Cómo Curar Chichones y Otras Heridas en Casa

Cómo Tratar Chichones y Otras Heridas en Casa

Los chichones, heridas, raspones, cortadas y hematomas son muy frecuentes entre los niños, en cualquier momento puede ocurrir un accidente; por eso los padres deben estar preparados para curar chichones en casa y otras heridas leves que se puedan presentar.

Es muy importante aclarar que, si debido al golpe o la caída, el niño pierde el conocimiento se debe acudir de inmediato al hospital. Estas recomendaciones para curar chichones y heridas, son en caso de heridas leves y golpes menores.

Ver También: Citas con el Pediatra: Cada Cuánto Deben Ser.

Consejos para Curar Chichones en Casa

Los chichones son una inflamación que se produce luego de darse un golpe en la cabeza; este golpe provoca que los vasos sanguíneos se rompan provocando no solo la inflamación sino una hemorragia leve. Resulta que en la zona de la cabeza y la frente donde son más frecuentes los chichones, no hay mucho espacio entre la piel y el cráneo; por eso al romperse los vasos se acumula rápidamente la sangre propiciando así la aparición de los chichones.

Frío

El frío es el mejor aliado para tratar cualquier golpe, especialmente esos chichones dolorosos e incómodos. Procura tener siempre una bolsa de tela con hielo en el congelador; con eso cuando se produzca el golpe presiona con la bolsa de frío por 15 minutos.

Si sale chichón se deberá repetir este procedimiento 8 veces al día por al menos 2 días, esto ayuda a bajar la inflamación. Lo más probable es que sí salga y eso se va a evidenciar casi que de inmediato por la rapidez con la que se acumula la sangre en la zona lastimada. Este tratamiento con frío no va a impedir que salga el chichón, sino que va a ayudar a que no se agrande.

Nunca apliques el hielo directo contra la piel porque la puedes quemar, lo mejor es envolver el hielo en un trapo si no tienes la bolsa de tela de hielo. Otra opción ante la emergencia, es utilizar las bolsas que tengas en el congelador; por ejemplo, la bolsa de las verduras precocidas o la de las papas a la francesa, lo importante es poner fría la zona para controlar la inflamación.

Cremas o Pomadas

Complementa el tratamiento para curar los chichones en casa con cremas o pomadas antiinflamatorias; los papas deben ser precavidos y procurar tener un botiquín en casa para atender estos casos. En este botiquín no puede faltar este tipo de cremas o pomadas para golpes que ayuden a reducir la inflamación.

Las pomadas o cremas con extractos naturales son súper recomendadas, por ejemplo, el extracto de árnica, caléndula, aceite de lavanda o aloe vera. Importante, estos remedios de uso tópico no se deben usar en caso de tener una herida abierta. El mentol también es un gran aliado no solo para tratar la inflamación sino para reducir el dolor.

Un remedio casero para este tipo de golpes es machacar o picar muy finamente un manojito de perejil y mezclarlo con un poquito de mantequilla para obtener una textura espesa. Aplica sobre el golpe o el chichón.

Calor

La terapia de frío es efectiva en los primeros días para reducir la inflamación, ahora vendrán los moretones; en este caso el tratamiento en casa es aplicar paños de agua caliente en la zona del golpe para reducir los moretones. Para mejores resultados comienza con la aplicación de paños de agua caliente una vez se completen las 24 horas después de la caída o el accidente.

Tratar Otras Heridas en Casa

Tratar Heridas en Casa

Otro tipo de heridas como raspones y cortadas también son muy frecuentes entre los niños, en este caso cuando hay sangre a la vista lo primero que se debe hacer es lavar la herida; esto nos permitirá ver qué tan profunda fue la herida.

En el caso de que sea un raspón leve con apenas un sangrado, se debe limpiar con agua y jabón, secar con gasas y aplicar un antiséptico. Cuando es una herida leve no se recomienda tapar ni usar curas; lo mejor es dejar la herida al aire, a menos que sea una zona de mucho roce.

Y, por el contrario, si la herida sangra mucho y es más profunda, se deberá aplicar presión sobre la herida con una gasa por al menos 5 minutos hasta que la sangre coagule y se detenga el sangrado.

Luego se deberá aplicar el antiséptico y proteger la herida con gasa y esparadrapo; deberás limpiar la herida todos los días, si es necesario volver a poner gasa y esparadrapo deberá ser uno nuevo y limpio, lo ideal es dejar la herida al aire.

Más Temas de Niños AQUÍ

Autora: Jamy Escobar

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!