El sungazing

Hay una nueva tendencia de yoga en alza, y se llama yoga solar. El yoga solar es un tipo de yoga que se realiza al aire libre bajo la luz directa del sol.

Los defensores del yoga solar dicen que la práctica ofrece una serie de beneficios, como el aumento de los niveles de vitamina D, la mejora de la claridad mental y la mejora del estado de ánimo.

Pero, ¿es el yoga solar adecuado para usted? En este artículo, exploraremos los pros y los contras del yoga solar y te ayudaremos a decidir si es la opción correcta para ti.

¿Qué es el yoga solar?

La curación solar es una práctica de yoga que incorpora el uso de la luz solar en las posturas. Se dice que el calor y la luz del sol ofrecen muchos beneficios, como la limpieza y la energización del cuerpo, y el refuerzo del sistema inmunológico.

Se practica por la mañana, cuando sale el sol, o por la tarde, cuando se pone. Mucha gente considera que la práctica del yoga solar ofrece una experiencia más profunda que la del yoga normal en interiores.

¿Cuáles son los beneficios del yoga solar?

Los beneficios son muchos. En primer lugar, la práctica ayuda a mejorar la digestión y la eliminación. A medida que la energía del sol se desplaza por el cuerpo, ayuda a descomponer los alimentos y las toxinas, facilitando su eliminación.

El yoga solar también ayuda a mejorar la circulación y la función respiratoria. La mejora de la circulación ayuda a llevar nutrientes y oxígeno a todas las células del cuerpo, mientras que las respiraciones profundas realizadas durante el yoga ayudan a limpiar los pulmones. Además, la práctica puede ayudar a aliviar el estrés y la tensión, así como las condiciones de dolor crónico.

¿Cómo hacer yoga solar?

Hay varios métodos diferentes para realizar el yoga solar. Una forma popular es ponerse de pie con los pies separados a la anchura de la cadera, extender los brazos hacia los lados y paralelos al suelo, y luego doblarse lentamente hacia atrás hasta que las manos toquen el suelo (o lo más cerca posible).

Si te sientes realmente atrevido, también puedes probar una variante con las manos paradas. Empieza poniéndote en posición de parada de manos, con los pies juntos y las manos tocando el suelo.

Desde aquí, dobla lentamente las rodillas y baja hasta que tu cabeza toque el suelo. Ten cuidado de no dejar que las caderas se hundan hacia abajo: debes mantener el cuerpo en línea recta desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Mantén esta posición todo el tiempo que puedas antes de volver a subir lentamente a la posición inicial.

El mejor momento para practicarlo

Hay algunas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de planificar tu práctica solar de yoga. La primera es el momento. El mejor momento para practicar yoga solar es durante las horas del amanecer o del atardecer, cuando el sol está más fuerte.

En segundo lugar, hay que encontrar un lugar con exposición directa al sol. Puede ser al aire libre, en un parque o jardín, o en el interior, cerca de una ventana. Asegúrate de evitar practicar bajo la luz directa del sol si tienes quemaduras o una piel sensible.

Por último, pero no por ello menos importante, vístete adecuadamente para el clima y asegúrate de llevar mucha agua. El yoga solar puede ser bastante intenso, por lo que es importante mantenerse hidratado durante toda la práctica.

Las mejores posturas de yoga solar

Hay una serie de posturas de yoga que se pueden hacer bajo el sol. Son las llamadas posturas solares de yoga. Son excelentes para tonificar el cuerpo, mejorar la circulación y energizar la mente. Las mejores posturas solares de yoga son:

  1. El Saludo al Sol: Se trata de una secuencia de 12 posturas que calienta el cuerpo para las posturas más agotadoras. Es una gran manera de comenzar su práctica.
  2. Las posturas del Guerrero: Estas poderosas posturas tonifican todo el cuerpo y te dan una sensación de logro.
  3. La postura del camello: Esta postura para doblar la espalda abre el pecho y la garganta y fortalece los músculos alrededor de la columna vertebral.
  4. La postura del pez: Esta postura estira y abre el pecho, el cuello y las caderas. También se dice que estimula la glándula tiroides y mejora la claridad mental.

Conclusión

El yoga solar es una forma estupenda de obtener los beneficios del yoga mientras se disfruta del sol y del aire fresco. Es una forma estupenda de empezar el día o de relajarse por la noche.

Compartir:

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!