Crecimiento para satisfacer la demanda de servicios de salud

Crecimiento para satisfacer la demanda de servicios de salud

Pese a los problemas de cartera que presentan las IPS del país, la participación de fondos de capitales nacionales y extranjeros en el sector salud está en crecimiento. En los últimos años el área en construcción de hospitales y clínicas ha tenido un crecimiento sostenido, en particular en lo que se refiere a centros dedicados a procedimientos de alta complejidad en las principales capitales del país. Así mismo, otro tipo de IPS, como por ejemplo los laboratorios, han ampliado sus puntos de servicio.

La construcción del Hospital Internacional de Colombia en Piedecuesta (Santander), con una inversión mayor a US$200 millones, así como las obras de expansión del Hospital Pablo Tobón Uribe (Medellín), el Centro Médico Imbanaco (Cali), la Clínica Las Américas (Medellín), la Fundación Valle del Lili (Cali), la Clínica General del Norte (Barranquilla) o la Fundación Santa Fe (Bogotá) son algunos ejemplos de las inversiones en infraestructura. Además, entidades internacionales como Goldman Sachs, Christus Health, Ashmore, National Clinics o Rizk Venture invierten en la construcción, operación o compra de IPS o inmuebles hospitalarios apostando por nuevos modelos de alianzas en el sector.

Varias razones explican este crecimiento. Por un lado, las EPS han buscado tener una mayor participación en la puerta de entrada al Sistema. Por su parte, las IPS están adecuando sus instalaciones para cubrir una mayor demanda dada la cobertura existente en el país y las oportunidades que abre la exportación de servicios de salud. Así mismo, hay una creciente confianza internacional en la economía colombiana. Lo cierto es que, pese a la crisis actual, los inversionistas ven una oportunidad de negocio a futuro en un sector que promete cubrimiento universal, un plan de beneficios extremadamente amplio y cuenta con la garantía del giro de recursos públicos permanente del Sistema de Seguridad Social. Estas inversiones traen, además de recursos, toda una serie de buenas prácticas internacionales que prometen mejorar el servicio.

EL MAYOR CRECIMIENTO DE LA CAPACIDAD INSTALADA EN SALUD DEL PAÍS SE HA DADO EN EL SECTOR PRIVADO. DE ACUERDO AL REGISTRO ESPECIAL DE PRESTADORES DE SERVICIOS DE SALUD, EL NÚMERO DE CAMAS EN EL PERIODO DE 2013-2016 TUVO UN INCREMENTO DE 6,5% EN TOTAL, CON UN DECRECIMIENTO EN LOS PRESTADORES PÚBLICOS DE 1,6% Y UN AUMENTO EN LOS PRIVADOS DE 12,5%.


Fuente: Sigil Consulting Group (2016).

EVOLUCIÓN DE LA CAPACIDAD INSTALADA

Evolución de la capacidad instalada

A pesar de lo positivo de estos factores, el crecimiento de la capacidad instalada no ha sido suficiente frente al aumento de la demanda. La amplia cobertura en salud del país exige una alta infraestructura y una capacidad de atención por parte de las entidades. Por ejemplo, la hospitalización y los servicios de urgencias se mantienen en su máxima capacidad, lo que afecta la calidad del servicio que recibe el paciente.

Frente a la expansión de la demanda, es normal que las IPS busquen recursos para poder crecer. Estos recursos pueden provenir de inversionistas nacionales o extranjeros, entidades financieras, o de donaciones y recursos de cooperación en los casos de las entidades sin ánimo de lucro. Muchas veces, detrás de las ampliaciones hay grandes deudas. Las decisiones de crecimiento de las entidades no solo responden a la racionalidad económica, sino también a los impactos que esto tiene en la comunidad y en la sociedad, dado que no se puede dejar a la población desprovista de servicios de salud.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!