Audaz propuesta de Fenavi

La embarrada fue grande

El director de posgrados de Economía de la Universidad del Rosario, e integrante, por la academia, del grupo negociador colombiano ante la CAN, Fernando Barberi, en un aparte de su intervención, titulado El Alca y la agricultura colombiana, se detuvo en el examen de las consecuencias que para el país y para la misma comunidad andina trajo la decisión del Ministerio de Comercio Exterior, de echar para atrás la notificación de aranceles. A su juicio, este fue el daño de dicha medida:

– Se rompió el capital social de nuestro equipo negociador. Se rompió la confianza mutua entre los ministerios de Comercio y Agricultura, la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, y la Asociación Nacional de Industriales, Andi.

– Se vio de bulto la necesidad de que la discusión agrícola en Colombia se haga de manera técnica. No podemos seguir manejando extremos, como los artículos del señor Hommes, que lo único que indican es que de agricultura no tiene ni idea. Gobierno y gremios se tienen que sentar, decirse la verdad, acabar con unos mitos y comenzar a ver el sector con visión de cadena.

– No se puede volver a cometer el error de lavar la ropa sucia fuera de casa. Uno no tiene por qué llevar sus peleas internas a la CAN o al Alca.

– Perdimos la credibilidad en la CAN. Uno no puede convencer a los países andinos de que hagan los consolidados, para, diez días después, decirles que nos equivocamos. Con ello perdimos poder de negociación, si es que teníamos alguno.

Así las cosas, para Fernando Barberi tenemos tres grandes tareas muy complicadas: 1) reconstruir la confianza del grupo negociador colombiano, 2) reconstruir la credibilidad colombiana en el seno de la CAN, y 3) ver cómo jugamos afuera, política y diplomáticamente, para volver a ganar espacio de negociación, después de lo que hicimos.

Negociadores extorsionados

Juan Daniel Irigoyen, asesor de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, Capia, en su tema Alca: negociaciones y desafíos, denunció que los negociadores de estos países vienen siendo extorsionados por los grandes jugadores, que los amenazan con suspenderles los subsidios a sus respectivas naciones, borrarlas del Sistema Generalizado de Preferencias, y no respaldarlas en las negociaciones con el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, o el Fondo Monetario Internacional, FMI, si no se ponen de su lado.

avicultores9202-16cJUAN DANIEL IRIGOYEN,
ASESOR DE CAPIA.

Para él, los avicultores deben desarrollar una estrategia encaminada a conseguir la protección de la industria, basada en cuatro puntos: 1) que se le reconozca la sensibilidad al sector, 2) lograr un acuerdo avícola, en lo cual Brasil no quiere colaborar, 3) involucrar a toda la cadena, y 4) obtener un paraguas de protección para el periodo de transición hacia el Alca. Así mismo, les recomienda a los productores participar de manera activa en las negociaciones multilaterales (como lo viene haciendo Fenavi), a más de mantener el compromiso con los consumidores, de ofrecerles un producto de calidad, a buen precio.

Pero va más allá: considera que es preciso desarrollar acciones sinérgicas, como trabajar con denuncias sobre subsidios, medidas de ayuda interna y obstáculos técnicos al comercio, y desde la Asociación Latinoamericana de Avicultura, ALA, propiciar el asesoramiento con los comités de Estudios, Políticas y Codex Alimentarius.

Otras Propuestas de Fenavi

La intervención de Diego Miguel Sierra Botero, presidente ejecutivo de Fenavi, no se circunscribió al tema de reunir bajo un mismo techo a esta organización, la Asociación Colombiana de Porcicultores, Fenalce, Federal y a la Cámara de Alimentos Balanceados de la Andi, sino que formuló otras recomendaciones y reflexiones. Aquí las reproducimos:

– Está clara nuestra expectativa en la negociación comercial del país en torno a la armonización arancelaria con los socios andinos o en ausencia de la misma, la compensación por parte del gobierno nacional con contingentes arancelarios similares a los que aplica Venezuela para efectos del alimento balanceado.

– Está clara nuestra pretensión de conservar la protección sobre los trozos de pollo mientras persista la distorsión al consumo generada en Estados Unidos por el menor valor de los cuartos traseros y el precio interno de la pechuga.

– El desafío de mediano plazo, por la integración y costos de la cadena, lo impone la eficiencia productiva de Brasil. Este país será espejo permanente del trabajo de los avicultores colombianos.

– En concordancia con lo anterior no puede aquí menos que haber un compromiso de «tropicalización» de la avicultura colombiana, entendiéndose por esta la producción de las principales materias primas: maíz y soya y las sucedáneas como la yuca y la batata, de manera especial en la Costa Atlántica y en la altillanura, sin detrimento de otras regiones que en el futuro pudiesen exhibir condiciones de infraestructura y riego, como los valles interandinos, principalmente Cauca, Cesar, Magdalena y Patía.

– La tarea del desarrollo agrícola para una cadena avícola competitiva no es de exclusiva responsabilidad de los avicultores. Debemos contar en dicho empeño con el acompañamiento decidido, formal y real del gobierno nacional, con sus distintos aparatos e instrumentos, de tal suerte que la infraestructura y la habilitación en distintas regiones sean una realidad; de lo contrario, productores y gobierno veríamos opacarse una actividad tan importante como la avicultura.

– El reto en materia sanitaria nos conduce, por obligación, a un nuevo acuerdo con el Estado, con sus instituciones de sanidad y de vigilancia epidemiológica, correspondiendo el mayor empeño a los avicultores, a sus técnicos, a la red de laboratorios privados y a la academia vinculable a la actividad. Estamos a muy pocas semanas de celebrar un convenio interuniversitario que nos permita avanzar en la constitución de una red virtual con participación de las principales universidades en las regiones avícolas del país, reasignándole al ICA su papel de veedor, de orientador y garante de la sanidad aviar, antes que de ente investigador.

avicultores9202-15UN ASPECTO DEL XI CONGREO AVÍCOLA.

– El costo de las actividades anteriormente mencionadas alcanza en opinión de quien les habla la suma aproximada de $400 millones nuevos para la red universitaria de laboratorios; $500 millones por el primer año para el impulso de las materias primas; $1.200 millones para los programas establecidos de mercadeo de pollo y huevo, y $200 millones para la gestión ambiental.

– Acorde con los cálculos, el deseo y ambición de logros gremiales, me permito sugerir que las juntas directivas de Fenavi y Fonav aprueben incrementar 50% el presupuesto del Fondo durante el 2003.

– Cerrar la asesoría pequeña que tenemos contratada en alimentos balanceados para los trámites de normatización ante el lcontec.

– Tal como lo hemos convenido recientemente con la Junta Directiva de Agriavícola, a partir del próximo 31 de diciembre esta será una compañía capaz de flotar sola, por sí misma, y como resultado de ello debemos cerrar el área de materias primas de la Federación.

– Para los programas en materia ambiental, en los que contamos con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, podría establecerse una ampliación del programa de Ventanilla Ambiental para cobijar al sector porcícola, en un trabajo similar en lo que tiene que ver con la compostación y uso racional de excretas en aplicaciones de «ciclo cerrado» para las actividades agrícolas, de alimentación complementaria de otras especies, o de energía.

– Los programas de mercadeo, de registro de calidad como el HACCP y las BPM, el cumplimiento del Codex Alimentarius y obviamente la disputa del mercado por el posicionamiento ante el consumidor, seguirán siendo en esencia, objetivos finales de cada organización, pues se trata de ganar la favorabilidad del cliente.

Carta de Fenavi a la viceministra Uribe

avicultores9202-17CLAUDIA MARÍA URIBE.

Avicultores reproduce a continuación el texto de carta que Diego Miguel Sierra Botero, presidente ejecutivo de Fenavi, le leyó a la viceministra de Comercio Exterior; Claudia María Uribe Pineda, antes de que ella procediera a intervenir en el XI Congreso Avícola Colombiano. La misiva encierra una petición al gobierno, en el sentido de que se establezcan unas mínimas condiciones de competencia equitativa para la avicultura en el Area de Libre Comercio de las Américas.

Apreciada señora Viceministra:

Reconociendo su gran capacidad negociadora en los temas de comercio, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, se permite plantearle los siguientes puntos, orientados a preservar nuestra industria del principal productor mundial avícola:

1) Establecer para las partidas arancelarias objeto de la distorsión en el patrón de consumo americano (020713, 020714, 160100, 160231, 160232, 160239), un arancel combinado entre ad valorem y específico; 20% como arancel externo común, AEC, y un específico de US$0.6 por kilogramo. Con un AEC que se somete a proceso de desgravación, más no el específico, con la posibilidad incluso de aplicarlo al país exportador en donde se presenta la distorsión.

2) Abrir el espacio para aplicar derechos de aduana no propiamente dichos, para aquellos productos de segunda o desecho que tengan la particularidad de amenazar o causar daño a una industria que atiende el mercado local de una parte.

3) Aplicar una salvaguardia automática en el caso de los productos considerados como segundas o desechos en los países importadores de una parte, cuando el mercado es atendido por la producción nacional y se expone a una amenaza de daño grave que puede inducir a la desaparición de la industria.

4) No asumir compromisos de desgravación del arancel específico en el caso de los productos que registren distorsiones en el patrón de consumo de una parte, que pueda exportar a otra y pueda amenazar la desaparición de una industria.

5) Complementar en el texto del ítem 4.7 del capítulo sobre acceso a mercados, en cual se alude a que el tema de las mercancías usadas no sean beneficiadas del programa de liberación, de tal forma que sean incluidos los productos de segundas o desechos agropecuarios, no generados por características estaciónales de producción. Así mismo, que ello que sea incluido el capítulo sobre agricultura.

Como bien se puede derivar de los puntos anteriores, las propuestas apuntan a establecer unas mínimas condiciones de competencia, a pesar de mantener los subsidios y ayudas internas.

Dijeron los expositores

avicultores9202-18EL STAND DE FENAVI-FONAV.

La IX Exposición de Equipos Insumos Avícolas, evento paralelo del Congreso Avícola Colombiano, tal vez fue la más concurridas, en número de expositores, de todas cuantas se hayan llevado a cabo, como lo demuestran los cincuenta y un stands, de cuarenta y tres empresas e instituciones de Colombia, Estados Unidos y México. En general, la muestra recibió favorables comentarios por la buena organización, la alta calidad de los productos ofrecidos y las ventajas de su participación, aunque algunos de los participantes le señalaron a Avicultores cierto inconformismo.

Francisco Quintero Delgado, gerente comercial de Ubicar, considera que su principal objetivo no era tanto hacer nuevos negocios, como fortalecer las relaciones comerciales existentes, lo cual se logró a cabalidad. Le recomendó a Fenavi organizar ruedas de negocios, en las cuales se tenga la oportunidad de realizar presentaciones individuales, como estrategia de mercadeo para dar a conocer mejor los productos.

El director de Operaciones de Industrias Ricaurte, Carlos Andrés Gutiérrez, resaltó la atención personalizada, la logística y el ambiente del salón. Sugirió que la inauguración de la muestra se lleve a cabo antes de la instalación del Congreso. Por su parte Javier Tomás Martí, gerente de Procesos y Desarrollos de Tecnopack Ltda., afirmó que aunque hace dos años hubo más movimiento, la respuesta del sector fue muy positiva. Además, pidió que la reservación de los stands se pueda hacer con mayor anticipación, para facilitar el pago de los mismos. Edgar Tapias, de Colombiana de Incubación, Incubacol; Gabriel Grisales de Cipa Somex S.A., y Pedro Cáceres de ITA Internacional, coincidieron en afirmar que se cumplieron los objetivos del certamen, asistieron las personas que eran y la organización fue sobresaliente. La gerenta general de Carval, Liliana Vallecilla Martínez, enfatizó en la importancia de continuar con el excelente nivel de los conferencistas y en la realización de eventos como este, que permiten mejorar las relaciones y la unión del gremio. Para Rafael Serrano Urdinola, de Pronavícola, lo mejor fue que los expositores asistieron mejor preparados para mostrar sus productos. Según el gerente general de R&M de Colombia,

Rodrigo Pardo, y su grupo de trabajo, lo importante es estar presentes en este tipo de eventos, ya que “lo que no se ve no se recuerda”. Lo mejor de la exposición es que es especializada y que asisten personas que realmente están interesadas en sus productos. Proponen que sea un poco más larga y que la participación no se limite a los gerentes y directivos de las avícolas. Carlos Arenas, gerente de Tecnocarne pasó un mal momento porque su máquina inyectora no pudo operar todo el tiempo; asegura que manos extrañas tuvieron que ver con este bochornoso episodio.

Varios de los consultados se quejaron porque no vieron una gran afluencia de visitantes a sus stands, hecho que atribuyeron a que la muestra no tuvo un recorrido obligado, y a que la programación académica acaparó buena parte del tiempo de la gente.

avicultores9202-18bRODRIGO PARDO,
R&M DE COLOMBIA.

avicultores9202-18fRAFAEL SERRANO URDINOLA,
PRONAVÍCOLA.

avicultores9202-18cGABRIEL GRISALES,
CIPA SOMEX S.A.

avicultores9202-19bLILIANA VALENCIA MARTÍNEZ, CARVAL.

avicultores9202-18dCARLOS ANDRÉS GUTIÉRREZ,
INDUSTRIAS RICAURTE.

avicultores9202-19cPEDRO CÁCERES,
ITA INTERNACIONAL.

avicultores9202-18eFRANCISCO QUINTERO DELGADO, UBICAR.

avicultores9202-19dGABRIEL GRISALES,
CIPA SOMEX S.A.

Animada, divertida y concurrida estuvo la tarde de esparcimiento del sábado 16, organizada en la playa de la marina del Hotel Hilton, con la realización del II Gallo Match, programa alterno del XI Congreso Avícola Colombiano. En esta oportunidad, la empresa contratada organizó tres pruebas del juego Super Match: circuito de obstáculos, muro de escalar y el Titanic, en las cuales participaron cuatro equipos, así:

Influenza, de Fenavi-Bogotá, con Olga Lucía Sánchez, Javier Romero, Rodrigo Arenas, Zulma Sánchez y Fabiola Córdoba; Los Alcanzados, de Fenavi-Santander, integrado por Ricardo Rueda, Otto Beltrán, Alexis Pérez, Carlos Ortiz, Jorge Villamizar y Erich Calderón; Los Ka Ka Vé de Fenavi-Valle, compuesto por Juan José Arias, Luis Alberto Vergara, Edilberto Alfonso, Mario César Ocampo, Juan Carlos Orrego y Luis Fernando Tascón, y Las Chicas Superpoderosas, del cual hicieron parte las modelos de Armando Estrategias & Promociones.

Después de superar a unos aguerridos contrincantes, el equipo del Valle ocupó el primer lugar, haciéndose acreedor a una estada doble por un fin de semana, en el Hotel Hilton de la Ciudad Heroica. El segundo lugar fue para Bogotá, el tercero para Santander y el último para Las Chicas Superpoderosas. Todos se marcharon con trofeos y premios de consolación.

avicultores9202-19e
EN PRIMER LUGAR QUEDARON LOS KA KA VÉ,
DE FENAVI-VALLE.
avicultores9202-19f
INFLUENZA, EQUIPO DE FENAVI-BOGOTÁ,
OCUPÓ EL SEGUNDO LUGAR.
avicultores9202-19g
LOS ALCANZADOS, DE FENAVI-SANTANDER,
LLEGARON A LA META EN TERCER LUGAR.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!