Marihuana, Visión y Esquizofrenia

Marihuana, Visión y Esquizofrenia

TRASTORNOS VISUALES EN ESQUIZOFRENICOS: Son múltiples, e incluyen anomalías en la percepción de forma, color, brillantez direccional, gradientes de textura, tonalidad, profundidad y contraste de los objetos, al igual que anomalías en la percepción del movimiento de los objetos. Los esquizofrénicos -aparte de anormalidades en el electro-oculograma- exhiben anomalías en el electro-retinograma y en los potenciales visuales repetitivos.

LOS POTENCIALES VISUALES REPETITIVOS (PVR): Constituyen la respuesta electroencefalográfica sincronizada en frecuencia y en fase con un estímulo visual modulado a través de tiempos definidos. Los PVR se inducen por medio de estímulos repetitivos regulares con luz intermitente de diversa frecuencia e intensidad, como los que se administran durante la estimulación lumínica durante un electroencefalograma (EEG) de rutina o “flicker response”.

La diferencia con las respuestas occipitales habituales a la estimulación estroboscópica del EEG practicado en la clínica, radica en la forma en que se procesan las respuestas evocadas. Para obtener los PVR se necesita un programa de registro de EEG que cuantifique el poder de cada frecuencia electroencefalográfica cortical por unidad de tiempo, en varios electrodos contiguos y que ocurran en sincronía con el estímulo visual (epoch stimulus phase-locked frequency spectral EEG power analysis).

Los PVR sirven para identificar LA RESONANCIA OSCILATORIA CORTICAL PSICO-FISIOLOGICA A LA DISTANCIA a diferentes frecuencias, o mejor, la concentración de frecuencias de EEG moduladas por el estimulo visual (o auditivo si es el caso). La resonancia es posible gracias a la conducción eléctrica a través de gap junctions o SINAPSIS ELÉCTRICAS. Estas sinapsis milenarias proveen conducción instantánea de mensajes. Como punto comparativo: Si la transmisión a través de una sinapsis química toma 0.5 milisegundos, ¡la transmisión a través de las sinapsis eléctricas toman menos tiempo!

Los PVR son ejemplo del rescate o extracción estadística de respuestas repetitivas evocadas por un estimulo sensorial monofásico, que se encuentran sumergidas en el océano caótico que constituye “el ruido de trasfondo” o background noise formados por las ondas de EEG que ocurren en forma contínua.

Al medir sólo el EEG que ocurre en fase con el estímulo, se puede descartar la actividad irrelevante asincrónica que aunque más abundante, posee menos poder o concentración de frecuencias en el tiempo específico de análisis (sampling). La sincronía entre estímulo y EEG define el fenómeno del binding o correlación objeto-contexto y define el fenómeno de la conciencia en general, los cuales son modulados por experiencias previas pre y post-natales, de orden genético y epigenético. (Figuras 1, 2 y 3).

Ten145MarihuanaFIGURA 1: Grafica 3 D del espectro de poder o concentración de diversas frecuencias del EEG sobre época de tiempo.
La presentación grafica se puede modificar de acuerdo al protocolo investigacional y elaborar despliegues comparativos.

LOS PVR Y LA ESQUIZOFRENIA: Krishnan y asociados de la Universidad de Indiana en Bloomington, Indiana analizaron los PVR inducidas por frecuencias de estimulación entre 4 a 40 Hz. La concentración o poder del EEG occipital a frecuencias por encima de los 17 Hz se encontró disminuido en los 18 esquizofrénicos estudiados.

Esto hace pensar que individuos con esquizofrenia no copian EL RITMO VISUAL al igual que los normales y que la carencia de resonancia o sincronización cortical por lo menos en las frecuencias beta y gamma se traduce en deficiencia cognitiva adaptativa, que bien podríamos designar como “psico-comunitaria universal” o de “sentido común”. Esta función adaptativa de modalidad “arriba para abajo” (top-down) sirve para sintetizar y modular la realidad significativa individual dentro del contexto social.

LA MARIHUANA Y VULNERABILIDAD A LA PSICOSIS: La Cannabis sativa o marihuana es comúnmente empleada en los Estados Unidos como droga de recreación. Ochenta y tres millones de americanos la han usado por lo menos una vez. La mayor parte del público percibe esta droga como benigna con poderes de adicción mínimos. Verdoux y colaboradores de la Universidad Victor Segalen, de Burdeos, Francia, corroboraron en un estudio en setenta y nueve individuos lo que sospechaban algunos. Aquellos individuos con mayor vulnerabilidad o evidencia de signos sicóticos en la entrevista clínica, tales como pensamientos delusionales o de influencia foránea del pensamiento (posesión psíquica) describieron mayor numero de experiencias inesperadas o poco usuales al fumar marihuana.

Ten145MarihuanaF2FIGURA 2: Electrodos occipitales con referencia auricular contra lateral para registrar PVR.

Ten145MarihuanaF3FIGURA 3: Potencial estacionario visual repetitivo promedio concertado a 7, 12, 10 y 20 Hz.

La vulnerabilidad a la psicosis se mide por los siguientes parámetros: 1. Hostilidad percibida o “micro paranoia”) 2. Impresiones extrañas (¿está el horizonte tornándose oblicuo?) 3. Percepciones raras (¿vi a un ratón en el techo de un automóvil que pasó frente a mí? o, ¿es el sol de color azuloso?) 4. Influencia del pensamiento (mi poder mental hizo caer de su bicicleta a mi vecino). Estos elementos preclínicos se acentúan en los sujetos vulnerables con el uso de marihuana. El significado social de estos hallazgos es obvio. Individuos vulnerables que usan Cannabis, sobretodo en los años cruciales de la adolescencia cuando se va moldeando en cerebro del adulto, están a riesgo de desarrollar esquizofrenia. ¿Cuál es la psicobiología de este proceso?: Los esquizofrénicos exhiben un exceso de receptores cannabinoides en la corteza prefrontal, lo que indica que pueden ser “alérgicos” o hipersensibles a la C. sativa, o a las substancias cannabinoides endógenas del cerebro. La marihuana al igual, modifica la transmisión dopaminérgica cerebral involucrada en la patogénesis de las psicosis. De interés adicional es el hecho que los sujetos pre-sicóticos vulnerables al efecto de la marihuana (esquizotáxicos) reportan menos efectos placenteros al usar la droga (éxtasis, energía trascendente, paz extrema, sociabilidad, jocosidad pueril) que los sujetos normales. Esto ultimo niega la teoría de la automedicación con Cannabis en esquizofrenia. Por otro lado, es posible también que quien tiene la personalidad esquizotípica prefiere fumar solo (“tacosolero” en vez de “copisolero”) sin poder tomar ventaja del refuerzo social que engendra el experimentar drogas psicoto-miméticas en grupo, incluyendo al alcohol, lo cual es generalmente más placentero y genera menos culpabilidad. ¿Cuál es otro índice de vulnerabilidad? El grupo de Caspi del Instituto de Psiquiatría del King’s College en Londres encontraron que los sujetos vulnerables poseen un polimorfismo funcional del gene metil-transferasa de la catecolamina o COMT, quienes llevan el alelo valina 158, mientras que aquellos que llevan dos copias del alelo de metionina están protegidos contra descompensación.

CANNABIS Y LOS PVR: Patricia Skosnik y co-investigadores de la Universidad de Indiana en Bloomington estudiaron el efecto de la C. sativa sobre los PVR en fumadores y controles que nunca habían usado la droga anteriormente. Los PVR se obtuvieron con estimulación fótica intermitente a 18 y 25 Hz y se cuantificaron vía espectro de poder y factor sincrónico de fase. Los PVR de base o control fueron de mayor amplitud en las mujeres en las cuales la marihuana redujo su poder a la frecuencia de 18 Hz. En conclusión, la marihuana afecta la resonancia visual cortical lo que ultimadamente parece comprometer la actividad visual cognitiva. Puede ser peor en las mujeres aunque a ellas las aventaja un “cociente de inteligencia visual” superior.

ILUSION BINOCULAR INVERTIDA DE PROFUNDIDAD (IBIP): Normalmente se crea sensación de profundidad en la percepción de objetos de dos dimensiones (2 D) si se trueca la percepción visual que corresponde al ojo izquierdo al derecho y viceversa utilizando figuras digitales dispares que se observan a través de lentes especiales, o de un ESTEREOSCOPIO, lo cual establece visión pseudoscópica. La visión pseudoscópica se traduce en que objetos cóncavos se vean convexos, de ahí la ILUSIÓN de profundidad.

(Imagínese el lector que la ilusión no corregida es como ver una máscara de disfraz por detrás) Sin embargo, los sujetos normales -cuando observamos objetos que vemos con frecuencia, por ejemplo rostros humanos- INVERTIMOS la ilusión en forma que un rostro que debe verse cóncavo en circunstancias pseudoscópicas se ve CONVEXO, es decir “como debe ser” o en la forma usual si no estuviéramos viendo el rostro a través del estereoscopio. ¿Qué significado fisiológico posee la capacidad de inversión visual binocular de profundidad? Nos dice que el cerebro tiene el potencial de CORREGIR la realidad verídica visual con el propósito de que SE CONFORME A NUESTRA REALIDAD INTERIOR. De allí el dicho: “las cosas aparecen dependiendo del lente con que las miren”o “solo ves lo que te conviene”.

IBIP Y ESQUIZOFRENIA: En estados sicóticos incluyendo a la esquizofrenia, la corrección interna psíquica de la realidad externa tal como la percepción ilusa o AMBIGUA de un rostro observado a través del lente estereoscópico, es deficiente. En la psicosis no existe una interacción normal entre la percepción sensorial y el conocimiento previo del objeto. Por lo tanto, la ilusión de profundidad causada por la visión pseudoscópica de un rostro no se invierte o corrige, hasta el punto que las caras se ven convexas como son y no cóncavas COMO SON EN NUESTRO MUNDO LÓGICO ESTADÍSTICO. En otras palabras, el esquizofrénico ve y juzga en forma fidedigna, por lo menos en estos casos. Esto lo demostró el grupo investigativo de Schneider del departamento de psiquiatría de la Universidad de Hanover en Alemania. En los esquizofrénicos no trabaja EL YO CENSOR que suprime la conducta psicótica y que nos libra de las percepciones ambiguas que fragmentan la armonía de las cortezas y que impiden la noción saludable del continuo que se denomina “yo es yo”. Se puede decir que si no fuera así, seriamos todos sicóticos en el estado salvaje o natural, hasta el punto que casi nos comportaríamos como niños adultos, a no ser por el censor ego sintético y ego sintónico que tenemos incorporado dentro del psique.

IBIP Y MARIHUANA: Lo que le ocurre a los esquizofrénicos le ocurre igual a los fumadores consuetudinarios de la sativa y por añadidura a personas deprivadas de sueño y a alcohólicos con síndrome de abstinencia. Sólo los compuestos canabinoides psicotrópicos facilitan la reducción de la IBIP.

SINCRONIZACION CORTICAL, MARIHUANA Y ESQUIZOTIPIA: Como lo expresé anteriormente, la resonancia cortical post-estímulo es anormal en esquizofrenia y radica en la ausencia del componente posterior occipital en la banda gamma del EEG, evocado por estímulos visuales tipo GESTALT. El componente anterior a esta respuesta es anormal con carencia de coherencia de fase en el EEG. A su vez, los fumadores usuales de marihuana exhiben menos poder en la frecuencia de 20 Hz. Este hallazgo se correlaciona con la presencia de características esquizotípicas en los fumadores, las cuales se cuantifican empleando el “cuestionario clínico para la personalidad esquizotípica”. La pregunta que se formula es: ¿es la marihuana en general esquizogénica o lo es sólo en la esquizotaxia, es decir en aquellos con vulnerabilidad a la psicosis crónica?

CONCLUSION: Al final de cuentas, aparentemente los esquizofrénicos ven la realidad desnuda, cruda, verídica y horrorífica mientras que nosotros los “normales” somos realmente los “locos pero no bobos” que ADULTERAMOS la realidad externa con la estrategia “de arriba a abajo”, para que ella se conforme a nuestros cánones internos y para que podamos seguir tal vez, sin experimentar culpabilidad alguna, ¡disfrutando del RESVERATROL LÍQUIDO (léase vino rojo) en dosis masivas!

Daniel Jácome Roca, MD Profesor Asociado Clínico de Neurología Miami & Darmouth

1. Verdoux H, et al: Effects of cannabis and psychosis vulnerability in daily life: an experience sampling test study. Psychological Medicine 33: 23-32, 2003.
2. Krishnan GP, et al: Steady state visual evoked potential abnormalities in schizophrenia. Clinical Neurophysiology 116: 614-624, 2005.
3. Skosnik PD, et al: The effect of cannabis use and gender on the visual steady state evoked potential. Clinical Neurophysiology 117: 144-156, 2006.
4. Semple DM, et al: Reduced binocular depth inversion in regular cannabis users.
Pharmacology, Biochemistry and Behavior 75; 789-793, 2003.
5. Caspi A, et al: Moderation of the effects of adolescent-onset cannabis use on adult psychosis by a functional polymorphism in the catechol-o-methyltransferase gene: longitudinal evidence of a gene X environment interaction. Biol Psychiatry 15: 1117-1127, 2005.
6. Schneider U, et al: Reduced binocular depth perception in schizophrenic patients.
Schizophrenia Research 53: 101-108, 2002.
7. Skosnik PD, et al: Psychophysiological evidence of altered neural synchronization in cannabis use: relationship to schyzotypy. Am J Psychiatry 163: 1798-1805, 2006.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!