Control de Pulgas en Gatos

Las pulgas son parásitos externos frecuentes tanto en gatos como en perros, pero que sea frecuente no significa que esté bien. Las pulgas traen consigo muchas infecciones y enfermedades, además de generar incomodidad en el hogar. Las pulgas se propagan rápidamente, cada pulga pone 20 huevos al día, lo que se traduce en 700 pupas en 15 días, por eso ante la primera sospecha debemos actuar de inmediato.

Cómo Saber si mi Gato tiene Pulgas

  1. La pista más evidente es ver que tu no gato no deja de rascarse, puede ser en un área específica o en varias partes.
  2. Otra forma rápida de comprobar si tu gato tiene pulgas, es con un cepillo especial para pulgas, tiene las cerdas duras y finas, cepíllalo profundamente y si hay pulgas, quedarán en el peine.
  3. Busca rastros de popó en su pelaje, hazlo manualmente despejando el pelaje, el rastro del popó son como pequeñas boronas negras.
  4. Busca en los lugares más comunes donde se ubican las pulgas como la base de la cola, parte posterior del lomo y los muslos, la cabeza, la barriga y la zona inguinal.

Consecuencias de las Pulgas en mi Gato

Lesiones en la piel: las picaduras de pulgas pueden provocar lesiones inflamatorias en la piel que genera picor y molestia en los gatos. En casos severos, la piel del gato puede verse seca y escamosa.

Dermatitis alérgica: al contacto con la saliva de las pulgas, la piel de gato puede desarrollar una reacción alérgica. Debido al rascado intenso, mordisqueo y lamido, se pueden presentar irritaciones, dermatitis e incluso pérdida de pelo.

Tenia: las pulgas son transmisores de enfermedades como la Dipylidium caninum, más conocida como la tenia a nivel intestinal. Las tenias pueden medir entre 30cm a 50cm, se eliminan mediante las heces, se pueden reconocer porque parecen como granos de arroz.

Anemia: en casos de infestaciones severas, el gato puede presentar pérdida de sangre debido a que ésta es el alimento de las pulgas. Esto puede ocasionar la muerte de la mascota.

Tratamiento Contra las Pulgas

  • Antipulgas: puedes encontrar de uso oral o tópico, escoge la opción más fácil para tu gato. El antipulgas de pipeta (uso tópico) se debe aplicar justo en la cruz del lomo para evitar que se lama, es importante que este antipulgas se use en casa donde hayan pocos gatos, gatos que no se laman entre ellos o puedas aislarlos mientras que se seca el antipulgas.
  • Baño: si es posible bañarlo, usa un shampoo antipulgas, te ayudará contra la infestación de pulgas pero no es viable como forma de prevención.
  • Cepillado diario: al cepillarlo te darás cuenta si hay presencia de pulgas, también podrás hacer un control manual para evitar su proliferación. Recuerda lavar constantemente su cama y cobijas para eliminar las larvas.

Recuerda siempre consultar con tu veterinario la mejor forma para controlar las pulgas, evita usar otro tipo de remedios caseros ya que pueden irritar la piel de tu gato y causar más lesiones.

Compartir

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!