Dilemas y Toma de Decisiones Éticas del Profesional de Enfermería en Unidades de Cuidado Intensivo1

Dolly Yaneth Padilla*, Sandra Patricia Silva Cuitiva**

Resumen

El profesional de enfermería se enfrenta a diferentes dilemas éticos que ponen a prueba los conocimientos y las habilidades pero también la ética, la moral y la religión, y aunque en la mayoría de las situaciones no toma la decisión, sí es quien la ejecuta; por esto, es de gran importancia conocer los dilemas éticos que se presentan en las unidades de cuidado intensivo y la forma como el profesional de enfermería toma las decisiones éticas.

Para la presente investigación se utilizó la metodología de revisión documental concluyendo que son muchos los dilemas éticos a los que se enfrenta y no necesariamente implican grandes dimensiones; pero, así como son muchos los dilemas son diversas las opciones que se tienen para tomar una decisión. Es importante analizar cada caso individualmente, teniendo en cuenta factores sociales, religiosos y éticos de las personas involucradas.

Palabras clave: dilemas éticos, decisiones éticas.

Abstract

The professional nurse confronts diverse types of ethical dilemmas that challenge not merely knowledge and abilities, but also ethics, morals, and religious beliefs; and although in the majority of situations the nurse does not have to take decisions, it is her or him who has to execute them; thereby the importance of being aware of the ethical dilemmas that occur in the intensive care units, and the way the professional nurse takes ethical decisions.

This study, that employed the methodology of documental revision, concluded that there are many ethical dilemmas facing the nurse, not necessarily of major dimensions; but so as to there are many dilemmas, there is also a variety of options in the process of taking a decision.

It is important to analyze each case individually, in the context of the social, religious, and ethical factors pertinent to each person involved.

Key words: Ethical dilemas, ethical decisions

A inicios de la década de los años 50 con el desarrollo de técnicas como la hemodiálisis, la ventilación mecánica, la monitorización hemodinámica entre otros, se ha reducido la mortalidad de pacientes con enfermedades que antes se consideraban fatales; sin embargo, en algunos casos esta tecnología trae consigo problemas como enfermedades más complejas, la aplicación indiscriminada de soporte vital no indicado y elevados costos materiales y morales; las técnicas para prolongar la vida se trasformaron en técnicas para aplazar la muerte; lo que trae consigo implicaciones médicas, legales, económicas y éticas, como el encarnizamiento terapéutico y la eutanasia(1)

Esto cobra mayor importancia si se tiene en cuenta que en 45% de los pacientes que mueren en las unidades de cuidado intensivo fue necesario decidir la suspensión de medidas terapéuticas y en un alto porcentaje sólo se cuenta con escasos minutos para tomar estas decisiones. El dilema es mayor debido a que no existe una respuesta definida ni precisa, ni la decisión más acertada para todos los dilemas éticos lo que exige una reflexión sobre cada una de las situaciones particulares que se presentan.(2)

Si bien es cierto que las decisiones que se toman frente a este tipo de pacientes son de carácter médico, también lo es que ellas afectan el quehacer diario de la enfermera, pues es quien las ejecuta; y esto se dificulta aún más cuando las decisiones que se toman van en contra de los principios éticos, morales y religiosos del profesional de enfermería que forma parte del equipo de salud. En este sentido surgen interrogantes como: ¿el profesional de enfermería se encuentra preparado para afrontar estas situaciones?, ¿realmente es parte activa del grupo interdisciplinario que toma estas decisiones o sólo cumple órdenes esté o no de acuerdo?

Hasta hace muy poco tiempo, los modelos para la toma de las decisiones éticas no incluían a las enfermeras, pues sólo eran vistas como un subalterno y dependiente, dado que el actuar profesional estaba vinculado al cumplimiento de las indicaciones médicas, de ahí que la mayoría de los problemas morales de la profesión de enfermería estuvieran circunscritos al hecho de que la enfermera hubiera cumplido en forma correcta o incorrecta dichas indicaciones.

Pero a partir de la segunda mitad del siglo XX la enfermería se reconoce como disciplina constituida por un cuerpo teórico conceptual, alcanza el nivel universitario y se ubica en un plano de igualdad con otras profesiones; por lo tanto, aunque se continúan realizando acciones dependientes de las órdenes médicas, han sumado acciones interdependientes con otros profesionales del equipo de salud. Haber iniciado la realización de un grupo, cada vez más numeroso, de acciones independientes frente a las cuales son las únicas responsables desde el punto de vista de la competencia y desempeño profesional, como desde el ángulo de la ética, es quizá uno de los logros más significativos. (3)

Sin embargo, en este aspecto de la ética se encuentran varias limitaciones debido a la deficiente formación en el tema, bien sea por una pobre transmisión de conocimientos por parte de los docentes o poco desarrollo de habilidades y prácticas por parte de los estudiantes y los profesionales en esta área. Esto se ve reflejado en la investigación “Indagación sobre ética profesional en enfermería” realizada por alumnos del segundo curso de diplomatura de Enfermería de la Universidad de Jaén – España, donde muestran que el 73,8% y el 45,4% no tiene conocimientos acerca de los comités de bioética ni del código deontológico de enfermería, respectivamente.

Estas conclusiones demuestran que los profesionales de enfermería tienen un gran desconocimiento de los códigos deontológicos, de los principios y valores de la ética profesional, de los comités de bioética y de cualquier otra organización u organismo que pueda servirles de ayuda en las decisiones conflictivas donde estén en juego los dilemas éticos o legales.

La presente investigación servirá de guía tanto a estudiantes como profesionales de enfermería en la toma de decisiones éticas frente a los diferentes dilemas éticos que se presentan en cuidado intensivo. Igualmente se pretende incentivar a las diferentes instituciones educativas para que profundicen en el área de la ética, brindando no sólo aspectos teóricos sino prácticos que orienten al estudiante de enfermería en su vida profesional y personal. Además, se considera importante que el profesional desarrolle actualizaciones periódicas en esta área e incentive a otros, permitiendo que nuestro actuar sea respaldado no sólo por aspectos científicos y técnicos sino por principios morales y éticos.

Para iniciar es importante definir conceptos que se van a utilizar con frecuencia en el desarrollo del presente documento, las diversas situaciones que lo generan y los diferentes modelos para la toma de decisiones éticas.

Ética: se deriva del griego ethika, ethos, que significa comportamiento, es decir, principios o pautas de la conducta humana. Según Teresa Asnáriz la ética es la disciplina que estudia la acción moral en función de una teoría sobre el fin o sentido último de la existencia humana desde el punto de vista de sus condiciones de moralidad.(4)

Moral: esta autora la define como una buena acción tanto por su adecuación con la costumbre considerada válida como por el carácter virtuoso de quien la realiza.(4)

Por lo tanto, se podría decir que la moral se manifiesta en los comportamientos humanos y dicta al hombre lo que debe y no hacer, mientras que la ética se ocupa del obrar humano en acciones que se han considerado morales y da las pautas para considerar una acción como buena o mala, estudia lo referente a la moral y busca la fundamentación y justificación de la moral, trabaja sobre patrones de conducta establecidos e intenta la generalización de las normas en la medida de lo posible.(5)

En conclusión, la ética es la ciencia que guía el comportamiento y por tanto el quehacer de enfermería basada en la moral que es la que diferencia los actos buenos de los malos.

Bioética: según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: disciplina científica que estudia los aspectos éticos de la medicina y la biología en general, así como las relaciones del hombre con los demás seres vivos. La enciclopedia de Bioética la define como el estudio sistemático de la conducta humana en el campo de las ciencias biológicas y la atención de la salud, en la medida en que esta conducta se examine a la luz de valores y principios morales.

La bioética se basa en los siguientes principios que son de gran importancia al momento de tomar una decisión ética:(6)

• Principio de no maleficiencia: evitar hacer daño, es decir, no producir lesiones en la integridad del paciente que no sean estrictamente terapéuticas.

• Principio de beneficencia: obrar en busca del bien del enfermo en términos terapéuticos, es decir hacer el bien y evitar el mal.

• Principio de justicia: exige tratar a todas las personas con la misma consideración, sin discriminación por sexo, raza, ideología, edad, etc.

• Principio de autonomía: respetar la decisión del paciente frente a la toma de decisiones acerca de su situación actual de salud.

Dilemas Éticos en la Práctica de Enfermería

Dilema se define como aquella situación que refleja posiciones y/o argumentos en conflicto que presenta más de dos alternativas de solución que pueden ser o no satisfactorias.

En la labor diaria el profesional de enfermería se encuentra enfrentado a diversos y variados dilemas éticos especialmente cuando el paciente se encuentra en estado crítico. Entre los más frecuentes:(7) la eutanasia: muerte piadosa o muerte por compasión, este dilema se puede encontrar frente a diversas situaciones como son compasión hacia personas que sufren dolor intenso e incontrolable, falta de posibilidades para costear el tratamiento paliativo de diferentes síntomas, insuficiente formación profesional y humana o la propia decisión del enfermo.

La eutanasia puede ser activa o pasiva, la primera hace referencia a producir o acelerar el fallecimiento de una persona mediante una determinada acción; y la segunda, a omitir una terapia que debe ser aplicada la cual prolongaría la vida del paciente.

La eutanasia en Colombia no se encuentra legalizada, sin embargo; la sentencia C239 de 1997 de la Corte Constitucional despenalizó la eutanasia activa, que exonera de culpa al médico que ayude a un enfermo terminal declarado incurable y que haya dado su consentimiento.(7)

Encarnizamiento terapéutico o distanasia: hace referencia al empleo de medios extraordinarios a pesar de tener la certeza de que estos no ayudarán a aliviar al enfermo y sólo servirán para prolongar la agonía. Es retrasar el advenimiento de la muerte por todos los medios posibles.

Comúnmente se encuentra en las unidades de cuidado intensivo, pues es allí donde se cuenta con más tecnología. Esta decisión se ve influenciada por muchos factores como el prestigio profesional, los intereses económicos y la obsesión por mantener la vida olvidando la calidad de la misma.

Ortotanasia: hace referencia a la muerte correcta, al debido tiempo, sin abreviaciones ni prolongaciones desproporcionadas, es dejar que la muerte llegue en enfermedades incurables y terminales manejándolas con un tratamiento paliativo al máximo para evitar sufrimientos recurriendo a medidas razonables y dejando de utilizar medios desproporcionados que prolongan la agonía.

Es importante diferenciar la ortotanasia de la eutanasia pasiva, diferenciar los medios terapéuticos proporcionados y desproporcionados. Los primeros son aquellos que se caracterizan por su abundancia y disponibilidad inmediata, por ser económicos y habituales entre el ejercicio médico, son de carácter temporal y efecto positivo sobre la salud del paciente. Por ejemplo una venoclisis y el aporte de oxígeno, entre otros. Los segundos se caracterizan por demandar equipos de alta tecnología y complejidad, escasos y de excesivo costo los cuales requieren una aplicación permanente y no garantizan la recuperación de la salud.

Conflicto de Principios y Acciones Éticas en la Práctica de Enfermería(8)

Conflicto entre dos principios éticos: cuando dos principios son válidos pero uno contradice el otro. Ejemplo: la autonomía del paciente en la toma de decisiones y el principio de beneficencia del médico al aplicar un tratamiento. Se presenta en casos donde el paciente no desea continuar el tratamiento pero el personal de salud conoce alguno que podría generar curación.

Conflicto entre dos acciones que tienen razones a favor y en contra: realizar acciones en las que se lesione el paciente, pero el no hacerlas también. Ejemplo: en ocasiones nos enfrentamos a pacientes que por su patología presentan agitación y auto agresión por lo que es necesario realizar inmovilización de sus extremidades, esto iría en contra de la libertad del paciente, pero no realizarla generaría mayor lesión.

Conflicto de evidencias: cuando se realizan acciones terapéuticas en contra de los deseos del paciente inconsciente por decisión de la familia. Ésta se encuentra en pacientes que presentan enfermedades terminales y ocurre muy frecuentemente en UCI pues las decisiones son delegadas a la familia perdiendo el derecho de autonomía que tiene el paciente, pero no se puede intervenir pues legalmente la familia es la directamente responsable de las decisiones.

Conflicto entre la ética personal y el rol profesional: cuando realizamos alguna actividad que va en contra de los principios personales morales y éticos. Se experimenta en las unidades de cuidado intensivo cuando se está en desacuerdo con la aplicación de la eutanasia o del encarnizamiento terapéutico pero lo debemos realizar por orden médica.

Conflicto entre la ética y la ley: ejemplo de este conflicto es la eutanasia, pues puede ser ético ayudar a morir a un paciente con una enfermedad en estado terminal por deseo de la familia pero esto no está autorizado por la ley en Colombia. Lo cual a su vez genera otro interrogante ¿cuál es la mejor forma de actuar, lo que permite la ley o lo que para uno es moralmente bueno?

Toma de Decisiones Éticas

Los aspectos más destacados a la hora de tomar decisiones en los procedimientos clínicos son los que hacen referencia a los parámetros estrictamente médicos; los factores que hacen referencia a la participación del paciente en la toma de decisiones en los que interviene la enfermera de forma directa, tales como el consentimiento informado, valoración riesgobeneficio, interacción equipo asistencial, paciente, familia, rechazo al tratamiento, situaciones de urgencia donde no cabe la posibilidad de una adecuada reflexión y contraste con el propio paciente, etc.

La decisión viene precedida por los siguientes factores: tiempo, incapacidad de evaluar la situación, inconsciencia, ausencia de familiares, compromiso vital, posibilidad de muerte y posibilidad de trasplante, entre otros.Para la toma de decisiones éticas existen diferentes conceptos que facilitan este proceso:(9)

Abogacía: se refiere a la defensa de los derechos humanos a favor de los que no pueden actuar en su propio nombre. El personal de enfermería es el principal defensor de los derechos de los pacientes y discute con él y su familia las necesidades, intereses y opciones de tratamiento. A este concepto se enfrenta frecuentemente el personal que labora en las unidades de cuidado intensivo, pues es allí donde el paciente se encuentra sedado, inconsciente o con soporte terapéutico (tubo endotraqueal) que impide la expresión de sus sentimientos y mas aún la toma de decisiones frente a su tratamiento.

Responsabilidad: la obligación de rendir cuentas sobre la manera en que se han desempeñado las diferentes funciones. La responsabilidad de la enfermera consiste en promover la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y mitigar el sufrimiento. Este concepto debe ser una de las bases fundamentales de la práctica diaria, pues recordemos que trabajamos con seres humanos y cada una de nuestras actuaciones u omisiones repercutirán directamente en el paciente y su familia.

Cooperación: la participación activa con otros para obtener la mayor calidad posible, este concepto resalta la importancia de trabajar en equipo y de que los profesionales de enfermería formen parte activa del equipo interdisciplinario, que aporte en las decisiones terapéuticas en busca del beneficio del paciente. La familia debe ser parte fundamental de este equipo, pues es ella quien conoce las necesidades y deseos del paciente.

Solicitud: obligación o deber moral de los profesionales de la salud de promover el bien de las personas que necesitan cuidados de salud, esto incluye respeto, empatía, etc. Sin olvidar que cada acto u omisión repercute en el paciente, por lo tanto, se debe promover que éstas sean siempre en beneficio del paciente no sólo en el ámbito terapéutico sino personal.

Modelos para la toma de decisiones éticas: para la toma de una decisión ética se han desarrollado diferentes modelos que buscan orientar esta decisión en diferentes situaciones. Es importante que enfermería conozca los diferentes modelos éticos que se han ido desarrollando, ya que muestran diversas posibilidades de contemplar la realidad e intentan aportar soluciones a los dilemas del ser humano.
Un modelo para la toma de decisiones es un conjunto sistemático de principios que motivan y guían las acciones éticas. De igual forma sirve para justificar y explicar las acciones. Los más utilizados son:

• Modelo de Thompson y Thompson
• Modelo de Brody y Payton (Modelo Utilitarista)
• Modelo Ético Deontológico
• Método DOER

Es importante recordar que los libros sólo estimulan el pensamiento y ofrecen sugerencias, pero somos nosotros quienes analizamos y tomamos las decisiones. Nunca tenemos la última o la única respuesta final a todos los problemas humanos, porque somos nosotros, los seres humanos quienes generamos los problemas. Estos problemas o los dilemas éticos de la vida, de la práctica profesional, no se deben esquivar o dejar de lado, se deben afrontar, analizar basados en argumentos, en principios morales y éticos con el fin de tomar decisiones y actuar bien o en el peor de los casos equivocarse cada vez menos.

El análisis de las situaciones de la práctica que presentan dilemas éticos hace crecer y perfeccionar nuestro actuar en el ejercicio profesional. La práctica de cuidar, por lo tanto, es una tarea permanente y no un simple ejercicio. En la medida que se practique se gana habilidad y satisfacción por el crecimiento personal que se logra y por los aportes que se dan para mejorar la calidad humana en el verdadero servicio de la profesión de enfermería, en el arte y la ciencia de cuidar la salud.

Objeción de Conciencia

La objeción de conciencia representa una opción del profesional de enfermería que se enfrenta a un dilema ético y se define como la resistencia que la conciencia personal opone a la ley o un mandato de la autoridad por considerar que sus propias convicciones le impiden cumplirla.(9) Éste es un acto individual, autónomo y libre que debe contar con una fundamentación ética y representa una decisión ética frente a un conflicto.

En el área de la salud la objeción de conciencia se define como la negativa de ejecutar un acto médico o a cooperar directa o indirectamente a su realización que habiendo sido aprobado por las normas legales se considera contrario a la ley moral y ética, a los usos deontológicos o a las normas religiosas. La ley 911 de 2004, en el artículo 9 del Título III permite la objeción de conciencia en los casos en que la ley o las normas de las instituciones permiten procedimientos que vulneren el respeto a la vida, la dignidad y los derechos de los seres humanos.(9)

Hoy día el derecho a la libertad de conciencia es reconocido por la comunidad internacional como uno de aquellos derechos universales, inalienables e inviolables que se derivan de la dignidad humana. La libertad de conciencia se ejerce en aquellos casos en los cuales la persona obra mediante actos que expresan sus actitudes morales; en las situaciones en las que se ve precisado a discernir la cualidad moral de una conducta personal, positiva o negativa; es por esto, que la objeción de conciencia surge en el momento en que una persona tiene la posibilidad de hacer u omitir algo.

El derecho a la objeción de conciencia es reconocido por el artículo 18 de la Constitución Política de Colombia de 1991: “nadie será obligado a actuar contra su conciencia”, que puede ser ejercido por cualquier persona, dentro de ciertos límites. Un objetor de conciencia es aquel que para ceñirse al dictamen moral de su razón omite asumir un comportamiento exigido por la ley como obligatorio; tal objeción sólo debe rechazarse cuando da lugar a una conducta omisiva con la cual se causa daño.(10)

La objeción de conciencia es un acto individual, privado, no violento, de fidelidad a unos principios morales, no pretende cambios ni modificaciones de la ley, no puede ser colectiva, no se permite el actuar en nombre de un tercero, salvo que sea a través de un representante legal.

En Colombia el obrar ético de enfermería está regulado por la ley 911 de 2004 en la cual se presentan las disposiciones deontológicas para el ejercicio de la profesión. En ella se muestran los principios y valores éticos del acto de cuidado de enfermería, las condiciones para el ejercicio de la profesión, las responsabilidades del profesional de enfermería en la práctica, con los sujetos de cuidado, con los colegas y otros miembros del recurso humano en salud, con las instituciones, la sociedad, en la investigación, la docencia y se crean los tribunales éticos de enfermería.(9)

Teniendo en cuenta que la objeción de conciencia se considera como la actitud de aquel que se niega al cumplimiento de una ley o un mandato de autoridad, es importante conocer que esta acción se encuentra en un marco legal bien definido desde la Constitución Nacional. En el artículo 13 se dispone que “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica. El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptara medidas en favor de grupos discriminados o marginados.

Metodología

Para el desarrollo del presente trabajo se utilizó la metodología de revisión documental de investigaciones y artículos relacionados con el tema de dilemas éticos y la toma de decisiones éticas por parte del profesional de enfermería que labora en unidades de cuidado intensivo.

La metodología se desarrolló en tres fases. Inicialmente se desarrolló la búsqueda de documentos, posteriormente la selección y por último el análisis de los mismos.

Primera fase: búsqueda de documentos. La búsqueda de la información se realizó en bases de datos electrónicas; sin embargo, la mayoría de los documentos se obtuvo del Centro de Documentación en Bioética y en la Biblioteca General de la Pontificia Universidad Javeriana de la ciudad de Bogotá. Con el fin de delimitar la información se utilizaron criterios de búsqueda que incluían palabras clave como: dilemas

éticos, toma de decisiones éticas, unidades de cuidado intensivo y profesional de enfermería. Igualmente se delimitó por fecha incluyendo en la búsqueda sólo documentos escritos y publicados entre 1990 y 2006, en español e inglés. Como resultado de la búsqueda se obtuvieron 43 documentos, de los cuales sólo 10 eran resultado de investigaciones, el restante correspondía a artículos de opinión o estudios de caso, lo cual es entendible si se tiene en cuenta que la ética no es un tema del cual se puedan obtener datos exactos ni únicos, pues como se ha definido en el marco teórico es individual y está influenciado por múltiples factores.

Segunda fase: selección de documentos. De los 43 artículos obtenidos se seleccionaron 16 teniendo como principal criterio la relación de su contenido con el desempeño del profesional de enfermería en unidades de cuidado intensivo y el aporte para la resolución de los objetivos propuestos en este estudio. De los documentos seleccionados cuatro corresponden a resultados de investigación, 11 son artículos de opinión o estudios de caso y sólo uno son memorias de un debate con expertos.

Tercera fase: análisis de documentos. Inicialmente, se elaboró una ficha analítica descriptiva de cada documento seleccionado que consta tres partes: en primer lugar datos de identificación que incluye datos como: título, autor, tipo de documento, año de publicación, entre otros; en segundo lugar, los aportes de contenido y en tercer lugar un análisis de la metodología utilizada o de los aportes del mismo para el presente estudio. El contenido de cada documento se analiza y presenta de acuerdo con cada uno de los objetivos planteados, para los cuales se elaboraron tablas para la presentación de los resultados, así como la relación de los mismos con la teoría y la experiencia personal y profesionales.

Conclusiones

Son muchos los dilemas éticos a los que diariamente se ve enfrentado el profesional de enfermería que labora en cuidados intensivos. Dentro de estos destacan las situaciones en las que debe decidir entre la vida y la muerte, los que incluyen dilemas éticos como la eutanasia y el encarnizamiento terapéutico sobre todo en casos especiales como el estado vegetativo o el paciente con enfermedad en estado terminal. Sin embargo, se encontraron otros dilemas, que no habían sido considerados por las autoras, como el decidir sobre el ingreso de los pacientes a la unidad de cuidado intensivo, el secreto profesional y la donación y el trasplante de órganos, entre otros.

Los dilemas éticos que se presentan con mayor frecuencia en los documentos seleccionados son la eutanasia y el encarnizamiento terapéutico. Cabe anotar que estos dilemas varían de acuerdo con la situación y con el profesional que esté afrontando dicha situación. Es importante recordar que cada persona se encuentra influenciada por diferentes culturas, sociedades y creencias. Por lo tanto, lo que para mí puede ser un dilema para otro no lo es, por esto, si uno es más frecuente que otro no quiere decir que sea más importante.

En cuanto a la toma de decisiones frente a estos dilemas éticos, es importante resaltar que aunque se encuentran varias teorías o modelos para facilitar este proceso, es importante que se realice un análisis de cada situación, pues en cada una se encuentran implicadas personas y circunstancias diferentes.

Consideramos que cada profesional puede utilizar como guía cualquiera de los modelos planteados en el marco teórico según lo considere pertinente, pero no representan una regla, al igual que usar o no los principios como parámetros para tomar una decisión. Lo importante es que el profesional de enfermería plantee una posición clara frente a estos dilemas para que reflexione y se cuestione frente a dichas situaciones.

Otro aspecto que se encontró durante el análisis de los documentos, es que el profesional de enfermería desconoce los conceptos éticos, aspectos deontológicos y legales, pero sobre todo se identificó que enfermería no se cuestiona, y por lo tanto, no investiga ni escribe sobre estos temas, lo que dificulta que se adopte una postura adecuada frente a situaciones que generan conflictos éticos, delegando la decisión a los superiores, lo que impide una adecuada reflexión y una función activa dentro del grupo interdisciplinario que toma dichas decisiones.

En consecuencia, consideramos importante que el profesional de enfermería cuente con bases éticas y legales que le permitan tomar una decisión adecuada frente a estos dilemas éticos, y es aquí, donde las instituciones educativas juegan un papel importante, incluyendo más horas dentro del currículo al área de la ética y por supuesto brinden la oportunidad al profesional, opciones de educación continuada de fácil acceso.

Además, incentivar en el profesional de enfermería el desarrollo de investigaciones en esta área, pues se encontró un déficit importante de documentos con temas como estos, debido a que la mayoría de documentos son artículos de opinión y muy pocos son fuente de investigación, permitiendo así que nuestro actuar no sea respaldado sólo por aspectos científicos y técnicos sino morales y éticos.

Referencias Bibliográficas

1. Sociedad Venezolana de Cardiología. Dilemas en la toma de decisiones en el paciente crítico. 2006. Disponible en: https://www.svcardiologia.org/publicaciones/public_01l Consultado: Junio 2006.
2. Peña B. Memorias Cátedra Manuel Acizar. En Ética y Bioética. Facultad de Enfermería. Universidad Nacional de Colombia. 2001.
3. Amaro M. Dilemas éticos en salud: Un desafío para la profesión de enfermería. Revista Enfermería. Cuba. 2004. 20(3)
4. Asnáriz T. ¿De qué hablamos cuando hablamos de Bioética? Revista Selecciones de Bioética. 2002;28:9-12.
5. Asnáriz T. ¿Qué es bioética? Revista Selecciones de Bioética. 2002;28:2-9.6. Beauchamp T, Childress J. Principios de ética biomédica, versión española de la 4ª. Editorial Inglesa. Masson, 1999.
7. Gaviria C. La Corte despenalizó la eutanasia activa, pero bajo condiciones muy precisas. Revista Médico Legal. Disponible en: https://www.medicolegal.com.co/ediciones/2_2005/juris_1. Consultado en: abril de 2006
8. Oguisso T. Texto basado en la Ponencia magistral presentada en el XVI Congreso Nacional de Enfermería, Zacatecas, México, 19 noviembre 2004.
9. Ley 911 de 2004. Tribunal Nacional Ético de Enfermería. República de Colombia, 2004.
10. MadridMalo M. Sobre las libertades de conciencia. Serie textos de divulgación – Nº 20. Defensoría del pueblo, Bogotá: Ed. Litográficas Galileo, 1996.

Bibliografía

• Cely G. El horizonte bioético de las ciencias. 5ª Edición. Colección bioética. Ed. CEJA. Bogotá: Instituto de Bioética. Pont-ficia Universidad javeriana. 2001.
• Centeno C. Medicina Paliativa. Necesidades psicosociales del enfermo oncológico terminal. Tesis doctoral. Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Valladolid, 1993.• Díez J, Análisis Teológico En: La libertad religiosa. Madrid: Razón y Fe. 1996. • Dubois H. Los actos humanos en Iniciación Teológica, Barcelona: Herder. 2001.
• Gracia D. Métodos de análisis de problemas éticos en la clínica humana. Separata de los Anales de la Real Academia Nacio-nal de Medicina. Tomo CIX. Cuaderno Segundo. Madrid, 1992.
• Jonsen S. Clinical ethics: A practical approach to Ethical decisions in clinical medicine. New York. 1986• León F. Fundamentos ético jurídicos de la objeción de conciencia de los profesionales de la salud. Revista CONAMED 2007; 12(1): 3-5
• Ley 266 de 1996. República de Colombia, 2006. • Madrid Malo M. Estudios sobre derechos fundamentales. Serie textos de divulgación – Nº 11. Defensoría del pueblo, Ed. Luna Roja, 1996
• Makon K. Moral development and clinical decision making in The nursing clinics of North America. 1979; 14(1).
• Martínez P. Antropología de la eutanasia. Real Academia de Medicina y Cirugía. Valladolid, 1992
• Pastor L, León F. Manual de ética y legislación en enfermería. Bioética de enfermería. España: Ed. Mosby/Doyma Libros S.A. 1997.
• Peña B. Toma de decisiones éticas. Revista Ética y Bioética. Facultad de Enfermería. Universidad Nacional de Colombia. 2001.
• President’s Commision for the study of ethical problems in Medicine and biomedical and behavioral research: deciding to foreing lifesustaining treatment. Washington DC: US Govt.Print.Off., 1983.
• Vega J. Enfermo terminal y eutanasia desde el punto de vista del personal sanitario. Valladolid: Secretariado de publicaciones de la Universidad, 1991.
• Wal G. Euthanasia and other medical decisions concerning the end of life. New England Journal of Medicine. 1996.


1 Trabajo de grado para optar el título de Especialista en Cuidado Crítico. Pontificia Universidad Javeriana. Reconocimiento especial en ceremonia de grado.
* Enfermera Servicio de Urgencias Hospital Infantil de San José
** Orden al Mérito Académico Javeriano. Enfermera Unidad de Cuidado Intensivo Quirúrgico. Fundación Santa Fe de Bogotá.
Correspondencia: [email protected]

Recibido: abril de 2007
Aceptado para publicación: mayo de 2007
Actual. Enferm. 2007;10(2):20-25

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!