Suturas Lineales

Investigaciones de Instrumentos Mecánicos

Como vimos anteriormente, en este campo fueron pioneros los trabajos de Hultle, de Von Petz y los del Instituto Ruso para las investigaciones de Instrumentos Mecánicos (1); dentro de estos aparatos para la colocación de grapas longitudinales existen varios instrumentos como los destinados a ligar y seccionar que se reconocen con la sigla LDS; los de aplicación en cirugía toráxica o abdominal que se denominan LS o TA, (según la casa manufacturera)’ vienen en diferentes longitudes (30, 55, 60 ó 90 mm), con grapas de diversos tamaños según la longitud y el espesor del órgano por suturar (Fig. 4); los de uso para anastomosis lineales gastrointestinales que se identifican con la sigla Le o GIA que también vienen en varias longitudes y con grapas de diferentes tamaños (Fig. 5).

Grapadora LS o TA

Grapadora G/A o LC

Numerosos trabajos se han publicado sobre los diversos usos. de estas grapadoras lineales, así: en 1970, Dart (10) publicó una larga sene de resecciones pulmonares en las que usó el aparato “FA o LS, comparándolo con el prototipo ruso UKL 40 Ideado para similares condiciones, demostrando un menor traumatismo y básicamente una menor maceración del tejido pulmonar seccionado; Hood (11) publicó su experiencia en neumonectomías sin ninguna fístula bronquial y con una mínima morbilidad; bien pronto el uso de estos instrumentos se generalizó tanto para resecciones pulmonares, lobectomías, ligadura de bronquios y de vasos, como para el cierre terminal del duodeno, íleon o colon; asimismo, para el cierre de gastrostomías, ileostomías o colostomías.

Instrumentos para suturas lineales gastrointestinales

Pero indiscutiblemente el más ingenioso de los instrumentos para suturas lineales gastrointestinales es el titulado GIA o Le ideado originalmente en Moscú por el instututo antes mencionado y del cual escribió F. M. Steichen al presentarlo en los Estados Unidos (1, 11, 12):

“Es el más ingenioso de todos los aparatos para Suturas Mecánicas ideados por el Instituto de Moscú”; este instrumento con una simple maniobra, coloca entre dos asas intestinales dos líneas de grapas y corta inmediatamente entre ellas, realizando una amplia anastomosis látero-lateral entre las dos asas del tubo digestivo, con dos líneas de sutura seroserosas anteriores y dos posteriores (Fig. 6).

Enteroanastomosis con la grapadora mecánica LC o G/A

Este instrumento tuvo algunas modificaciones de las casas manufactureras norteamericanas y rápidamente fue usado en múltiples intervenciones gastrointestinales, como en la gastroentero-anastomosis, en la gastrectomía Bilrotb JI, en las anastomosis del intestino delgado o del colon látero-laterales, en las resecciones anteriores del recto, en las operaciones tipo Hartman o en la anastomosis en Y de Roux, procediendo posteriormente a cerrar los extremos distales de las asas anastomosadas con el instrumento TA o LS de la dimensión requerida, según la luz del asa por cerrar (Fig. 7). Lea También: Suturas Circulares

Anastomosis en Y de Roux, con la grapadora LC o GIA

Al comienzo se presentaron algunas discusiones entre los cirujanos defensores de los clásicos preceptos de Lembert o de Halsted:

Sobre la importancia de las suturas en dos capas, la conocida con el nombre de perforante total y la de seroserosa cubriendo la anterior sutura, preceptos que desde luego no son cumplidos por las anastomosis intestinales con aparatos grapadores; pero vinieron los trabajos de Getzen (13), Steichen y de Ratvich (14) que demostraron claramente la ventaja de las anastomosis intestinales en un solo plano; ellos concluyeron que las clásicas anastomosis en dos planos invirtiendo los cortes de los órganos por anastomosar, aumentaban la oclusión vascular y linfática y podían ser causa de necrosis avascular, propiciando así la formación de abscesos de la línea anastomótica y la consecuente fistulización de la misma.

Estudios histológicos

Estudios histológicos practicados por Getzen, Roe y Holloway (13) en 1964, dieron una ventaja definitiva a las anastomosis realizadas en un solo plano con aparatos mecánicos, básicamente porque producían una mínima estrechez de la luz intestinal anastomosada, una reacción inflamatoria no muy importante y un hermetismo completo de las paredes adosadas del intestino.


Doctor Hernando Abaúnza Orjuela, Docente Adscrito de Cirugía de la U. Nacional, Director Ejecutivo de la Sociedad Colombiana de Cirugía, Bogotá, Colombia.

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *