Enfermedad de Kawasaki, Guía de Salud

Enfermedad de Kawasaki

La enfermedad de Kawasaki es una condición en la que se produce una inflamación generalizada en las arterias, es decir una vasculitis. Al inicio aparece una fiebre que no desaparece con los antibióticos y su complicación es delicada, ya que el paciente puede desarrollar aneurismas coronarios.

Generalmente aparece en niños menores de 5 años, pero es una enfermedad muy rara, su incidencia es de 90 niños en 100.000 en Japón, que es la zona más frecuente en donde se presenta esta enfermedad.

Aunque se desconocen las causas de la enfermedad, se relaciona con un componente genético que provoca una reacción inmunológica excesiva después de una infección, provocada por otro agente como un virus.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Síntomas de la Enfermedad de Kawasaki

El primer síntoma de la enfermedad es fiebre por más de 5 días que se acompaña de las siguientes señales:

  1. Nódulos linfáticos inflamados
  2. Sarpullido, generalmente en el torso
  3. Ojos enrojecidos
  4. Labios, lengua o garganta inflamada
  5. Descamación en manos o dedos
  6. Ictericia
  7. Dolor abdominal
  8. Dolor articular
  9. Irritabilidad
  10. Miopericarditis, que es la inflamación del músculo cardiaco

Complicaciones

¿Qué es un Aneurisma?

El aneurisma es la dilatación en las paredes de las arterias, producto de la debilidad de la pared de una zona del vaso sanguíneo. Existen 3 tipos de aneurisma: de la aorta abdominal, de la aorta torácica y disecante o disección aórtica.

El aneurisma se debe tratar rápidamente, pues entre más crezcan, la probabilidad de que los aneurismas se rompan es mayor; esto provocaría una hemorragia interna que en el peor de los casos puede provocar la muerte del paciente.

Arritmias

El corazón late a un ritmo y patrón regular y consistente, una arritmia es el cambio del ritmo en el latido del corazón, ya sea que late demasiado lento o demasiado rápido, haciendo que sea un patrón irregular.

Ese cambio de ritmo, hace que el corazón tenga un bombeo errático interrumpiendo el riego sanguíneo hacia el cerebro y el resto del cuerpo, provocando que el paciente tenga mareo, fatiga y dolor en el pecho.

Corazón

La enfermedad de Kawasaki puede provocar una inflamación del miocardio, que es el músculo del corazón; inflamación en el endocardio, que es la membrana interna del corazón; e inflamación en el pericardio que es la membrana externa del corazón y en las válvulas cardíacas.

Tratamiento de la Enfermedad de Kawasaki

El tratamiento puede consistir en dos opciones:

1. Inmunoglobulinas por Vía Intravenosa: es un tratamiento que se aplica una única vez. Se trata de la aplicación de una dosis de anticuerpos, que son unas proteínas que ayudan a combatir las infecciones. Este tratamiento tiene como objetivo reducir el riesgo de los aneurismas coronarios.

2. Ácido Acetilsalicílico: se administra por vía oral (es el componente de la aspirina), que trata la inflamación. Este medicamente se debe consumir hasta que los exámenes de sangre indiquen que la inflamación se redujo.

3. Corticoesteroides: cuando las inmunoglobulinas por vía intravenosa no son eficaces, se puede recomendar el consumo de corticoesteroides que ayudan a prevenir los aneurismas coronarios.

Diagnóstico de la Enfermedad

Para diagnosticar la enfermedad se deben tener en cuenta las manifestaciones clínicas del paciente, principalmente el cuadro de fiebre por más de 5 días de evolución más otros 4 o 5 síntomas de los que ya mencionamos.

En una fase aguda de la enfermedad de Kawasaki se puede presentar eritema en plantas y palmas, así como también edema en pies y manos. En la fase subaguda aparece la descamación de dedos de manos o pies.

Adicionalmente el médico puede ordenar otras pruebas como un ecocardiograma para ver el estado del corazón; y exámenes de sangre para descartar otro tipo de enfermedades propia de la edad infantil como sarampión y artritis reumatoide juvenil o escarlatina y fiebre maculosa de las Montañas Rocosas.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!