Ajo: Beneficios y Aporte Nutricional

ajo

El ajo es un ingrediente muy tradicional en la cocina, a pesar de fuerte olor, le otorga un sabor muy delicioso a la comida, pero ¿sabías que más allá de su sabor, el ajo tiene muchos beneficios en nuestra salud?

Antioxidantes: el ajo contiene cierto tipo de antioxidantes que ayuda a prevenir la aparición de enfermedades degenerativas como el alzheimer o la demencia, también ayuda a proteger al cuerpo del envejecimiento celular.

Colesterol: se ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en el organismo cerca de 10% a 15%, también reduce los niveles de triglicéridos.

Presión sanguínea: estudios han revelado que los suplementos con ajo ayudan a reducir la presión sanguínea elevada, clave para evitar enfermedades cardiovasculares como infartos y derrames cerebrales. Claro que el consumo debe ser muy alto.

Corazón: si has sufrido de un infarto o has tenido una cirugía de corazón, gracias al trisulfuro de dialilo, el ajo es un excelente protector del corazón, se ha demostrado que ayuda a reducir en un 61% el daño producido.

Cáncer de pulmón: un estudio publicado por la revista Cancer Prevention Research reveló que comer ajo crudo al menos 2 veces a la semana presentan un 44% menos de riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Cáncer de próstata: la revista Journal of Cancer Prevention publicó un estudio en el que se demuestra que el consumo de ajo es efectivo para reducir el riesgo de sufrir cáncer de próstata

Tumor cerebral: el ajo contiene azufre y ha sido demostrado eficaz para destruir las células de un tipo de tumor cerebral, según un estudio realizado por la Universidad de Medicina de Carolina del Sur.

Protector del hígado: el ajo tiene arginina y selenio que ayudan a filtrar las sustancias tóxicas que han entrado en nuestro cuerpo y actúa como un protector, como en el caso del alcohol que en exceso puede provocar una lesión hepática

Salud ósea: ayuda a reducir la pérdida de densidad ósea, ideal para mujeres con menopausia, el ajo puede llegar a tener efectos positivos sobre la salud de los huesos elevando los niveles de estrógenos. Tanto el ajo como la cebolla son benéficos en casos de osteoartritis.

Antibiótico: el ajo ha sido un elemento legendario en la medicina antigua gracias al sulfuro de dialilo, un componente del ajo que ha resultado ser un antibiótico eficaz para atacar la bacteria Campylobacter

Resfriado: el alto consumo del ajo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, evitando la aparición de resfriados y también reduciendo la duración de los síntomas.

Aporte Nutricional del Ajo

El ajo tiene un bajo aporte calórico, además le aporta al cuerpo proteína, carbohidratos, grasa, fibra de origen vegetal y es rico en agua.

Le aporta vitaminas A, B1, B2, B3, C y E y en el caso de los minerales tiene un gran aporte de potasio, fósforo, sodio, zinc, calcio, manganeso y cobre.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!