Control de la Tuberculosis en Colombia, Tratamiento

Tratamiento de la TBC

A través de las épocas el tratamiento de la TBC ha sido motivo de observación y estudios científicos que, a partir de métodos empíricos basados más que todo en la aplicación de medios naturales como el clima, el aire puro, los rayos solares, el reposo, la hiperalimentación, etc., han llegado hasta las más exhaustivas y costosas investigaciones sobre drogas capaces de destruir el Bacilo de Koch, y por ende curar radicalmente el mal.

Existen en la actualidad numerosas drogas capaces de detener el desarrollo biológico del germen. Estas drogas se dividen en la actualidad según sea su acción bacteriolítica o simplemente bacteriostática. Se considera un primer grupo denominado de DROGAS ESENCIALES formado por:

Isoniacida
Rifampicina
Estreptomicina
Ethambutol

Un segundo grupo que por sus características de facilidad de combinación con las anteriores o por su bajo precio son ampliamente utilizadas a nivel mundial y que comprende:

Thiacetazona
iracinamida
Etionamida

y un último grupo de drogas útiles por su poder bacteriostático, pero que por su alto costo o por sus fenómenos tóxicos se utilizan en casos que han adquirido resistencia a los grupos anteriores; entre ellas se encuentran: Cicloserina, Protioniamida, Kanamicina, Acido Paraminosalicílico.

Las múltiples combinaciones de estas numerosas drogas han logrado en el presente la curación de un porcentaje tan alto de enfermos que, en las mejores condiciones alcanza o sobrepasa el 95%.

Han hecho por otra parte que se cambie radicalmente el concepto de que el enfermo tuberculoso debe estar aislado de la comunidad por períodos prolongados de tiempo que en muchas oportunidades abarcaban la etapa más productiva en la vida del paciente, causando con ello los estragos socio económicos y síquicos tan conocidos en el pasado.

Productos Bacteriostáticos

Con ello, o sea con el advenimiento de los tratamientos ambulatorios hoy en pie no uso, los llamados hasta hace poco sanatorios u hospitales antituberculosos han desaparecido y si aún persiste alguno de ellos, debe pasar a prestar un mejor servicio a la comunidad como hospital general o si así lo requiere el gran volumen de pacientes, como hospital torácico.

Los métodos de tratamiento actualmente utilizados en Colombia, se basan en productos bacteriostáticos que logran la inhabilitación biológica del germen, pero que, debido a la poca agresividad de la terapia, deben ser suministrados por períodos prolongados que van de los 12 a los 18 meses con la grave consecuencia del gran índice de abandono que conllevan, conduciendo a la resistencia de gran número de pacientes.

El esquema oficial utilizado en Colombia consiste en un período inicial de 4 a 8 semanas de INH-SM-TB1 seguido por 10 meses de SM INH dos veces por semana, supervisado; o bien INH-SM-TB1 4 semanas, seguido por THZ (INH 300 mg. y TB1 150 mgs.) diario durante 10 meses, autoadministrado .

Este esquema de tratamiento es bueno desde el punto de vista terapéutico, ya que negativiza, de acuerdo a estadísticas oficiales en grupos que han podido ser seguidos, el 84<ro de los pacientes que terminan el tratamiento; pero es más importante su bondad desde el punto de vista de los bajos presupuestos para salud de los países como Colombia, ya que su precio es asequible hasta para estas pobres áreas de población.

Resistencias del germen

Pero debemos tener en cuenta que este tipo de tratamiento es abandonado de acuerdo a datos oficiales en el 220/0 de los casos en grupos controlados, y que, de acuerdo a estudios realizados en el país (G. Rueda y cols. Hosp. Sn. Carlos – Bogotá) este método produce gran cantidad de reacciones secundarias que obligan al abandono o encarecen el costo con drogas accesorias.

El abandono conduce a la creación de resistencias del germen, a la formación de casos crónicos con su secuela de necesidad de camas hospitalarias costosas y en muchos casos inútiles.

Este problema no es colombiano; es de los países sub-desarrollados en general. Por ello la Unión Internacional contra la Tuberculosis y la OMS han adelantado estudios de fondo sobre técnicas terapéuticas más eficaces y han llegado a la conclusión incontrovertible de que hay métodos de terapia que en períodos breves de tratamiento (6 a 9 meses) pueden esterilizar al paciente destruyendo el Bacilo de Koch.

Así la XXXI Asamblea Mundial de la Salud en su Resolución 31.32. de 23 de mayo de’ 1978 recomendó en base al documento A-31 VR-12 que debiera estudiarse la aplicación de drogas esenciales para el tratamiento de la TBC a nivel mundial; que, habida cuenta que los países sub-desarrollados (Colombia) tenían problemas económicos que podrían impedirles la adquisición, dados los actuales costos, de estas drogas esenciales, debiera buscarse una fórmula, a través de las organizaciones internacionales para que les fueran suministradas a este tipo de países.

Drogas Bacteriostáticas

El Jefe del Dpto. Médico de la Organización Mundial de la Salud, Dr. K.L. Hitze, en carta al Director de la Unión Internacional contra la TBC hace enorme hincapié sobre la importancia de la utilización por períodos breves de las drogas esenciales y las define como “SM, EMB, INH, RMP, TB1” (Vol. 53 No. 2 – junio/78 Pág. 127 UICT).

Se aduce que el precio de las drogas bacteriostáticas utilizadas actualmente en países de bajo presupuesto permite a éstos el tratamiento a largo plazo, así sea en forma mediocre, del problema.

Sinembargo, cualquiera que sea el precio actual susceptible de notable baja a medida que el consumo se acreciente, justifica plenamente la inversión en salud para el paciente tuberculoso quien, con un efectivo y rápido tratamiento se negativiza en 6 a 8 semanas, y por tanto se reintegra desde ese momento a su actividad no solamente productiva sino social y anímica, lo que implica un rendimiento inconmensurable en bien dela productividad nacional.

Las conclusiones y recomendaciones del VII Seminario Nal. de TBC celebrado en Bogotá del 19 al 22 de abril/78 dicen textualmente en el punto 2 del Tema No. 3: “Tratamiento: La situación actual de la integración de TBC en el país es favorable para la introducción de regímenes quimioterápicos más potentes, lo cual permitirá acortar la duración del tratamiento y aumentar la proporción de curaciones.

Lea También: Sordera por Traumatismo Acústico y Accidentes Auditivos en la Industria

Drogas bactericidas

Esto implica la adquisición de drogas  bactericidas, cuyo costo es relativamente alto,pero de eficacia considerablemente mayor”.

Las ventajas del tratamiento acortado que se propone, se pueden resumir así: (V. Farga, Presid. Unión Intern. TBC.)

1) Disminución de la cantidad total de droga, lo que implica menor costo y menor toxicidad;
2) Menor demanda a los servicios y personal de Salud (incide en menor costo total);
3) Menor demanda de cooperación del enfermo. Facilita la supervisión.
4) Elimina el control y seguimiento posterior al esterilizar las lesiones;
5) Ataque bactericida esterilizante y por ende menor riesgo de cronificación.

A continuación resumimos algunos de los esquemas utilizados en quimioterapia moderna para el tratamiento de la TBC.

Las siglas utilizadas serán las siguientes:

S = Estreptomicina; H = Isoniacida; R = Rifampicina; Z = Piracinamida (puede ser reemplazada por Ethambutol) TH = Tioniacida.

El número a la izquierda de las siglas indica el período en meses del ataque inicial. El número a la derecha y abajo de cada sigla significa las aplicaciones por semana de las drogas.

Tratamiento de la Tuberculosis Ver mas Revistas de Medicina, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!