Medicina, Ouabaina como Hormona

Comentario sobre su origen endógeno y sus aplicaciones terapéuticas

Por: Académico J. Hernando Ordóñez

Pocas drogas han sido más estudiadas que el grupo de los digitálicos, estrofantinas y ouabaina, cuyo estudio es objeto del presente trabajo.

La ouabaina empezó a ser estudiada desde el siglo pasado. La primera referencia conocida corresponde a Pelikan, 1865 (1), como veneno que empleaban para las flechas en Gabón (Africa). (.)

(.) Vinieron luego los trabajos de Fraser, 1869, (2, 3, 6), Polaillon, 1871 (4), Amaud, 1888 (5), Vaquez y Lutembacher, 1917 (7), Stoll, 1939 (8), Lapicque, 1929 (9), Wiggers, 1927 (10), Ytantos otros (11, 12, 13). En la obra de Kisch (14) aparecen más de 700 referencias bibliográficas sobre el particular.

Ouabaina de origen endógeno. Purificación

Durante muchos años se conoció la ouabaina como de origen vegetal, elaborada por las plantas Strophanthus Glaber(k-estrofantina),AcocantheraOuabaio(Ouabaina) yStrophanthus Kombe (k-estrofantina y kestrofantósido). Una propiedad común a todos los digitálicos, estrofantina y ouabaina es que todos son inhibidores de la bomba de Na-K, encargada de regular la salida de Na y la entrada de K celular.

Estudiando los inhibido res de esta bomba han encontrado en años recientes resultados extraordinarios en relación con el origen endógeno de algunos de estos inhibidores, entre ellos la ouabaina. Por considerarlos de extrema importancia y actualidad científica me permito citar algunos de ellos. Hamlyn y Manunta (15, 16, 17, 18, Y 19) hicieron estudios sobre el particular y lograron identificar en el plasma humano un compuesto igual a la ouabaina. Estos hallazgos fueron confirmados después por otros autores (20, 21, 22, 23 Y24).

Ham bl yn (19) da varios argumentos que ponen en evidencia que el compuesto químico encontrado es ouabaina pura, y, lo que es más interesante, que tiene un origen endógeno. a) Por espectroscopia de alta resolución encontraron un compuesto idéntico a ouabaina (585.291). b) El número y la reactividad de los grupos hidroxílicos en la acetilación del compuesto humano corresponde a ouabaina. c) Los efectos cardiotónicos y vasoconstrictores de la ouabaina y del compuesto humano en curí, son idénticos. d) El compuesto humano y la ouabaina comercial “co-elute” en variedad de sistemas cromatográficos, capaces de resolver estereoisómeros de ouabaina, inclusive los que contienen isómeros de ramnosa. e) El compuesto humano tiene 100% reacción cruzada con anticuerpos policlonales contra una serie de conjugados de ouabaina, en el conejo.

Por otra parte Doris et alt. (30) no encontraron ouabaina por radioinmunoensayo en voluntarios sanos. Sin embargo, en estudios de células bovinas adrenocorticales incubadas encontraron un pequeño pico de inmuno-reactividad que puede corresponder a ouabaina auténtica. Los mismos autores (31) confirmaron la presencia de ouabaina en ratas hipertensas. Denominan laouabaina como estereoide cardiotónico hipertensiogénico.

En la tabla siguiente podemos apreciar la concentración de ouabaina en el plasma humano (19).

Concentración de ouabaina

Origen suprarrenal

Ante la evidencia del hallazgo de ouabaina en el plasma humano, vinieron los estudios para dilucidar su origen. Se sabe que la ouabaina necesita ser inyectada por vía intravenosa, pues su absorción por vía oral es muy poca. Esto hace pensar que la ouabaina hallada en el plasma es de origen endógeno.

La glándula suprarrenal es muy rica en ouabaina, en una proporción de 100 a 500 en relación con los tejidos (18, 25 Y26). Si se extirpan las suprarrenales en ratas normales, baja la concentración de ouabaina en el plasma (16). Si se hace ablación selectiva de la medula suprarrenal en ratas, las concentraciones de ouabaina en el plasma siguen normales, lo cual sugiere que la corteza suprarrenal es la fuente de ouabaina circulante (20). Hay un gradiente arteriovenoso de ouabaina entre la arteria y la vena suprarrenal en perros canulados crónicamente; la concentración de ouabaina es de 3 a 5 veces más alta en la vena en relación con la arteria (26).

En 2 pacientcs con tumores adrenocorticales, hipertensos, encontraron gradiente arteriovenoso de ouabaina, en el uno 5 veces más, y en el otro 100 veces más en la vena. Con la ablación del tumor se normalizó la concentración de ouabaina y de aldosterona enelplasma, y laremisiónde la hipertensión (27,28 Y29). Células humanas y bovinas adrenocorticalcs cultivadas secretan ouabaina en el mcdio de cultivo. No se sabe si la ouabaina sea secretada por otros órganos.

Naruse (32) Y colaboradores tomaron sangre de las venas suprarrenales para estudiar la concentración de ouabaina y la encontraron elevada en hipertensión arterial esencial, aldesteronismo primario, síndrome de Cushing, feocromocitona, acromegalia y falla renal crónica; la encontraron disminuida en aldosteronismo primario después de adrenalcctomía unilateral, acromegalia después de adrenomectomía hipofisiaria y en falla renal crónica después de hemodiálisis.

Acción hipertensiva

Además de la acción de la ouabaina como tonicardiaco, varios investigadores le han encontrado una acción vasoconstrictora (33, 34, 35, 36, 37), acción que está en estudio. Experimentalmente le han observado un efecto hipertensivo en la rata.

En humanos algunos autores han asociado este dato con hipertensión arterial esencial y con otras afecciones. En estudios clínicos que relataré adelante (40) no he observado aumento notorio de la tensión arterial. En caso de insuficiencia cardiaca crónica tratados con ouabaina; sólo en unos pocos pacientes observé un ligero aumento de la tensión arterial, que se puede interpretar como consecuencia de la mejoría de la insuficiencia cardiaca. Sobre el particular hay varias teorías para explicar el mecanismo de la hipertensión, sea por vía directa o por medio del riñón, o de las propiedades vasomotoras del endotelio.

Ouabaina, su papel en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca crónica

De acuerdo con los estudios anteriormente citados sobre el origen endógeno de la ouabaina debemos considerarla como producto fisiológico, tan fisiológico como la insulina, adrenalina, triyodotironina, estradiol y tantos otros compuestos de origen endógeno, endocrino.

En publicaciones anteriores (38, 39, 40) he llamado la atención sobre el excelente valor terapéutico de la ouabaina tanto en la insuficiencia cardiaca aguda como en la forma crónica, en grado severo, aún en el grupo IV de la clasificación de la New York Heart Association. Hoy, a la luz de los descubrimientos recientes sobre esta hormona me siento obligado a llamar nuevamente la atención sobre su efecto tonicardiaco, uno de los más eficaces, en mi opinión.

El empleo clásico de la ouabaina y de las estrofantinas es en la insuficiencia cardiaca aguda, en particular en el edema agudo del pulmón, en cuyo caso la mejoría del paciente es dram ática. En mi publicaci ón (40) presenté 90 casos de insuficiencia cardiaca crónica con estrofantinas, con éxito en casi todos y sin ningún accidente por toxicidad, durante períodos que varían entre 8 días y 5 años 10 meses. La inyección intravenosa se hizo cada 12 horas 1/8 mg en 1 caso, y todos los demás fueron con 0.25 mg. La inyección se hizo diaria en 8 casos; día por medio en58 casos; 3 días por medio en un caso y cada 8 días en un caso.

El tratamiento se hizo con K estronfantina en 18 casos; 11 con ouabaina y 61 con K estrofantósido, siendo igual el efecto terapéutico con las tres drogas. El resultado final fue excelente en 19 casos, franca mejoría en 54 casos, estable en 9 casos y no hubo mejoría en 8 casos.

Observando la mejoría tan notoria de los pacientes tratados con ouabaina para la insuficiencia cardiaca crónica consulté referencias bibliográficas y encontré que este mismo método fue estudiado y practicado antiguamente por autores eminentes, entre ellos Fraenkel (41 y 42), Clerc (43), Edens (44), Benhamou (45 y 46), Battennan (47), Chaves (48).

Ouabaina en pacientes digitalizados

Según algunos autores la aplicación de estrofantinas o de ouabaina está contraindicada en pacientes digitalizados, o hay que esperar hasta dos semanas para hacerlo. Entre otros autores podemos citar a Hirsch (49), Batlennan (50), García y Gildennan (51), y en algunos textos (52, 53).

Con V. H. Dueñas y E. Rubio (54), hicimos un estudio sobre 50 pacientes a los cuales se les hicieron varias aplicaciones de digital seguida de K-estrofantósido, desde luego en diferentes lapsos, y hasta completar 94 aplicaciones. Los pacientes fueron digitalizados con polvo de digital Lilly estandarizado segúnUS.P. XII y en 7 pacientes con digoxina Wellcome.

Se emplearon dosis moderadas de digital (1.20 a 1.60 g) repartidos en 3 a 5 días y se inyectó al día siguiente de suspender la digital una dosis de K estro fantósi do 1/8 mg en 19 casos y 0.25 mg en los 74 restantes. No vimos casos de intolerancia, por lo cual concluimos que la contraindicación es relativa, no absoluta. Todo depende de las dosis de digital y de las estrofantinas, y del estado del miocardio. Si hay saturación digitálica las estrofantinas están contraindicadas, lo mismo que más dosis de digitálicos.

Ouabaina. Droga calumniada

Quiero aprovechar la oportunidad para comentar un fenómeno al cual no he podido hallarle explicación. En Europa las estrofantinas y la ouabaina son drogas que se siguen empleando, y en cambio en los Estados Unidos no las emplean. Hasta donde llega mi conocimiento (52 y 53), en Estados Unidos inician el tratamiento con 0.5 mg y completan 1miligramo en 24 horas. Evidentemente esta dosis es muy alta, y por consiguiente, peligrosa. En cambio en Europa las dosis que traen los laboratorios que la elaboran es de 0.25 mg, tanto para la ouabaina como para las estrofantinas.

En mi concepto, nunca se debe pasar la dosis más de 0.25 mg en 24 horas. En Colombia empleábamos corrientemente la ouabaina durante muchos años, mientras estuvimos orientados por la escuela Francesa, hasta cuando estalló la pasada guerra mundial que nos desconectó de Europa y nos pasamos a la escuela Americana, que no la emplea y por consiguieme nosotros tampoco. Hablando alguna vez con el profesor Luis López de Mesa me contaba que nosotros vivíamos en relación con otros países en un estado de menoría intelectual (menoría, de menor), lo que explica muchos de nuestros actos.

Por todo lo anterior podemos concluir que la ouabaina no es peligrosa.

Quienes así piensan están privando a sus paciemes de los excelentes beneficios de uno de los más eficaces tonicardiacos.

Teniendo en cuenta los descubrimientos recientes sobre el origen endógeno de la ouabaina, pensar que es peligrosa sería como decir que la insulina o la adrenalina son peligrosas. Dejar de usar la ouabaina por considerarla peligrosa sería como no emplear la insulina, o la adrenalina, que también son peligrosas si no se dosifican correctamente.

Para terminar, me permito transcribir el concepto de B. Kisch (14), profesor de la Facultad de Medicina de Colonia, Alemania, en su obra publicada en New York, quien, dirigiéndose al cuerpo Médico Norteamericano, dijo:

“11s danger is probably less than the danger of a knife in the hands of an unskilled surgeon”

“Lets usnotgive up the blessingofstrophanthin any more than the blessing ofsurgery because – norcan it be denied – sorne physicians are unwise an unskilled”

1 COMENTARIO

  1. Hola, Soy Petra ,me gustaria saber mas sobre el Strophanthin. La variación diferencia,entre ellas, (las tres clases). él uso, ect,. Y de las sémíllas, Me interesa todo lo que tenga que vér con la Medicina y alimentación Natural y sano. Un saludo cordialmente Petra Klee

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!