Los Niños Lobo

Los Niños Lobo

Al doctor Daniel Jácome, profesor de neurología. ¿Qué relación puede haber entre los niños autistas y los niños lobo o niños ferus?

En primer lugar creo yo, es muy difícil hoy en día encontrar un niño lobo y compararlo clínicamente con un autista y en segundo lugar -si eso se diera- desde el punto de vista de la resonancia magnética funcional, etc. ¿existirían estudios? No es una pregunta capciosa, sino una curiosidad que resulta de un artículo en Internet sobre estos niños lobo que los relacionan con el autismo.

Volmar Padilla, MD
Oftalmólogo

Respuesta. El autismo como la esquizofrenia son síndromes y como tales pueden ser la manifestación clínica de varias enfermedades; por ejemplo pacientes con lesiones frontales de diversa índole pueden tener un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC); los pacientes con el síndrome genético de DeGeorge (síndrome velocardiofacial) son esquizofrénicos.

Los TOC pueden ser esquizos (esquizo-obsesivos antes llamados esquizo-neuróticos). Yo creo que la existencia de niños lobos es una posibilidad -si bien remota- sobre todo en la vida moderna.

Es difícil sobrevivir sin una madre humana. Yo creo lo siguiente (y esto es pura especulación o -como dicen en inglés- educated guessing):

Un niño sin ningún contacto humano, no va a poseer lenguaje verbal ni lenguaje emocional humano. Como tal van a parecerse a los autistas profundos. Se podría decir que hay un autismo primario (el más común), uno secundario a enfermedades neurológicas congénitas y un tercero, que podría decirse es el caso de los niños lobo.

Esta tercera categoría de autismo se podría designar bajo diferentes apelativos: autismo reactivo, autismo ambiental, autismo psicoeducacional o autismo reversible. Es posible que si al niño lobo se le rescata a tiempo, se pueda humanizar.

Es posible también que en épocas menos honoríficas en la historia de la raza humana, los autistas (o el bobo del pueblo al cual nos referíamos en chiste, que se amarraba al papayo del patio de la vivienda en cierta ciudad del Valle del Cauca) crecían con los animales domésticos en estado de dilapidación absoluta y si ningún cuidado higiénico, haciéndolos aparecer como hombres lobo.

Y quien sabe si así como los animales se humanizan al domesticarse, un niño en esas circunstancias puede que aprendiera a comunicarse con y como animal “animalizándose”. A su vez si son autistas savant van a parecer aun más exóticos (“lobos savant”)

Un autista de patio levantado con perros y gatos, con luenga barba y cabellos largos desgreñados, con la piel expuesta al clima inclemente, va a asemejarse a un “hombre lobo”. Se podría decir que los niños lobo representan ejemplos del “Síndrome Tarzán” o del “Síndrome de Rómulo y Remo”.

Daniel Jácome-Roca, MD
Profesor de Neurología

Universidad de Miami y Colegio Médico de Darmouth

Ver más Tensiómetro Virtual CLICK AQUÍ

Douthwaite, Julia V. Homo ferus: Between Monster and Model. Eighteenth-Century Life 21:2 (1997), 176-202
Una información completa sobre niños lobo, niños salvajes y niños autistas puede encontrarse en el portal https://www.feralchildren.com/en/index.php

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!