Turismo en la Catedral de Sal de Zipaquirá

Catedral de Sal

La Catedral de Sal es una de las obras de ingeniería más importantes de Colombia; y al mismo tiempo, uno de los principales atractivos turísticos del departamento de Cundinamarca.

Se encuentra a 45 kilómetros al norte de Bogotá, es un importante patrimonio histórico, cultural y religioso de la nación; obra arquitectónica subterránea cuya profundidad de 160 metros bajo tierra y su capacidad para albergar hasta 3.000 feligreses; hacen que sea considerada la más grande del mundo en su ramo y catalogada como la octava maravilla del planeta.

¿Qué Ver en la Catedral de Sal de Zipaquirá?

La estructura turística de la Catedral de Sal se divide en tres secciones principales: El viacrucis, la cúpula, la rampa de descenso y los balcones, y las naves centrales. Más o menos 1 hora tardarías en recorrer toda la Catedral. En el primer tramo del recorrido se encuentra el viacrusis, émulo de las 14 estaciones bíblicas; compuesto por pequeñas capillas talladas en sal, la mayoría de ellas con vacíos a los socavones de la mina.

Este viacrucis conduce a la cúpula, de 11 metros de diámetro, luego a la rampa del descenso principal y a los balcones, sección intermedia desde donde se puede observar una inmensa cruz iluminada hacia arriba, de 16 metros de altura, tallada en bajo relieve, la cual domina la Nave Central.

El tramo final conduce al centro de la catedral en donde se encuentran, igualmente; las naves del Nacimiento y de la Muerte y Resurrección, el altar mayor, el comulgatorio y, en el fondo.

La creación del hombre, una escultural obra de mármol, elaborada por el artista Carlos Enrique Rodríguez. Así mismo, se pueden observar cuatro inmensas columnas cilíndricas que simbolizan los Cuatro Evangelistas.

Todo este complejo arquitectónico religioso, asentado en las entrañas de la tierra; cuenta con planta de energía eléctrica y con vía vehicular por si se presenta una emergencia de evacuación.

Posee una óptima infraestructura que permite brindarle al turista la seguridad necesaria durante su recorrido; el cual se realiza por túneles, socavones, galerías o cámaras de explotación de 16 metros de alto por 10 de ancho; y una profundidad que varía entre los 60 y los 120 metros, durante un tiempo aproximado de una hora.

Las capillas de la Catedral de Sal están labradas en las paredes de la mina, con trazos simples y poderosos; bañados por una luz tenue que acentúa el ambiente de recogimiento.

¿Cómo Llegar a la Catedral de Sal de Zipaquirá?

Lo principal es llegar a la ciudad de Bogotá que es la ciudad más cercana, en el Portal Norte de Transmilenio podrás tomar un bus que te lleve a Zipaquirá, el recorrido toma menos de 1 hora y el pasaje puede costar aproximadamente 6mil pesos.

El recorrido irá hasta la terminal de Zipaquirá y desde allí es muy cerca la catedral, de hecho, queda a pocas cuadras y podrás llegar caminando, fácilmente podrás ver los letreros que te indicarán el camino hacia la Catedral de Sal. Este hermoso lugar abre todos los días de 9:00am a 5:40pm.

¿Qué más Hacer en Zipaquirá?

Municipio de ZipaquiraZipaquirá es un lugar muy bonito y deberías aprovechar la ida a la Catedral para conocerlo. Visita la Plaza de los Comuneros, el Centro Histórico, la Catedral Diocesana y la Plaza de la Independencia.
Este municipio colombiano cuenta con mucha historia, sus casas reflejan la arquitectura colonial, cuenta con pictogramas que muestran las tradiciones de los indígenas que habitaron allí.

Además también es un destino ecológico muy interesante, si la naturaleza te llama la atención visita el Páramo Guerrero, también el Pantano Redondo, la Reserva Don Benito y El Cerro del Zipa.

Y si quieres disfrutar de un rico almuerzo o tomarte una bebida mientras que disfrutan el ambiente, te recomendamos visitar la zona rosa donde podrás encontrar variedad de restaurantes, cafés y bares.

Más Destinos en Cundinamarca AQUÍ

Anterior Siguiente
DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!