Reflujo Gastro-Esofágico en Niños

Reflujo Gastro-Esofágico en Niños

Cali. El reflujo gastro-esofágico (RGE) es una entidad frecuente en los niños –particularmente en los menores de tres años- y compromete especialmente el tercio proximal en todos los grupos de edad, concluyeron Juan Carlos Rojas, Luz Maritza Pabón y colaboradores, en un estudio realizado sobre novecientos treinta y tres niños de ambos sexos (Pediatría 2004;39: No.2). El sesenta por ciento de los niños presentaron el problema, la duración de los episodios de RGE se incrementó con el número de episodios, su duración y extensión influyeron en la presencia de bronco-aspiración y los síntomas predominantes para fueron los órganos de los sentidos y aparato digestivo. Según los investigadores de la Fundación Clínica Valle de Lilí, la presencia de RGE no se asoció a un vaciamiento gástrico para líquidos prolongado; la gamagrafía comprueba de forma adecuada el resultado de la cirugía anti-reflujo, aunque sugirió mayor presencia de trastornos del vaciamiento gástrico en los pacientes intervenidos.

El reflujo gastro-esofágico ocurre cuando el contenido gástrico o duodenal pasa al esófago; la condición fundamental para que se presente es la incoordinación del esfínter esofágico inferior el cual a su vez puede ser debido a múltiples alteraciones tales como la pérdida del ángulo de Hiss, el agrandamiento del hiato diafragmático, la relajación del ligamento freno-esofágico, los cambios en la presión paraesofágica distal, etc. Existe entonces una etiología multifactorial que está relacionada con la funcionalidad del esfínter esofágico inferior, la resistencia de la mucosa esofágica al ácido y la misma tasa de aclaramiento esofágico y del vaciamiento gástrico. El RGE puede ocasionar pirosis, epigastralgia, dolor torácico y disfagia entre otros. En ocasiones se asocia con trastornos otorrino-laringológicos y aún bronco-aspiración que trae como consecuencia neumopatías a repetición, especialmente en los lactantes. No menos importante es la presencia de trastornos neurológicos asociados y las intervenciones farmacológicas y/o quirúrgicas del tracto gastrointestinal.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!