Fumando Espero…

tensiometro-virtual

Santiago. Un estudio realizado en más de veinte mil funcionarios del sistema público de salud de Chile, incluyendo todas las profesiones y estamentos, permite constatar que son tan fumadores como la población general, con un patrón de consumo similar. Los médicos, en cambio, fuman en menor porcentaje aunque aún en niveles altos considerando el rol de modeladores sociales que les corresponde. Sobre todo si se considera que los médicos no fumadores han demostrado más interés en realizar actividades de consejería y cesación tabáquica, que sus colegas fumadores. De un universo de 36.000 sujetos se obtuvieron 20.759 encuestas que provinieron de 378 establecimientos del Sistema Nacional de Servicios de Salud y consultorios municipalizados.

Sergio Bello y colaboradores afirman que este estudio mostró una alta aceptación a la implementación de ambientes libres del humo de tabaco en los lugares de trabajo, en toda la población encuestada (89,5%), incluso si consideramos sólo a los fumadores (78,1%), lo cual ha facilitado que la política de ambientes libres del humo de tabaco en los establecimientos de salud, se esté implementando en todo el país, en forma participativa e integradora de los diferentes estamentos, y de fumadores y no fumadores (Revista Médica de Chile 2004; 132: 223-232). Según actividad, los más fumadores fueron los periodistas y guardias, con prevalencias que superan el 50%. Los menos fumadores fueron los médicos, educadores, nutricionistas y profesionales asociados a la rehabilitación (kinesiólogos, fonoaudiólogos y terapeutas ocupacionales). Los médicos fuman significativamente menos que otros profesionales de la salud y que funcionarios administrativos o de servicio.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!