Doctor Luis Alfonso Navarro Ferrer 1937 – 2004

Doctor Luis Alfonso Navarro FerrerNació en Medellín el 15 de mayo de 1937. Hijo de Luis Alfonso Navarro Jaramillo y Magola Ferrer Londoño.

Bachiller del Colegio San Ignacio en 1954. Ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia en 1955, junto con 62 compañeros. Más tarde hizo residencia de Ortopedia y Traumatología en la misma Universidad y posteriormente viajó a los Estados Unidos a hacer una subespecialización en cirugía de Mano en la Clínica Campbell con el Dr. Lee Milford profesor clínico de Ortopedia en la Universidad de Tennessee y cirujano de mano de conocida trayectoria, que nos visitó como profesor invitado.

El 28 de agosto de 1968 se constituyó la Sociedad Centro de Ortopedistas con el carácter de Sociedad limitada y cuyos miembros fundadores fueron los Doctores Enrique  Betancur Lopera, Octavio Mejía Salazar, Miguel Montoya Vélez, Leonardo Múnera Cárdenas y LuisAlfonso Navarro Ferrer.

En una vieja casona de 11 piezas y 3 patios, situada en la carrera 45 (el palo) y entre las calles 53 (Maracaibo) y 54 (Caracas) previamente remodelada instalaron su consultorio particular el Doctor Navarro y sus cuatro compañeros y comenzaron a atender pacientes en noviembre de ese mismo año en la nueva instalación bautizada con el pomposo nombre de “Clínica de Fracturas” de Medellín.

El doctor Navarro fue el primer gerente de la naciente sociedad y presidente de la junta directiva, ocupó esta posición en varias oportunidades con lujo de competencia, hasta transformar la vieja casona en un moderno edificio con todas las comodidades para el ejercicio de la especialidad.

Contrajo matrimonio el 20 de diciembre de 1968, con Norkzia Ortíz. Tuvo tres hijos, David, Ana María estudiante de Medicina, y Andrés. Miembro de la Sociedad Antioqueña de Ortopedia SAOT desde el año de 1968, fue su presidente en el período 1985 – 1986.

Miembro muy activo del legendario grupo de Medellín en la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología SCCOT desde 1971. Para el XVI Congreso de Ortopedia presenta su trabajo de ingreso titulado «Cuatro años de experiencia en alargamientos óseos» con un fijador de rótulas móviles que él diseñó y popularizó. Su alegre y decidida participación en todos los eventos y congresos de la SCCOT fue notoria durante muchos años.

Miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía de la mano, fue su presidente en 1984. Su tema favorito eran las  lesiones del plexo braquial, en el que era un experto. Escribió en nuestra revista un artículo sobre “Elementos diagnósticos y pronósticos en lesiones del plexo braquial (Volumen 5, # 1, 9-14, 1991) que demuestra todo su talante académico.

Su labor docente la inició como Instructor en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl año 1968 a 1971. También fue Instructor del instituto de rehabilitación San Luis de Medellín en los años 1968 a 1971. Continuó su actividad docente con residentes en la Universidad Bolivariana cuando estaba vinculado al ISS de Medellín a cargo de las lesiones de miembro superior.

Las siguientes palabras son tomadas del libro en preparación: “Comienzos de la Ortopedia en Antioquia,” cuyo autor el Dr. Leonardo Múnera Cárdenas, su ex jefe, lo describe así:

Señor a carta cabal. Amigo fiel, alegre y desinteresado. Honesto como el que más. Sincero y dispuesto a servir con vehemencia y sin egoísmo. Todo un señor doctor, cumplidor del juramento Hipocrático. Sencillo y preocupado siempre por el bienestar del desvalido.

Dedicó sus últimos años a programas de paz y convivencia , con tal entusiasmo y dedicación, que fue disminuyendo el tiempo entregado a su profesión, para dedicarlo a tan noble causa.

Buen esposo, buen padre, buen colega, magnífico compañero , siempre tomó con gran responsabilidad las múltiples empresas y tareas que emprendió.

Falleció el 9 de mayo de 2004, en la ciudad de Medellín, víctima de un absurdo accidente de tránsito, a los 67 años de edad. Es difícil describir en pocas palabras toda la trayectoria y la extraordinaria semblanza de uno de sus miembros más valiosos de la SCCOT, orgullo de la ortopedia antioqueña. Con esta modesta reseña la SCCOT se suma al dolor de sus familiares, amigos y colegas y los acompaña en su duelo..

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!