Técnicas para Sacarles el Máximo Provecho a las Mascarillas

Técnicas para Sacarles el Máximo Provecho a las Mascarillas

Las mascarillas son muy importantes dentro de la rutina de belleza para el cuidado de la piel, y es que por más que la limpiemos, exfoliemos e hidratemos, siempre es necesario un cuidado extra y la nutrición que brindan las mascarillas.

Es importante escoger la mascarilla adecuada según nuestro tipo de piel, así como también el objetivo que buscamos, por ejemplo, rejuvenecer el rostro, nutrir, atenuar arrugas, desmanchar la piel, etc.

Puedes recurrir a mascarillas naturales, estas nos encantan porque al ser naturales no tienen contraindicaciones en nuestra piel (a menos que seas alérgico a alguno de sus ingredientes), o puedes optar por las mascarillas comerciales que también brinda muchísimos beneficios a la piel.

Cualquiera sea la opción que escojas, existen algunos trucos para que la piel absorba todos los nutrientes de las mascarillas y así maximizar su efecto en el cutis.

Más Consejos de Estética AQUÍ

Cómo sacarles el máximo provecho a las mascarillas

1. Para que la piel reciba muchos más los nutrientes de las mascarillas, es necesario que la piel además de estar completamente limpia, le apliques el tónico facial, indispensable en tu rutina de belleza.

Tanto la limpieza como el tónico son muy importantes porque preparan la piel, abren y limpian los poros; haciendo que los nutrientes puedan penetrar más fácilmente.

2. Cuando estés en el proceso de limpieza, aprovecha para darte un suave masaje en el rostro, pueden ser delicados pellizcos o golpecitos en toda la cada para que la circulación se active en la zona y la mascarilla nos nutra aún más la piel.

3. Usar las mascarillas frías ayuda a que tu piel se desinflame la piel, por ejemplo, en caso de bolsas u ojeras; también ayuda a refrescarla y a cerrar los poros.

4. Si la mascarilla es para aplicar con los dedos (no es la que viene con la forma del rostro para poner encima); hazlo de forma ascendente y con suaves masajes circulares para estimular la piel; a la vez que haces una ligera presión con los dedos para ayudar a que los nutrientes penetren bien en las capas de la piel.

5. El tiempo ideal de uso de cada mascarilla depende del fabricante en el caso de las mascarillas comerciales y se aconseja 1 vez por semana.

Para las mascarillas naturales lo recomendado es mínimo 30 minutos y las veces que quieras a la semana; aunque lo ideal para ver buenos resultados es 3 o 4 veces por semana.

6. Una vez transcurrido el tiempo, retira la mascarilla con agua fría que ayuda a cerrar los poros, evitando que luego nos entre suciedad. Seca tu piel suavemente para evitar que se irrite o se lastime; recuerda que la piel ya ha pasado por 3 procesos y puede quedar sensible.

Más Temas de Estética y Belleza AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!