Los Alimentos

La cocción de los alimentos es muy importante para no alterar ni sus propiedades, ni su sabor, ni su apariencia, debemos tener claro qué método es el mejor según el tipo de alimento, sin embargo cuando la cuestión es de practicidad, el horno microondas resulta ser un gran aliado.

Las características de los alimentos alteran la cocción, pero la velocidad de los microondas hace esta diferencia más profunda. El agua, la grasa y el azúcar atraen la energía de las microondas, y los alimentos que los contienen se cocinan más rápido.

Cuando se preparan varios alimentos en forma simultánea, los que atraen a la microondas pueden restar energía a lo que contienen menos agua, grasa o azúcar, o alterar su tiempo de cocción.

Tamaño. La piezas pequeñas siempre se cocinan más rápido que las más grandes, tanto la cocción con microondas como en la convencional. Dado que las microondas penetran los alimentos hasta 2 a 3,5 cm, las piezas uniformes de menos de 5 cm se cocinan en forma pareja.

Forma. Las partes delgadas de los alimentos crudos se cocinan más rápido. Si el espesor es uniforme se cocinan de manera pareja. Coloque las partes delgadas hacia el centro del recipiente donde recibe menos energía.

Cantidad. Las pociones pequeñas se cocinan más rápido que las grandes. El tiempo de cocción siempre está directamente relacionado con la cantidad y aumenta en proporción a ésta. Se duplica una receta, aumente en un 50% el tiempo establecido y verifique su nivel de cocción.

Tips:

– La sal atrae energía. Para evitar manchas en los vegetales, disuelva la sal en el agua de cocción, o cuando termine.

– Los vegetales frescos se cocinan mejor con microondas. Córtelos y si la humedad tarda más de 1 minuto en aparecer, utilice más agua en la cocción.

– Las yemas de huevo atraen la energía y se cocinan más rápido que las claras. Cuando se mezclan, la cocción es uniforme.

– Los Alimentos frescos y húmedos, se cocinan bien en el microondas. Los deshidratados requieren más agua y tiempo extra para rehidratarse.

– Los alimentos compactos necesitan más tiempo de cocción que los esponjosos, como las tortas o bizcochos. La densidad cambia según la preparación, los cortes sólidos de carne son más densos que la carne molida. Las pepas enteras son más densas y mantienen el calor más que el puré.

– Las pechugas o filetes de pescado necesitan más cocción cuando están congelados.

Precocción. Los vegetales congelados han sido blanqueados y requieren menor cocción que los frescos. Algunos vegetales congelados ya cocidos, sólo deben descongelarse y calentarse.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!