Cultivo de Coles de Bruselas

Cultivo de Coles de Bruselas

Coles de Bruselas: Todo lo que debes saber sobre esta nutritiva verdura o repollos de Bruselas

Si eres como la mayoría de la gente, probablemente pienses en las coles de Bruselas como una verdura saludable que tus padres te obligaban a comer de pequeño.

Y tienes razón: ¡las coles de Bruselas son muy nutritivas! Son una gran fuente de fibra dietética, vitamina C y vitamina K.

Además, son bajas en calorías y no contienen colesterol. En este artículo, hablaremos de los beneficios nutricionales de las coles de Bruselas y daremos algunos consejos sobre cómo prepararlas.

¿Qué son las Coles de Bruselas?

Las coles de Bruselas, son pequeñas verduras parecidas a las coles, emparentadas con el brócoli y la coliflor.

Historia

El origen de las coles de Bruselas es un poco confuso, pero se cree que son originarias de Bélgica o Gran Bretaña. Se mencionan por primera vez en la prensa en el siglo XVIII y ya eran una verdura popular en Europa en el siglo XIX.

La primera receta registrada de coles de Bruselas apareció en un libro de cocina inglés en 1794. Los inmigrantes europeos trajeron las coles de Bruselas a América a principios del siglo XX y también se hicieron populares aquí. Ahora son una verdura básica en Estados Unidos.

Características

Son un tipo de col emparentada con la col rizada y la berza. Son bajas en calorías y altas en fibra, así como en un número de vitaminas y minerales.

Algunos de los nutrientes claves son la vitamina C, la vitamina K, el folato y el manganeso. También, contienen una modesta cantidad de proteínas y ácidos grasos omega-3. (Lea También: Cultivo de Cilantro)

Por otro lado, son una hortaliza muy popular en muchas partes del mundo, caracterizada por tener un sabor amargo y una textura firme. Aunque algunas personas no les gusta su sabor, otras los encuentran deliciosos. Asimismo, se pueden encontrar en diferentes colores, como el blanco, rojo, o verde y suele cultivarse en climas frescos o húmedos.

Propiedades Nutricionales

Valor nutricional de las coles de Bruselas: son una fuente de energía nutricional, con una gran cantidad de vitaminas y minerales. Asimismo, son una excelente fuente de vitamina C, vitamina K, folato, ácidos grasos omega-3, contienen otros nutrientes esenciales, como manganeso, potasio, zinc y vitaminas del grupo B.

Sin duda alguna, que son una gran adición a cualquier dieta, tanto si busca perder peso de forma saludable como si sólo quiere aumentar su ingesta de nutrientes.

Tipos de Coles de Bruselas

Hay 3 tipos principales de coles de Bruselas: grandes, pequeñas y mini. Los tres tipos tienen su propio sabor y textura.

Las más grandes, tienen un sabor suave y ligeramente dulce. Las pequeñas son, como su nombre indica, más pequeñas y tienen un sabor más picante. Las minis, son las más pequeñas de los tres tipos y tienen un sabor a nuez, ligeramente amargo.

Cultivo de Coles de Bruselas

Estas verduras necesitan un clima frío y un suelo húmedo, pero con un poco de cuidado y atención, podrás cosechar una buena cosecha de estos deliciosos vegetales.

Por otra parte, son una verdura de temporada, por lo que debes sembrarlas en primavera o en otoño. Si siembras en primavera, necesitarás protegerlas del calor del verano con una lona o una malla. Si siembras en otoño, asegúrate de cubrir las plantas con hojas secas o arena para protegerlas del frío del invierno.

Cómo Cocinar las Coles de Bruselas

Aquí tienes algunos consejos para cocinar perfectamente las coles de Bruselas:

– Empieza por recortar los extremos marrones y desechar las hojas dañadas o marchitas.

– A continuación, hierve o cuece al vapor las especies durante unos 10 minutos, hasta que estén ligeramente tiernas, pero todavía tengan un poco de mordiente.

– Por último, puedes saltearlas en un poco de aceite hasta que estén crujientes o servirlas con una deliciosa salsa o aderezo.

Recetas con Coles de Bruselas

Son una verdura nutritiva que puede disfrutarse de muchas maneras. Aquí tienes algunas de nuestras recetas favoritas:

Coles de Bruselas asadas con bacon y nueces: Este plato fácil es perfecto para una comida entre semana. El bacon y las nueces añaden un delicioso sabor que complementa perfectamente este tipo de hortaliza.

Coles de Bruselas gratinadas: Este plato es perfecto para un banquete de Acción de Gracias o Navidad. Las mismas, se cubren con un delicioso queso que seguramente complacerá a todos los comensales.

Ensalada de coles de Bruselas con arándanos y nueces: Esta saludable ensalada es perfecta para una comida o cena ligera. Los arándanos y las pacanas añaden dulzura y crujido, convirtiéndola en una comida deliciosa y satisfactoria.

Importancia de las Coles de Bruselas

Para empezar, están repletas de antioxidantes, vitaminas y minerales. También contienen altos niveles de fibra, lo que las convierte en una gran opción si buscas un plato de acompañamiento nutritivo y saciante. Además, son bajas en calorías, carbohidratos y saben muy bien asadas o salteadas.

Aunque no sean las verduras más populares, merece la pena probarlas. Son bajas en calorías y altas en nutrientes, lo que las convierte en una opción perfecta para las personas que quieren comer sano.

Resumen

Las coles o repollos de Bruselas; son una verdura de hoja que se cultiva en climas fríos. La planta es originaria de Bruselas, Bélgica, de donde también recibe su nombre. Se han cultivado en Europa desde el siglo XVI y se han convertido en un ingrediente popular en muchas cocinas europeas. Aunque a menudo se consumen cocidas, también se pueden comer crudas o fritas.

Definitivamente, las coles de Bruselas son un vegetal muy rico en nutrientes, especialmente en vitaminas y minerales. Son muy versátiles en la cocina, y pueden prepararse de muchas maneras diferentes. No dude en incluirlas en su dieta para aprovechar todos los beneficios que éstas ofrecen.

Autor:
José Pineda – www.temasambientales.com
T.S.U En Evaluación Ambiental

Ver más Temas de Agronomía

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!