¿Qué dice tu Flujo Vaginal acerca de tu Salud Íntima?

Qué dice tu Flujo Vaginal sobre tu salud

Como mujer es importante que estés al tanto de tu salud íntima y en este sentido controlar tu flujo vaginal. Esta sustancia es algo natural que suele ser expulsado por la vagina y que dependiendo de su color y textura podrás comprobar si todo va bien. Hoy te contamos qué dice tu flujo vaginal acerca de tu salud íntima, para que estés al tanto ante cualquier irregularidad.

Para empezar ¿Qué es el flujo vaginal?

El flujo vaginal es un fluido el cual es producido por el aparato reproductor femenino y que es expulsado a través de la vagina. Esto sucede debido a un proceso de limpieza interna que se realiza naturalmente y permite mantenerse sana y está formado por células vaginales y del cuello uterino. Ayuda a proteger a la vagina de bacterias y virus, eliminándolos de tu cuerpo y manteniendo el pH en niveles óptimos para no sufrir infecciones vaginales.

¿Qué tu flujo vaginal acerca de tu salud íntima?

Por lo general, los atributos que determinan la normalidad del flujo vaginal son el ser incoloro e inodoro. Sin embargo, en ciertas fases del ciclo menstrual puede llegar a cambiar de color y significar cosas distintas. A continuación conocerás qué indica tu flujo vaginal de acuerdo a su apariencia y olor.

Flujo normal

El flujo considerado como normal es aquel que tiene un color y textura similar a una clara de huevo. Suele ser abundante en el ciclo de ovulación y bastante escaso cuando termina la menstruación. Por otra parte, cuando termina la ovulación, la textura del flujo vaginal se vuelve fibrosa para evitar el paso de los espermatozoides. Sin embargo, esta consistencia también es normal.

Flujo blanco y grumoso

Por lo general, si tu flujo vaginal suele tener un color demasiado blanco y grumoso, y además presentas comezón es indicio de una posible candidiasis. Si presentas estos síntomas, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu ginecólogo de confianza para poder comenzar el tratamiento cuanto antes.

Flujo gris y ligero con olor

Si sientes que tu flujo vaginal es ligero pero con un color grisáceo y acompañado de mal olor, entonces es posible que estés sufriendo una infección. Principalmente ocurre debido a una vaginosis bacteriana, por lo que es necesario acudir al ginecólogo para un tratamiento con antibióticos.

Verde o amarillo con prurito

Si notas que tu flujo vaginal tiene un color verdoso o amarillento y presentas además prurito o sarpullido, lo más probable es que estés sufriendo de clamidia. Esta es una enfermedad de transmisión sexual que causa una infección bacteriana, por lo que debes acudir al médico para poder tratarla.

Flujo con espuma y olor fuerte

Como mencionamos al principio, el flujo vaginal no debería oler, así que si su textura es espumosa y tiene un olor desagradable es probable que tengas una ETS. Para ser más específicos, Tricomoniasis.

¿Cuál es la cantidad de flujo normal que expulsa la vagina?

Si bien la textura y el color de tu flujo vaginal son importantes para determinar su normalidad, también es necesario saber la cantidad. Lo común es que la vagina expulse de 2 a 5 mililitros de flujo fuera del periodo de menstruación. Sin embargo, debes tener en cuenta que en ocasiones puede ser más abundante debido a embarazos o la etapa de ovulación. Además si notas coloración u olores extraños, es posible que este ocurriendo una infección y debas acudir a tu ginecólogo.

Recomendaciones para evitar infecciones vaginales

Siempre hay formas de prevenir una infección vaginal y tu flujo puede ser importante para determinarlo. Algunos de los hábitos de higiene y seguridad íntima que puedes aplicar son los siguientes:

Elige la ropa interior adecuada

Es necesario que utilices ropa interior de algodón y transpirable para que tu vagina no esté expuesta a infecciones de hongos o bacterias. Recuerda que utilizar ropa ajustada en tu zona intima puede favorecer a este tipo de patógenos y desencadenar problemas en tu flujo vaginal.

Ten una vida sexual responsable

Debes tener en cuenta que si tienes relaciones sexuales con frecuencia y con diferentes personas, corres el riesgo de sufrir una ETS. Por esta razón, es necesario que utilices preservativo para evitar cualquier tipo de contagio o infección.

Utiliza jabones íntimos con pH neutro

Al momento de bañarte, es necesario que utilices opciones amigables a tu zona íntima. Como ya sabes, el pH de la vagina es diferente, y debes utilizar jabones con pH neutro que eviten que este cambie. También es necesario que evites el uso de duchas vaginales, ya que estas en lugar de favorecer a tu vagina lo que hacen es promover aún más cambios en tu flujo vaginal.

Sigue estas recomendaciones y vigila tu flujo vaginal para prevenir la aparición de infecciones que puedan poner en riesgo tu salud íntima.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!