Medicina: Panel, Violencia, Sociedad y Salud. Foro del 11 de Mayo

Académico GUSTAVO CRISTO SALDIVIA. Me llama la atención, al ver todo el temario del Foro, que no hay un tema sobre violencia burocrática. No hemos visto lo que de violencia externa pasa a la violencia intrafamiliar. El ciudadano que llega a las puertas de las autoridades y se encuentra con la violencia burocrática, no puede llegar al hogar sino a ejercer violencia, porque está frustrado, porque las autoridades no le remediaron su situación, porque lo trataron como a un cualquiera, porque le negaron la condición de ciudadano, porque le cerraron las puertas. La gente necesita horarios de atención y los burócratas ponen horario de “despacho”.

Académico JORGE GARCÍA GÓMEZ. El 99% somos católicos y no existe lucha religiosa pero, me pregunto ¿Por qué nos matamos tanto entre católicos? ¿Por qué todos los comunicadores sociales no van a la cárcel si no hacen sino promover crímenes, sexo, violencia? En todos los países del mundo son horas enteras dedicadas a la salud, a la protección familiar.

En nuestro medio no se estimulan la alimentación materna ni la vacunación. Se presentan 24 horas de TV en las que se habla solamente de crímenes, de violencia. ¿Por qué no los obligan a tener programas de salud? Que a Bienestar Familiar le den horas enteras para estos 35.000 niños abandonados. Las estadísticas de Colombia son dramáticas en relación con los muertos diarios.

Pregunta el Académico GARCÍA GÓMEZ: ¿Cree usted que el derecho a la intimidad, consagrado por la Constitución de 1991, haya estimulado la violencia intrafamiliar y el estado de impunidad de la misma?

Respuesta de la doctora MARÍA CRISTINA OCAMPO DE HERRÁN. Van en direcciones distintas la voluntad del constituyente y las situaciones reales de violencia cotidiana. El derecho a la intimidad protege un derecho fundamental: el derecho del ser humano a tener un libre desarrollo de su personalidad. Esto está asociado con la ética. E 1 derecho de cada uno va exactamente hasta donde llegue el derecho del otro. Recuerda los derechos de Abater.

El de Etica para Amador y política para Amador, donde este filósofo español hace una reflexión en torno a qué es la ética. “La ética no es otra cosa -le dice a su hijo- que el ejercicio de la libertad. Si no hubiera lugar a escoger, tampoco habría lugar para la ética, porque no habría lugar a discernir, al libre albedrío, a diferenciar entre lo bueno y lo malo, como entre maltratar al otro o cuidar del otro”.

Padre FRANCISCO DE Roux. Yo tengo la convicción, en cuanto a ética política, que esta guerra que ya lleva 35 años es absolutamente perversa, porque falla en el primer criterio de la ética política: los métodos que se están usando deben ser convincentes y cuando un método se vuelve contraproducente, cuando produce lo contrario de lo que se está buscando, hay que entrar a revisarlo con mucha seriedad.

Tengo la convicción de que los dos factores, la subversión con el chantaje de su lado –los guerrilleros saben que no pueden conseguir lo que pretenden- la justicia social que es parte de su disculpa, y la mayor democracia participativa en el país a través de una guerra absurda, han demostrado su ineficiencia. Sin embargo, se empeñan en continuar haciendo lo que no va a llegar nunca hasta donde ellos quieren llegar. A través de la guerra no pueden llegar a la paz.

Estoy convencido de que los líderes guerrilleros colombianos son líderes políticos: si así no fuera, no habría ninguna posibilidad de negociar con ellos. Se está en desacuerdo con ellos porque la guerra no es el camino, aquí en Colombia. La inmensa mayoría del pueblo colombiano no quiere esa guerra. Nos equivocamos cuando decimos que lo que hay en Colombia es una narcoguerrilla.

Así como el Gobierno colombiano no puede negociar con los narcotraficantes y tiene que vencerlos por la ley, hay una gran diferencia entre un líder guerrillero y un bandido que se dedica a hacer plata con el narcotráfico. El guerrillero es un hombre que lucha por un criterio político y cuando ha perdido la posibilidad de una financiación internacional utiliza cualquier forma para financiarse. Las formas de financiación que tiene la guerrilla son perversas; algunas de ellas como el secuestro son tan graves que destruyen totalmente la conciencia, porque difícilmente la persona puede recuperar el sentido de lo humano después de que se utiliza una vida humana para obtener dinero.

Nosotros, los de la sociedad civil, tenemos que ser muy enfáticos en pedir que se insista en que se tenga el monopolio de las armas en manos del ejército colombiano; esto es importantísimo y por eso necesitamos desarrollar la policía rural y el ejército con presencia en todas aquellas partes en donde los ciudadanos colombianos sean maltratados. Nosotros necesitamos que en este momento, en donde la violencia está atacando flancos civiles, el ejército proteja esos flancos.

Es más, en un momento en que nos estamos aproximando a una eventual negociación, el ejército debe actuar de una manera en la que haya toma de iniciativas. Pero, una cosa es la acción militar y otra la que se hace con la decisión de colocarse mejor en una mesa de negociación, para hacer respetar los derechos del ciudadano.

Académico JOAQUÍN SILVA SILVA. Cuando hay dos contrincantes, uno de ellos sujeto a una constitución, a una norma de orden legal, de orden ético, de orden social, que tiene que respetar, que se encuentra frente a un enemigo que no tiene nada que respetar, que lo único que le interesa es hacerle el mal a su eventual contendor matándolo, robándole, conculcando todos los derechos humanos, y a quien nadie le pueda pasar cuentas de cobro por esta conducta reprobable, la contienda por un lado, y el diálogo por el otro, se toman poco menos que imposibles.

Quizás lo único que les interesa es enriquecerse cada día más y esto los lleva a arreciar todas sus depredaciones y violaciones de las leyes morales. Debe tenerse en cuenta todo esto para buscar soluciones a tan gravísimo problema.

Padre FRANCISCO DE Roux. Se debe establecer algún código institucional o algún código ético. Se debe establecer en la mesa de negociación el respeto al derecho internacional humanitario. Que la sociedad sea respetada, que los prisioneros de guerra sean tratados con dignidad, que nadie sea obligado a entregar dinero, elementos propios del derecho internacional humanitario. Hay que establecer un cuerpo vigilante, neutral, independiente de las dos partes, que haga una veeduría.

El moderador, Académico HERNANDO GROOT, pregunta ¿Cómo se inicia el diálogo y cuáles son las bases?

Interviene el capitán de fragata, médico HUGO VELÁSQUEZ GÓMEZ, en representación del señor almirante Gustavo Angel, Director del Instituto de Salud de las Fuerzas Militares.

Hay una cosa que me llama la atención y que casi nunca se oye en boca de los ponentes sobre este tema: yo particularmente estoy inquieto en saber cuál es su vivencia al respecto: ¿Se ha preguntado usted si más bien hay una fuerza que no está interesada en la paz, y más lo está en perpetuar la guerra? ¿Será que esa fuerza podrá ser la guerrilla cuando hace mucho tiempo la lucha ideológica dejó de ser tal para convertirse, en mi concepto, en una lucha de bolsillo? ¿Serán las Fuerzas Militares de Colombia quienes quieren perpetuar una guerra donde realmente el marco constitucional no es su competencia, porque es un conflicto de orden interno, que debe ser resuelto y adelantado exclusivamente por la policía, donde parte de sus operaciones están condicionadas a la voluntad política y donde parte de ellas están causando en cierta zona de la población, un repudio absoluto? ¿O será el Estado el que tiene interés de perpetuar una guerra por el temor a enfrentar una paz en circunstancias en las cuales los factores generadores de la violencia no han podido solucionarse, a sabiendas de que tendrá que enfrentarlos nuevamente a un bando, el de los desempleados, a gentes que ya no tienen nada que hacer?

Responde el Padre DE Roux. Yo creo en todas las presunciones. Desafortunadamente en el país hay gentes a quienes les interesa la guerra y hay gentes a quienes no les interesa. En los procesos de negociación que se vivieron, el del M-19, el del EPL, entre otros, una de las cosas m·§.sdifíciles era acabar de persuadir a todos los miembros de que había que dejar la guerra definitivamente. Muchas veces, cuando los grupos pasan a hacer la negociación, hay personas dentro del grupo que quieren continuar la guerra; no saben ni quieren aprender a hacer otra cosa.

Académico HUGO SOTOMA YOR TRIBÍN: Pienso que el problema de la violencia en este país no se debe a que haya sujetos o personas interesadas en el asunto, es por inercia. Al revisar nuestra historia, la violencia viene desde el siglo pasado.

La causa básica está primando en este país: alIado de las guerras civiles nuestras, en esta época son las fuerzas irregulares las que atacan. La guerra nuestra siempre ha sido de baja intensidad en términos militares; nunca ha habido movimientos enormes de tropas, sino de baja intensidad, guerra bajo anestesia, la sentimos lejos.

La guerrilla tiene una cultura, inclusive la guerra tiene una cultura: la cultura de matar al contrincante en emboscadas, poniéndole minas; no respeta unas normas que sí tienen los ejércitos regulares cuando se enfrentan, no tienen unos códigos de honor. Los guerrilleros rematan a los heridos, a los soldados. En estos momentos ha parado, gracias a todos los movimientos de los derechos humanos. Creo, como lo dice el padre de Roux, que hay que parar esto con negociación, y creo que es la única forma.

Académico ROBERTO VERGARA TÁMARA. Nosotros siempre nos hemos preguntado por qué usted, padre de Roux como sacerdote, y los medios de comunicación, pueden llegar fácil al lugar donde están los guerrilleros, los entrevistan y hablan con ellos, y no ocurre lo mismo con las fuerzas militares, a pesar de sus servicios de inteligencia. ¿Por qué no los agarran, si allí están? Es verdad que hay fuerzas poderosas que quieren continuar la guerra, ésta se podría acabar porque tenemos los recursos económicos y logísticos para lograrlo, pero no hay la voluntad política para emprenderlo.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!