Utilidad de la Fosfatasa Alcalina Ósea en la Detección de Metástasis Óseas por Cáncer de Próstata

*Drs. Juan Guillermo Cataño y Alfonso Rash – Isla
Pontificia Universidad Javeriana
Hospital Universitario San Ignacio
Unidad de Urología

Resumen

Objetivo: Determinar la utilidad clínica de la fosfatasa alcalina ósea (FAO) para detectar o descartar metástasis óseas en pacientes con cáncer de próstata.

Materiales y Métodos: Entre Noviembre de 2001 y Julio de 2003 se evaluaron 111 pacientes con diagnóstico de adenocarcinoma de próstata, en busca de me­tástasis óseas. El estudio de metástasis óseas se hizo por sospecha clínica, valor de PSA superior a 10 ng/ml o un score de Gleason superior a 7. El estudio se realizó con gamagrafía ósea. A estos pacientes se les realizo además medición de FAO en suero, con un valor de referencia igual o superior a 30 ng/ml. Se realizo medición de sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y valor predic­tivo negativo de la fosfatasa alcalina ósea comparándola con el gold estándar: gamagrafía ósea.

Resultados: Se evaluaron 111 pacientes con diagnóstico de adenocarcinoma de próstata, en busca de metástasis óseas. La edad promedio de los pacientes fue de 69,7 años (50-83 años). El valor promedio de FAO fue de 29,28 ng/ml (9-56 ng/ml). En 31 pacientes la gamagrafía ósea fue positiva. De estos 31 pacientes, 26 pacientes tuvieron FAO positiva y 5 negativa. En 80 pacientes la gamagrafía ósea fue negativa. De estos 80 pacientes, la FAO fue positiva en 17 y fue negativa en 63. La sensibilidad de la prueba fue de 83.8%. La especif­icidad fue de 78%. El valor predictivo positivo fue de 60% y el valor predictivo negativo fue de 92%.

Conclusiones: La fosfatasa alcalina ósea es una prueba de gran utilidad en el estudio del paciente con cáncer de próstata en quien se sospechan metástasis óseas ya sea para confirmar o para descartar la presencia de estas.

El cáncer de próstata es el cáncer mas co­múnmente diagnosticado en el hombre y es la segunda causa de muerte por cáncer en varios países del mundo incluyendo Colombia. Entre el 60 y el 65% de estos cánceres se diagnostican en mayores de 65 años. En las últimas décadas se ha demostrado un aumento en la expectativa de vida, encontrándose en 1990 una población mundial de mayores de 65 años cercana al 13% y se estima que este grupo de edad dentro de 15 años corresponderá al 20% de la población mundial11,12,13.

Aproximadamente el 40% de los nuevos cánceres encontrados, presentan metástasis óseas en el momento del diagnóstico, y la muerte debida a cáncer de próstata en la gran mayoría de los casos es secundaria a enfermedad metastásica (estadio D2). La sobreviva de estos pacientes es aproxima­damente de 5 a 8 años posterior al diagnós­tico12,13.

En la actualidad, la indicación de realizar gamagrafía ósea para identificar la presencia de metástasis óseas por cáncer de próstata, se basa en los síntomas del paciente (presencia o no de dolores óseos), grado histológico del tumor, estadío local del tumor y en los valo­res de PSA. Se ha encontrado que en pacientes con valores de PSA por debajo de 10ng/ml la probabilidad de presentar metástasis óseas, en ausencia de sintomatología sugestiva, es muy baja. De esta manera el PSA es el mejor predictor de los resultados de la gamagrafía ósea1,3,12,13. De igual manera se ha demostrado que pacientes con cáncer de próstata con va­lores de PSA por encima de 30 ng/ml, tienen una gamagrafía ósea positiva en más del 95% de los casos. Para pacientes con PSA entre 10 y 30 ng/ml la presencia de metástasis varia entre 80 y 90%1,3,4,10,12.

La fosfatasa alcalina ósea es una isoenzima que corresponde al 40% de la fosfatasa alcalina total y es un indicador de actividad metabólica de osteoblastos y se correlaciona con metásta­sis osteoblásticas. Es útil para el diagnóstico y seguimiento de metástasis óseas en cáncer de próstata1,3,4. Los valores de fosfatasa alcalina ósea en la población sana varían entre 6-18 ng/ml (12 +/- 6). En pacientes con hiperpla­sia prostática benigna y cáncer de próstata no metastásico (M0) los valores son similares a los de la población sana. Los valores signifi­cativos para metástasis son por encima de 30 ng/ml. Por encima de este valor, la correlación con gamagrafías óseas positivas es superior al 90%1,3,4.

En pacientes a quienes se sospecha me­tástasis óseas por cáncer de próstata, el uso de la fosfatasa alcalina ósea reduce según di­ferentes estudios, el número de gamagrafías óseas innecesarias en un 75%, ahorrando así aproximadamente 120 millones de dólares al año1,3,4.

En el presente estudio, se realiza un análisis de la utilidad de la fosfatasa alcalina ósea para la detección de metástasis óseas en cáncer de próstata, comparándola con el gold estándar actual: la gamagrafía ósea.

Materiales y Métodos

Entre Noviembre de 2001 y Julio de 2003 se analizaron 111 pacientes con diagnostico histológicamente confirmado de adenocarc­inoma de próstata, en busca de metástasis óseas. Los pacientes fueron evaluados en el Hospital San Ignacio, Centro Oncológico Javeriano y Hospital Central de la Policía. Las indicaciones por las cuales se inicio la búsqueda de metástasis fueron: PSA con va­lores superiores a 10 ng/ml, sintomatología y hallazgos al examen físico sugestivos de metástasis o score de Gleason superior a 7. Fueron excluidos para el presente estudio todos los pacientes con enfermedades óseas metabólicas: enfermedad de Paget, osteodis­trofia renal, hiper- paratiroidismo o hiperti­roidismo, y pacientes con diagnostico de otro tipo de cáncer sincrónico con el de próstata. A todos los pacientes se les realizo gamagra­fía ósea en busca de metástasis y a su vez se les determinó el valor de fosfatasa alcalina ósea en sangre, teniendo como referencia va­lores iguales o superiores a 30 ng/ml para ser considerada positiva para metástasis. Todos los casos fueron diagnosticados por biopsia transrrectal de próstata y la lectura de la misma fue realizada por los patólogos de los diferentes centros. La gamagrafía fue realizada en las mismas instituciones donde se valoraban los pacientes y fue informada por especialistas en medicina nuclear y re­visada en la consulta por los urólogos tra­tantes de los pacientes. La fosfatasa alcalina ósea fue medida en 3 laboratorios clínicos de referencia de los centros de atención, los cuales utilizaron el mismo kit y técnica de medición. Con los datos obtenidos se reali­zo medición de sensibilidad, especificidad, valor predictivo positivo y valor predictivo negativo de la prueba, comparándola con el gold estándar, la gamagrafía ósea y de esta manera se estableció su utilidad clínica en este grupo de pacientes.


* Articulo Previamente Publicado en Revista Urología Co­lombiana (Dic 2003) donde se omitió el correcto crédito a sus autores.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!