Modulo 3. Y cuando me enamoro qué?

Asociación de salud con prevención-logoAfecto para el Desarrollo

A. Juan, ¿ Sabías que todos los seres humanos necesitamos del afecto para nuestro desarrollo ?

Si, el afecto es una necesidad básica para el desarrollo bio-psico-social humano. Se expresa en la comunicación verbal y no verbal, por medio de caricias, detalles, gestos de aceptación, tono de voz y reciprocidad en el contacto físico; estas manifestaciones hacen parte de la vida cotidiana, en el ambiente escolar, de pareja, familiar, y social.

Es importante aprender a dar y recibir expresiones afectivas, evitar los prejuicios, temores y chantajes que distorsionan el efecto de una buena comunicación afectiva. Vivimos en una sociedad que ha impuesto condiciones casi mercantilistas alrededor de las expresiones de cariño, con la consecuencia de que muchos nos sentimos faltos de afecto.

Cómo tener una buena relación afectiva?

Para mantener una buena relación afectiva hay que fortalecer ciertos aspectos como: acompañar a la persona, ser solidario, demostrar interés por sus actividades e inquietudes, compartir opiniones y establecer límites basados en el respeto, sin violentar a la persona ni aplastar su singularidad y autonomía, ofrecer el espacio mutuo de crecimiento físico, intelectual, psicológico, moral y/o ético.

Esta disposición afectiva centrada en el compromiso con el otro implica tanto el disfrute como la aceptación de las diferencias y la diversidad que hay en las relaciones interpersonales.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Afecto y Ternura en los Hombres

Juan, ¿Tu sabes por qué en nuestra sociedad es a veces difícil para los hombres expresar afecto y ternura?

Nuestra cultura machista enseña a los niños que la expresión del afecto es sinónimo de debilidad y propio de “las niñas”; desde niños, los hombres nos limitamos para expresar el afecto, negando la ternura o inhibiendo nuestras emociones y las de los demás.

Con los grupos de amigos, se comparten actividades, sentimientos, manifestaciones de amistad que reafirman el desarrollo de la identidad afectiva con su propio sexo, pero con frecuencia se niega la ternura por temor al rechazo.

B. Noviazgo

Desde la niñez hasta la pubertad, los niños tienen tendencia a formar pareja con amigos escogidos porque coinciden en sus gustos, habilidades, formas de vestir, de jugar, etc. Esto responde a la necesidad que tienen de unirse con quienes se les parecen y con quienes puedan compartir o disentir sin consecuencias negativas.

Esta primera aproximación al otro o a la otra de la misma edad y sexo, por lo general opuesto –cuando está determinado por afecto y es fruto de la propia elección-, la denominan los niños “noviazgo”, término inventado por los adultos, quienes por su dificultad para comprender la existencia de sentimientos de amistad, ternura, cariño y atracción hacia una persona del otro sexo, sin que sea necesariamente una antesala del matrimonio, suelen enseñarle las nociones del matrimonio, fidelidad e hijos etc.

Es una época de cuestionamientos propios sobre la apariencia estética, sobre su posibilidad de expresión de destrezas sociales (baile, manera de invitar, hablar y moverse) y la consecuente aceptación o el rechazo, que problematiza el reconocimiento de la compañía y la comprensión del otro sexo.

En medio de la timidez, la inseguridad y el arrojo, muchos adolescentes hacen pareja (noviazgos), mantienen sus relaciones, comunican sentimientos y problemas (casi siempre relacionados con su interacción con el mundo adulto), aprenden a conocerse a sí mismos y acrecientan las posibilidades de relación entre los dos sexos.

Sin embargo, poder establecer un noviazgo no es cosa fácil para muchos adolescentes que se hallan en proceso de construir su propia imagen masculina o femenina, influidos por los mensajes de los medios de comunicación acerca de cómo conquistar o hacerse irresistible e inolvidable, cuando los recursos para lograrlo no están todavía a su alcance.

Cómo entender el noviazgo?

Los cambios psicológicos que posibilitan la atracción por el otro sexo, la expresión de cariño a personas diferentes a la familia, la iniciación sexual y la búsqueda de identidad, entre otros, permiten que [email protected] adolescentes inicien las relaciones de noviazgo. Se siente con fuerza el amor, se comienza a expresar este sentimiento por medio de conversaciones, cartas, besos, palabras, caricias y a veces relaciones sexuales que pueden llegar al coito. Es importante saber que la intensidad de los sentimientos y emociones que tienes es normal y maravillosa, tienes derecho a vivir estas sensaciones y también debes aprender a seleccionar a las personas con las cuales compartir este aspecto importante de tu vida.

La pareja es fundamental en esta parte de tú vida ya que permite acercarse a [email protected] de una manera diferente, más íntima que con tus [email protected] y también más cuidadosa y respetuosa; Se aprende a conquistar, buscando la forma de hacernos más atractivos, de tener detalles, expresarle a la otra persona ternura, afecto, compartir gustos y actividades, hay conocimiento, amor y deseo mutuo. Cuando te enamoras, también te sientes vulnerable e igual que sientes felicidad cuando te corresponden, te sientes muy desdichado cuando sufres por amor.

Hay tres aspectos importantes que deben confluir en una pareja que se ama: intimidad, pasión y compromiso.

La intimidad es el sentimiento de proximidad, comunicación y vinculación existente en una relación. La pasión es la fuerza motriz física y emocional por nuestra pareja. El compromiso es la decisión que tomamos de amar a alguien y el esfuerzo que hacemos para mantener dicho amor.

A tu edad es normal que sea difícil distinguir el verdadero concepto de pareja y amor, ensayamos con varias personas relaciones de diversa intensidad y compromiso, desde amigos, amigobios, goces, rumbeos, novios, etc., siempre habrá por quién valga la pena vivir enamorado y nunca olvidaras ese primer amor.

Con la pareja se desea compartir todo, el tiempo libre y el no libre, la vida social, las fiestas y reuniones, y el compromiso está basado en los sentimientos mutuos. Estas primeras experiencias van a determinar tu forma de relacionarte afectivamente por el resto de tu vida. Si empiezas siendo víctima, siempre los serás y si es haciendo daño, podrías quedarte muy [email protected]

Además las nociones difundidas en adolescentes sobre la necesidad de prolongar ad infinitum el primer amor – con el correlativo de considerar fracaso su terminación temprana-, no contribuyen a que estos episodios alcancen el significado real de aprendizaje para la futura construcción del verdadero amor adulto.

Manejo de los padres

Juan, he tenido problemas con mis padres porque ellos no valoran ni respetan mis sentimientos.

A veces los padres consideran que los sueños románticos de los jóvenes son bobadas o caprichos, que la pareja escogida no es la adecuada, controlan y critican los intentos de aprender a amar y les es difícil aceptar que sus hijos crecieron y que toman estas decisiones. Desconfían del comportamiento que puedan tener [email protected] hijos en situaciones de pareja y su mayor temor es que se inicien en una actividad sexual.

En otras ocasiones, el imperativo de tener novio o novia, inculcado por el grupo básico cercano o la familia, es una forma de imposición que no respeta las necesidades y emociones propias de aquellos adolescentes que aún no están listos anímicamente para emprender o sostener este tipo de relación.

Estas actitudes hacen que no les tengamos confianza; aunque dependamos de ellos, se crea una distancia que dificulta la comunicación y es mas seguro recurrir a otros para resolver nuestras inquietudes.

Una actitud de acompañamiento, comprensión y confianza a los adolescentes, que se logra a través del diálogo, les permitirá afirmar la espontaneidad en la administración de sus propios sentimientos y abrir espacios para el ejercicio de sus posibilidades de atraer y sentirse atractivos, con lo que esto representa en la maduración del concepto de pareja.

Contrariamente, dar recetas o intentar establecer normas, como hacen las revistas del corazón, resta opciones de autoconocimiento y respeto a su propia manera de ser y la de los otros, además de restringir la autenticidad en el modo de amar. Por esta vía de relación amorosa se convierte en un intercambio rutinario de técnicas instrumentales, en lugar de ser un intercambio de sentimientos auténticos.

Así mismo, prohibir el “noviazgo” significa obstaculizar el proceso de desarrollo psicoafectivo del adolescente. Ridiculizarlo es desconocer la seriedad con que la mayoría de adolescentes asumen esas relaciones iniciales. Para muchos adultos el primer amor y primer noviazgo fueron la única relación verdaderamente seria de su vida.

Si se permite que [email protected] adolescentes orienten esta situación con seriedad y afectividad se les facilitará subir los primeros peldaños hacia la formación de pareja en el futuro.

A proposito ayer tuve un problema con mi novia, ella dice que yo soy celoso. ¿ tu que crees ?

Cuando hay un compromiso afectivo, se desarrolla un sentimiento de pertenencia y posesión del [email protected] Los celos aparecen cuando existe otra persona que esta disputando este afecto y es una reacción aprendida que se define en la relación. En nuestro medio machista se asume que la mujer le pertenece al hombre y tiene el compromiso de la monogamia, exclusividad y fidelidad; sin embargo, mujeres y hombres sentimos celos, justificados por la creencia de que es una demostración de amor.

En casos extremos, los celos entre la pareja pueden afectar emocionalmente a quienes los sufren, especialmente a aquellos que por inseguridad, temor a las perdidas y baja autoestima, se sienten incapaces de manejarlos racionalmente y afectan la relación de pareja centrandola en la desconfianza.

C. Y cuando es el momento propicio para iniciar la actividad sexual?

Es importante que cuando decidas tener relaciones coitales, estés [email protected] de que lo haces por ti, no por presiones de otros o porque todos los hacen y es normal. Esta importante decisión debe estar enmarcada en tu proyecto de vida. Pensar que al igual que tienes derecho a vivir estas experiencias, tienes el deber de conocer y asumir las consecuencias de tus decisiones; la actividad sexual coital sin protección conlleva riesgos que pueden afectar seriamente tus planes futuros.

La atracción y el deseo sexual son ingredientes importantes para tomar esta decisión pero no suficientes para vivir esta experiencia de manera gratificante. Hay muchas justificaciones más allá de la expresión de amor entre una pareja, que lleva a muchos adolescentes a iniciar su actividad coital antes de estar seguros y preparados, con la consecuente sensación de frustración, culpa y arrepentimiento .

– Por el deseo de conocerse y estar más unidos.
– Para mostrarse como personas adultas y liberadas.
– Por el deseo de probar que son fértiles (No de tener un bebé).
– Para someter, agredir, demostrar su poder o autoridad.
– Por que se sienten [email protected]
– Para liberar la pulsión sexual ( necesidad física)
– Por curiosidad o para conocer más sobre su cuerpo y su capacidad sexual
– Por temor a perder la pareja ante una negativa.
– Bajo efecto del alcohol y/o drogas y ante la presión del grupo
– Como una forma de desafiar a los adultos, etc.

Sobre que mas sería importante hablar con mi pareja antes de tener una relación?

– Que la decisión la tomemos entre los dos y respetemos y entendamos las razones del otro para hacerlo o no.
– Sobre la confianza mutua centrada en el amor y el respeto que se confirma en tomar precauciones para tener sexo seguro (prevenir enfermedades de transmisión sexual y /o embarazos).
– Sobre las dudas y temores que tenemos acerca de cómo vamos a sentirnos después.

Valentina tienes razon, la mayoría de las veces ni se piensa ni se habla mucho de esto, simplemente aprovechamos las oportunidades, sin medir las consecuencias.

Más Temas de Salud AQUÍ

D. Lecturas recomendadas:

a. SILVA, Mónica. Relaciones sexuales en la adolescencia. Ediciones Universidad Católica de Chile.1992.
b. RUIZ, Salgero Magda. Conocimientos, actitudes y comportamiento sexual de los adolescentes. Compilación de resultados. 1993-1994. Printex impresores. Ltda. Santafé de Bogotá. 1995.
c. QUINTANA, Sánchez Alicia y Vásquez Ernesto. Construcción social de la sexualidad adolescente. Género y salud sexual. Instituto de educación y salud IES. Tarea asociación gráfica educativa. Lima-Perú. 1997
d. PAPALIA, Diane. Serie de Psicología del desarrollo humano. De la adolescencia a la edad adulta. Volumen II. Mc Graw Hill. D’vinni editorial. Ltda. Santafé de Bogotá. 1998

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!