene cuatro componentes esenciales.

  1. Los nuevos recursos corrientes contemplados en la reforma tributaria.
  2. El Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS), que busca reforzar el primer nivel de atención. Además, consolidar las redes integradas de salud y fortalecer el talento humano y la medicina preventiva.
  3. El rediseño del plan de beneficios, que implica un nuevo manejo para las enfermedades raras y la puesta en marcha de MIPRES. Este es un aplicativo en línea para la formulación de medicamentos no incluidos en el plan básico que promueve, entre otras cosas, una mayor transparencia en el uso de los recursos públicos.
  4. La reglamentación de los artículos del plan de desarrollo sobre fortalecimiento de la puerta de entrada y compras centralizadas.

Pero más allá de los aspectos puntuales, la recuperación de la sostenibilidad requiere un quinto elemento intangible: el cambio cultural, el respeto por los recursos públicos.

La sostenibilidad del sistema de salud no es un asunto que debe preocupar solo a Gobierno y aseguradores.

Concierne también a hospitales, clínicas, industria farmacéutica, pacientes y médicos.

Cada prescripción implica un acto de compromiso con el paciente que se tiene al frente, pero también de responsabilidad con el resto de los pacientes.

En una palabra, lagom.

Más Temas de Economía AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!