Síndrome de Burnout

Síndrome de Burnout

El Síndrome de Burnout conocido también como el Síndrome del Quemado, hace referencia a un trastorno psicológico que afecta a los trabajadores. Se trata de un tipo de estrés laboral que lleva a un estado de agotamiento físico, mental y emocional.

Este agotamiento es un proceso en el cual las personas van perdiendo el interés en su trabajo, pierden el sentido de la responsabilidad e incluso puede llegar a afectar la autoestima de las personas, haciendo que caigan en depresiones profundas.

Aunque parezca una enfermedad “nueva”, la realidad es que en el año 1.969 se hizo la primera descripción de este síndrome, cuando identificaron el comportamiento extraño de algunos oficiales de policía. La Organización Mundial de la Salud, OMS reconoce este síndrome como una enfermedad.

A este síndrome, se le conoce además con los nombres de síndrome de desgaste profesional, síndrome de sobrecarga emocional o síndrome de fatiga en el trabajo.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Personas con Mayor Riesgo de Sufrir el Síndrome de Burnout

1. Aquellas personas que no tienen un equilibrio entre su vida laboral y personal.

2. Sienten mucha afinidad con su trabajo que sobrepasa su vida personal.

3. Personas que sienten que su trabajo es monótono y puede llegar a ser aburrido.

4. Creen y sienten que tienen muy poco control o no tienen ningún control sobre su trabajo.

5. Personas que asumen funciones y responsabilidades que no corresponden a su trabajo.

6. Las personas que trabajan directamente con clientes tienen un riesgo mayor, pero no quiere decir que otro tipo de cargos no puedan sufrir este síndrome.

Muchos quizá puedan estar experimentando este Síndrome y aún no saber por qué han aparecido esos sentimientos o comportamientos diferentes, estas son algunas de las situaciones que puede estar viviendo una persona con Síndrome de Burnout:

1. Le cuesta levantarse para ir a trabajar o se le dificulta comenzar con sus tareas diarias en el trabajo.

2. Siente que le falta energía durante el día y por ende está siendo menos productivo.

3. Se ha vuelto más impaciente e irritable tanto con sus compañeros de trabajo como con los clientes, si es el caso. Esta irritabilidad puede llegar incluso a un mal trato hacia las personas.

4. Experimenta de un momento a otro, dolores de cabeza, espalda u otro tipo de dolores físicos, que antes no padecía.

5. La falta de energía también se puede interpretar como desilusión del trabajo, no se siente satisfecho con lo que hace, incluso puede sentirse triste o deprimido.

6. Sus hábitos de alimentación y sueño cambiaron por su trabajo.

Si logró identificar algunas de las anteriores situaciones, es importante que consulte con un profesional del tema, lo más recomendado sería un psicólogo, este profesional determinará si se trata del Síndrome de Burnout; o lo puede remitir al médico para descartar otro tipo de enfermedad como trastorno de tiroides que puede provocar agotamiento y cansancio también.

El tratamiento de este síndrome, está enfocado a reducir los niveles de estrés y ansiedad de la persona y tratar la depresión en caso de que la tenga.

La mejor forma de prevención es desde la empresa, identificar las situaciones que generen ansiedad o estrés en las personas, para de esta manera, poder tomar las decisiones pertinentes que permitan mejorar su calidad de vida.

Es importante también evaluar las funciones de la persona con el fin de evitar una sobrecarga laboral, además de brindarle al empleado todas las herramientas necesarias para que pueda realizar su trabajo

Más Temas de Salud AQUÍ

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!