Disfunción Eréctil ¿Cómo superarla?

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil, conocida en algunos casos como impotencia sexual, es una condición que aqueja a millones de hombres alrededor del mundo. Se le considera un tema sensible debido a que muchos hombres se ven afectados a nivel psicológico por ella.

Si sospechas que podrías padecer disfunción eréctil probablemente quieras saber cómo superarla y si eso es de hecho posible. Continúa leyendo para descubrirlo.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil consiste básicamente en la imposibilidad del hombre de tener una erección, o de tenerla, la imposibilidad de mantenerla.

Esto por supuesto supone un problema a la hora de tener relaciones sexuales ya que puede impedir la penetración. Ocasionalmente, es posible que los hombres experimenten problemas para tener erecciones, debido a la vergüenza, miedo o nerviosismo, el problema comienza cuando no le es posible tener erecciones bajo ninguna circunstancia.

Además de los problemas de confianza y autoestima que esto puede generar, la disfunción eréctil prolongada podría ser señal de alguna enfermedad subyacente.

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?

Es posible que en algunos casos la disfunción eréctil sea el resultado de la combinación de factores físicos y psicológicos.

Para dar una respuesta más clara a esta pregunta, a continuación se presentan las causas más comunes de la impotencia sexual.

Causas físicas de la disfunción eréctil

  • Obesidad: Sí, la obesidad es una de las causas más comunes de impotencia sexual. Esto se debe básicamente a los trastornos endoteliales en los cuerpos cavernosos del miembro, como consecuencia de las alteraciones vasculares.
  • Niveles bajos de testosterona: La testosterona estimula la producción de óxido nítrico por parte de los tejidos que se encuentran en el pene y que forma parte del proceso de erección. Evidentemente cuando los niveles de esta hormona decrecen, también lo hace la producción de óxido nítrico.
  • Colesterol alto: Tener el colesterol alto puede tener un impacto negativo en la erección por dos motivos: puede reducir los niveles de testosterona y puede producir daños en los nervios del pene, impidiendo que este reciba los impulsos para tener una erección.
  • Tabaquismo: El tabaquismo está fuertemente relacionado con la disfunción eréctil. La razón detrás de esto puede ser el hecho de que el tabaco altera la circulación sanguínea, reduciéndose especialmente en las arterias peneanas. De hecho, la disfunción eréctil es 2,5 veces más común en hombres fumadores que en aquellos que no han fumado nunca.
  • Consumo de alcohol y otras sustancias: Por su parte el consumo de alcohol y sustancias también juega un papel importante en la incidencia de la disfunción eréctil, al inhibir el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.

Causas psicológicas de la disfunción eréctil

Ansiedad y depresión:

Tanto la ansiedad como la depresión son trastornos mentales que están relacionados con la disfunción eréctil. De hecho, omitiendo los orígenes físicos, estas dos enfermedades se entienden como parte de las causas más comunes de este problema al disminuir el deseo sexual. (Vea También: Señales que indican que debes hacerte un Examen de ETS)

Problemas en la pareja:

Cuando se presentan problemas en la pareja, o cuando existe desconfianza, miedo, ira, o vergüenza, es posible que se presenten episodios de impotencia sexual.

Los problemas de comunicación o incluso la inminente ruptura de la pareja puede derivar en este padecimiento.

Estrés:

Junto con la eyaculación precoz, la disfunción eréctil es una de las consecuencias más comunes del estrés en los hombres. Vivir constantemente estresado puede desencadenar la disfunción eréctil e incluso empeorarla.

Tratamientos para la disfunción eréctil

Es posible tratar la disfunción eréctil para recuperar la vida sexual y permitirle al hombre recobrar su tranquilidad y autoestima. Los tratamientos existentes incluyen varias estrategias, mismas que se definirán a continuación:

Hacer cambios en los hábitos

Cuando un hombre se enfrenta a la disfunción eréctil parte del tratamiento involucra cambiar el estilo de vida y los hábitos.

Esto quiere decir, que para dar el primer paso, se debe llevar una alimentación más balanceada, dejar de lado el sedentarismo y reducir, o mejor aún, eliminar el tabaco y el consumo de alcohol.

Buscar ayuda psicológica

Si sospechas que tu disfunción eréctil podría estar relacionada con problemas de carácter psicológico, es posible que quieras buscar ayuda profesional.

Tratar esas afecciones en primer lugar, podría ayudarte a eliminar los problemas de impotencia sexual.

Tratamientos con medicamentos

Cuando los dos pasos anteriores no dan resultado, tu médico podría considerar recetarte algunos medicamentos. Muchos de estos, por no decir todos, se suministran vía oral y tienen una gran efectividad.

Sí es posible recuperar tu vida sexual

La disfunción eréctil no es el final del camino, se trata de una condición tratable que puedes superar de la mano con un profesional.

Cambiar tus hábitos y omitir el consumo de sustancias, puede ayudarte a lograr tu objetivo de recuperar tu vida sexual.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!