¿A Qué Edad Debemos Enseñarle a un Niño un Nuevo Idioma?

Aprender un Nuevo Idioma

Aprender un nuevo idioma o varios idiomas es algo que todos deberíamos hacer en nuestra vida, el dominio de una segunda lengua nos brinda más oportunidades tanto a nivel profesional como personal. Aunque en cualquier edad es posible aprender un nuevo idioma, lo que es cierto es que para los niños es más fácil este proceso pues su capacidad de aprendizaje es mayor.

Los niños están en la etapa “esponja”, donde absorben todo el conocimiento que les enseñan y que aprenden de su entorno; para los niños es mucho más fácil aprender cosas nuevas, por lo que es súper recomendado desde pequeños introducirlos en el mundo de los idiomas.

Ver También: Depresión Infantil.

Pero, ¿Desde Qué Edad se Recomienda Aprender un Nuevo Idioma?

Ten presente que el proceso de aprendizaje de cualquier idioma, incluido el nativo, se da en varias partes, nosotros primero aprendemos a hablar y luego a escribir. Por eso, no hay que esperar a que el niño domine las dos cosas para introducirlos en un nuevo idioma.

Los niños hasta los 7 años pueden aprender un nuevo idioma fácilmente y dominarlo como si fuera la lengua nativa, por eso el proceso de aprendizaje de un nuevo idioma debería comenzar desde los 4 años de edad, cuando ya la lengua materna se fija totalmente en el niño.

No subestimemos a los niños ni a su capacidad de aprendizaje, un niño desde los 4 años puede comenzar a aprender un nuevo idioma, incluso hasta 2 idiomas y lo hacen con la misma facilidad que con su idioma nativo.

Ahora, tampoco es que un niño después de los 8 años no pueda aprender un idioma, claro que lo hacen, incluso en la edad adulta una persona está en la capacidad de aprender nuevos idiomas en niveles avanzados.

Pero, ¿qué cambia? Que a partir de esa edad el cerebro del niño se vuelve más selectivo, de esta manera su proceso de aprendizaje ya no es tan innato y espontáneo como antes; ahora el niño deberá tener la voluntad y disposición para querer aprender un nuevo idioma. Si comenzamos desde los 4 años a enseñarle a un niño un nuevo idioma, después de los 8 años será más fácil continuar con el aprendizaje en un nivel avanzado.

¿Cómo Ayudar a los Niños a Aprender Nuevos Idiomas?

Una vez teniendo claro que deseas que tu hijo sepa uno o varios idiomas, lo primordial es inscribirlo en un jardín o guardería bilingüe y continuar toda su educación pre-escolar y escolar en instituciones o colegios bilingües, que realmente se enfoquen en el aprendizaje de un nuevo idioma.

¿Si no está en un colegio bilingüe, pero asiste a clases particulares o externas de inglés (o cualquier otro idioma), funciona? Claro que funciona, sin embargo, el proceso de aprendizaje puede tardar más debido a que la intensidad horaria es diferente; generalmente en clases particulares el tiempo dedicado es mucho menor, en comparación a un colegio o jardín que tiene ese énfasis bilingüe.

Desde casa podemos apoyar mucho ese proceso de aprendizaje y familiarizar a los niños con el nuevo idioma. Por ejemplo, que el idioma de los dispositivos móviles como el celular, el televisor o el computador estén en el idioma que están aprendiendo.

También podemos regalar juguetes en el nuevo idioma, leer cuentos o ver películas en el nuevo idioma que se quiere aprender, incluso así no se comprenda del todo, pero sí ayuda mucho a practicar la escucha.

Beneficios de Saber Varios Idiomas

1. Saber un nuevo idioma te abre las puertas del mundo, especialmente el idioma inglés que es el más hablado en el mundo. Cerca de 1.121 millones de personas en el mundo hablan inglés. Y es que el inglés no solo se habla en Norteamérica o el Reino Unido, se calcula que 57 países en todo el mundo hablan este idioma.

2. La Unión Europea señaló que, cuando los niños aprendían un nuevo idioma su competencia lingüística mejoraba también; además, les desarrollaba la capacidad de asimilar mejor otras lenguas, incluso la lengua materna.

3. Estudios han demostrado que, durante el ejercicio de aprender un nuevo idioma, se estimula una parte del cerebro que no se estimula con ninguna otra actividad.

4. Y finalmente saber otro idioma nos abre la mente a diferentes mundos, nos permite conocer otras culturas y disfrutar de experiencias interculturales.

Más Temas de Niños AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!