Infecciones Profundas de Cabeza y Cuello

Infecciones de Cabeza y Cuello

Caracas. Las infecciones profundas de cabeza y cuello tienen a la cavidad oral como principal puerta de entrada, siendo el origen dentario su principal etiología –seguido de las infecciones naso-sinusales- afirmaron los otorrinos Aura Marina Díaz de Palacios, MD*; Peter Baptista, MD y colaboradores del Hospital Universitario de la Universidad Central de Venezuela. El estudio –realizado sobre un periodo de ocho años- analizó retrospectivamente la evolución de doscientos setenta y ocho pacientes, de los cuales ciento cincuenta y cinco fueron hombres. Ciento sesenta y ocho enfermos drenaron espontáneamente o necesitaron drenaje quirúrgico. La clindamicina fue el antibiótico más usado, seguido por la penicilina a dosis anti-anaerobias y en tercer lugar la oxacilina (Acta de Otorrinolaringología & Cirugía de Cabeza y Cuello, 2003. 31 (No.2).

tensiometro42-fig2

tensiometro42-fig3Aunque los actuales avances en profilaxis dental y desarrollo de nuevos antibióticos han disminuido su incidencia en los últimos cincuenta años, actualmente su incidencia esta nuevamente ocupando un puesto preocupante en países en vías de desarrollo. Su diagnóstico y tratamiento precoz son de gran importancia una vez instalada la infección, ya que la diseminación a estructuras vecinas y órganos vitales puede generar graves consecuencias e incluso la muerte. Esta se genera por la colonización de agentes patógenos a los espacios Inter.-aponeuróticos (espacios latero-faríngeos, sub-mandibulares, parotídeos, retro-faríngeos) y óseos (órbita y bóveda craneana) que provienen de infecciones de órganos y estructuras más superficiales de la cabeza y del cuello.

Los síntomas más comunes son los signos de dolor y flogosis local, trismos y fiebre. La fórmula y el conteo de leucocitos no constituyen un factor pronóstico ni relevante en el seguimiento de estas enfermedades. Es común que el tratamiento definitivo sea el drenaje quirúrgico, pero sólo el tratamiento médico puede ser tan exitoso como el anterior. La clindamicina, la penicilina a dosis anti-anaerobias, y la asociación de antibióticos como la penicilina y el cloranfenicol, resultan de gran utilidad para el tratamiento dirigido a la flora mixta, responsable de la mayoría de estos procesos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!