Disfunción Eréctil

disfunción eréctil

¿Qué es la Disfunción Eréctil?

La disfunción eréctil (DE). Es una disfunción sexual masculina común que ocurre cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección lo suficientemente firme. Para tener una relación sexual o también cuando solo se pueden mantener erecciones breves.

Aunque la incidencia de la disfunción aumenta con la edad, ésta se puede presentar en cualquier momento de la vida. Según datos del National Institutes of Health. La disfunción eréctil (DE) afecta a 4% de hombres en los 50 años, al 17% de hombres en los 60 años y cerca del 45% a los hombres mayores de 75 años.

La disfunción eréctil no es inevitable pero sí es tratable en cualquier edad.

¿Cuáles son las Causas de la Disfunción Eréctil?

Aunque para algunas personas sea un tema difícil de tratar. Siempre debe consultarse con el médico, ya que la disfunción eréctil (DE) puede ser indicador de otros problemas de salud como una lesión nerviosa causas por diabetes, problema en el flujo sanguíneo en el pene, que los vasos sanguíneos estén tapados o efectos secundarios por drogas.

El caso de daño a los nervios es la causa más frecuente. Puede deberse a daño en los nervios, arterias, tejidos fibrosos y músculos lisos. Generalmente como consecuencia de enfermedades como presión alta, diabetes, enfermedades vasculares, esclerosis múltiple, ateroesclerosis, cirugía de próstata o vejiga. Por eso es importante la evaluación médica para determinar el origen de la disfunción.

Hábitos poco saludables como consumir alcohol en exceso, fumar, tener sobrepeso y no practicar ejercicio con frecuencia contribuyen a la aparición de enfermedades cardiovasculares y por consiguiente aumentan el riesgo de sufrir disfunción eréctil.

Medicamentos antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes y para la presión arterial también pueden tener como efecto secundario la disfunción eréctil (DE), al igual que supresores del apetito y cimetidina.

Factores psicológicos como depresión, baja autoestima, ansiedad, estrés o temor al acto sexual pueden empeorar la condición. El 70% de los casos de disfunción eréctil puede deberse a problemas físicos, el 20% por problemas emocionales y el 10% por ambas causas.

¿Cómo se Diagnostica la Disfunción Eréctil?

Como ya lo hemos dicho, es importante consultar siempre con el médico, quién deberá tener en cuenta los antecedentes médicos y sexuales del paciente. Su diagnóstico deberá estar apoyado además en:

• Examen físico: ayuda a determinar si es problema nervioso, hormonal, circulatorio o si es la enfermedad de Peyronie.

Laboratorio: será necesarios análisis de sangre, orina, creatinina, enzimas de hígado y perfil de lípidos para determinar el estado de salud del sistema endocrino.

• Examen Psicosocial: a través de una entrevista o cuestionario el médico podrá conocer si existe factores psicológicos que empeoren la disfunción. En ocasiones también se realiza la entrevista con la pareja del paciente.

• Otros: monitorear las erecciones nocturnas ayudará a aclarar si el origen de la disfunción es físico o psicológico, los hombres “sanos” tienen erecciones durante el sueño, si el paciente no presenta erecciones nocturnas es posible que la causa sea física.

¿Cuál es el Tratamiento para la Disfunción Eréctil?

Los profesionales de la salud sugieren comenzar con tratamientos menos invasivos. Cambios sencillos en el estilo de vida como dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, hacer ejercicio y mantener un peso saludable pueden ayudar en algunos casos.

Si la disfunción radica en el consumo de ciertos medicamentos, el doctor deberá considerar reducir o reemplazar esos medicamentos.

Para otros casos, existe una terapia con medicamentos que pueden ser tomados por vía oral, como lo son el Sildenafilo, Tadalafilo, Vardenafilo y, ahora disponible en Colombia, el Avanafilo; inyectados directamente en el pene o insertados por la uretra, como lo es el Alprostadil. Esos medicamentos son inhibidores de la fosfodiesterasa, actúan aumentando los efectos del óxido nítrico, que provoca una relajación de los músculos lisos del pene lo que permite un aumento del flujo sanguíneo.

Cuidado, no olvide consultar siempre con su médico ya que el uso de algunos de estos medicamentos puede tener graves consecuencias en el paciente, si se mezcla con otros medicamentos como los usados para la presión arterial. También es importante recalcar, que los medicamentos para la disfunción eréctil (DE) deben tomarse solo 1 vez al día.

La cirugía también es una forma de tratar la disfunción eréctil (DE), mediante este procedimiento se puede implantar un dispositivo que hace que el pene se ponga erecto, aumentar el flujo de sangre al pene mediante la reconstrucción de las arterias o bloquear las venas que dejan que la sangre salga del pene.

La psicoterapia también hace parte del tratamiento contra la disfunción, usando una base psicológica para reducir la ansiedad por la relación sexual.

Bibliografía

  • Guber HA, Faraq AF. Evaluation of endocrine function. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 23rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 24.
  • Saigal CS, Wessells H, Wilt T. Predictors and prevalence of erectile disfunction in a racially diverse population. Archives of Internal Medicine. 2006; 166:207–212
  • Disfunción eréctil (DE). Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-urologicas/disfuncion-erectil. Consultado el 5 de Abril de 2018
  • Corona G, Rastrelli G, Burri A, Jannini EA, Maggi M. The safety and efficacy of Avanafil, a new 2 nd generation PDE5i: comprehensive review and meta-analysis. Expert Opin Drug Saf. february 2016;15(2):237-47.

2 COMENTARIOS

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!